¿Por qué en los atentados nunca mueren políticos?

agentes

No creo mucho en eso que llaman la Gran Conspiración: que una élite domine el mundo, suena así un poco como ciencia ficción, pero la verdad es que resulta cuando menos extraño que el 99% de los atentados islamistas vayan siempre contra la población y nunca se vean envueltos políticos ni dirigentes mundiales.

Se suele alegar que crea más impacto, más sufrimiento si las víctimas son civiles, posiblemente; pero si lo que los terroristas buscan es eso, impacto, como hacen con los aviones, tienen instituciones internacionales y parlamentos de sobra para hacerlos volar por los aires (que resulta bastante más sencillo que poner una bomba en una aeronave) y con esto no quiero animarlos a que lo hagan, ni mucho menos, repito, ni mucho menos, es simplemente un pensamiento y una realidad que constato día a día.

Uno llega a creer que el terrorismo forma parte del sistema, que en la actualidad invadir un país no es tan fácil como antes por la presión pública que ello supone con la globalización y que es más efectiva y barata la “guerra controlada”; o sea, los actos terroristas.

Y con estos actos, cuando se dirigen hacia los ciudadanos, se crea el “negocio del miedo” a nivel mundial (más funcionarios con armas que hay fabricar y vender, más sistemas de vigilancia en cientos de miles de instituciones que también es necesario comercializar… etc), pero quizás lo que es más importante es que de esta forma, con el miedo, se controla más al ciudadano de a pie (menos libertades) y así resulta más fácil manipularlo. Y se manipula para que no piense, para que una élite política haga lo que le venga en gana mientras el resto del mundo somos sus esclavos, solo robots que trabajan y no preguntan ni se cuestionan nada.

Y en esta tarea hacia que el ciudadano sea un autómata, hay medidas que en principio no parecen importantes pero que son significativas, como por ejemplo que en España hayan retirado la asignatura de Filosofía. Parece una tontería, pero la Filosofía es pensar, plantearse la realidad en la que vives y poner en tela de juicio axiomas, afirmaciones que para la élite son inamovibles y que las perpetúan solo pensando en sus intereses, como es el caso, por decir una, la de «no a la violencia».

Una premisa que luego se echa por tierra cuando se dice invadir una nación para robar sus recursos naturales, y entonces, tras una propaganda de falsedades (caso de Irak y las armas de destrucción masiva) los países firman un acuerdo y actúan al amparo de lo que cínicamente denominan «defensa activa».

Y si ya resulta extraño que nunca entre las víctimas haya políticos ni dirigentes, más los es comprobar cómo el terrorismo actúa por temporadas, con meses de gran actividad y otros en los que no pasa nada, como si alguien los mandara intervenir en función de oscuros intereses.

Lo dicho, solo son pensamientos, pero cada vez resulta más difícil de creer que no formen parte del sistema, de algo estructurado y organizado y que a base de propaganda nos quieran hacer creer que hay personas que de repente actúan así porque sí contra el mundo.
…….

Publicado en misterios | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 4 comentarios

Niza, el cinismo europeo y mundial

niza

Es un tema delicado tratar sobre lo que está ocurriendo con los últimos atentados en Francia y en otras partes del mundo, y desde luego que es indefendible desde cualquier punto de vista lo sucedido en Niza: una auténtica salvajada, repito, una auténtica salvajada; pero hay que dejarse de cinismos y que nos hagan creer que hay buenos y malos.

Cuando a los países los destruyes para quitarles sus riquezas, bien sea el oro, el petróleo o los diamantes y los dejas en la más auténtica de las miserias, muriéndose la población de hambre ¿qué esperas si aún encima negocias con ellos para venderles todo tipo de armas? ¿es que no saben las instituciones mundiales, como la ONU, qué países son los que trafican con ellas y llegan a mano de esos descerebrados que son los yihadistas?

Y bajo la disculpa de crearles una democracia, que es lo que menos les importa a las naciones desarrolladas, se aprovechan de ellos hasta que al final, y especialmente ahora, con la globalización e Internet, la gente estalla porque se da cuenta de la explotación a la que son sometidos. ¿La respuesta? Niza y lo que vendrá.

Es lo que tenemos, el auténtico cinismo de unos dirigentes podridos que manipulan a la sociedad a su antojo en beneficio de una minoría y que tienen medios suficientes y tecnología para evitar el hambre y las guerras si no las provocan vendiendo armas.

Pero la cruda realidad es que los intereses están por encima de todo, cuando la sociedad mundial lo único que quiere es vivir en paz y tener lo que tienen hasta los animales: una guarida y alimentos para su crías, en nuestro caso un techo y poder comer. Vivir, solo eso, vivir.

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

La AP-9, jugando con la vida de los gallegos

audasa

Que Franco no hizo nada por Galicia es bien sabido; bueno sí, hizo un gran negocio, que los gallegos tuviéramos que emigrar (mientras se invertía en el País Vasco y Cataluña) para así obtener remesas de dinero a costa de la desgracia y sufrimiento que supuso alejarse de su tierra y separarse de sus familias; pero en tiempos democráticos, personajillos como Felipe González, andaluz él, así como quien no quiere la cosa construyó una red de autovías por toda Andalucía.

Como siempre, Galicia no solamente quedó al margen, sino que en la única conexión directa norte-sur (Ferrol-Tui) y otros ramales, se hicieron de peaje, beneficiándose de ellos empresas privada dirigidas por los de siempre, con el agravante actual de aumentar el número de radares en las vías convencionales.

No se trata ya de un problema de ir más o menos rápido de una ciudad a otra; ni una cuestión de comodidad, no; se trata de nuestras vidas, la vida de los gallegos, pues en el 2015 fallecieron 91 personas y se registraron cientos de heridos en las carreteras convencionales cuando más del 90% de esta sangría se podría haberse evitado si, como sucede en Andalucía, se circulara por una autovía.

Y ahora, de este drama, de esta desgracia, un fondo de inversiones pretende hacerse con la AP-9, que lleva 22 años con beneficios ¿Para qué?, para seguir exprimiendo y aprovechándose de los gallegos, de aquellos que pueden ir por la autopista porque los otros, los que fallecen y los cientos de heridos solamente son para el Gobierno un número reflejado en las estadísticas.

¿Y luego hablan de seguridad vial estos impresentables?, ¿de cursos de concienciación de los conductores? Pues la única seguridad y concienciación es que todos los partidos políticos representados en el Parlamento Gallego se unan para reconvertir la única vía de comunicación norte-sur que hay en Galicia en una autovía, de lo contrario, ya sabemos de quien es la responsabilidad el número de muertos.

Publicado en galicia | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | 8 comentarios

Vaya película esa que llaman «rebajas»

 Yo de verdad que la alegría que tiene el personal con la rebajas no la entiendo mucho; bueno, la entiendo en un primer momento, que hasta ahí llego, pero solo dura tres segundos, porque después, cuando recapacitas, no.

Yo cuando entro en unos grandes almacenes y veo que en la etiqueta de, por ejemplo, un pantalón, pone «antes treinta euros, ahora quince» me da ganas de ir corriendo al responsable de la tienda y decirle: «Mire buen hombre, yo de economía sé lo justo, pero sé que aquí pone quince euros, y con quince euros ustedes ganan, entonces… ¿cuánto me robaban cuando estaba a treinta?». Y acto seguido, porque si no hay acto seguido, para qué vas a hablar con el corbatas, preguntarle «¿Me podría decir cuando acaban las rebajas; es decir, cuándo me vuelven a robar?».

Y claro, yo me siento raro, porque entre las miles y miles y miles de personas que están comprando a mi alrededor, todas están supercontentas, con una sonrisa de oreja a oreja menos yo, que le doy vueltas y más vueltas cavilando en lo que me habrán robado cuando en invierno se me ocurrió comprar un jersey que realmente necesitar pues no lo necesitaba.

Y cuando me ocurre esto, pues como que el mundo se detiene, veo a la gente a toda velocidad yendo de un lado a otro, de estantería en estantería, cogiendo cosas y más cosas, con las perchas que a punto están de clavártelas en un ojo, y oyendo frases como «pues ayer que fue el primer día, llegué a la seis de la mañana porque abría a las nueve».

Y es que esto de levantarse pronto, estar varias horas para saber lo que te roban… pues que me supera, porque para eso, te levantas cuando quieras y cualquier día y vas a tu banco y ya está, que son tal de lo mismo.

Pero es que además este pensamiento que siempre me viene cuando llegan las rebajas, no es solo de un momento, de un instante, sino que me persigue prácticamente todo el verano porque al cabo de quince días, en el mismo comercio, a la misma hora y el mismo pantalón lo han rebajado a doce euros, con lo cual (como siguen ganando) me da una ganas de entrar ya a saco paco con un kalashnikov, atrincherarme en los probadores y esperar al corbatas.

Y a la semana… en el escaparate, unos letreros que ocupan casi toda la calle, y a mí que se me saltan los ojos y que cuatro cócteles molotov hasta me parecen pocos: «¡¡Terceras rebajaaaaasss!!!, ¡¡¡Oportunidades!!!» y el condenado pantalón que está ¡¡¡a dieezzz, solo a dieeezzzz eurosss!!!

Total, que esto que empieza a finales de junio, pues en julio ya tirando agosto que el pantalón va por ocho euros, y para no desquiciarme, pues decido no volver a entrar ya más en el megacomercio, olvidarme de todo y disfrutar de esta época del año.

Aunque no lo puedo evitar, cuando paso por otro mastodóntico almacén y ya van por las cuartas y quintas rebajas, hasta pienso: «A ver si ahora el pantalón, ya no solo lo regalan, sino que incluso te dan dinero…», pero ni aun así voy, no vaya a ser que el pantalón de marras vaya por un euro, me entre un arrebato y, te lo juro, que yo solo con un kalashnikov, cinco pares de cócteles molotov y una docena de granadas… pues que no puedo, imposible, que es mucho peso, que si no…

Publicado en economía | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

El verano y las urbanizaciones, vaya movida

Esto del verano es de loco. Mira que tienes todo el año, pero todo, que son mogollón de meses, de días ni te cuento, y de horas… horas todas las del  mundo, pues llega esta época estival-festival y todo el personal quiere que vayas a su casa y, en concreto, a su urbanización. No te invitan el resto del año ni para un café y llegan estas fechas y ni que en vez de una casa tuvieran una barraca de ferias. ¡¡¡Pasen, pasen, pasen y veaaaaannn!!!  ¡¡¡la casa de los Guillermez, pasen, paseeeen!!!

Vamos a ver; yo no he recorrido todas las urbanizaciones de España para escribir este artículo, pero estoy seguro de que con las que he visitado son suficientes para saber cómo son y, si me apuras, para hacerme agente inmobiliario porque me han enseñado de todo: el tipo de suelo, de ventanas, de techos, de calefacciones, de garajes, de aislamiento, de sistemas de seguridad, de cierres…

Y en todas hay una cosa que no falla: todas, absolutamente todas están a quince minutos de la ciudad. Ni media hora ni veinte minutos, quince. Te acuerdas de aquella canción tan antigua del Dúo Dinámico que decía: «♫♫♫ Quince/ años / tiene mi amooor / Quince / años / tiene mi amooor ♫♫♫». Pues eso. Quince

Yo, que vivo en A Coruña, un día fui a una que llegó un momento que  apunto estuve de decir: «y por qué no vamos ya hasta Gijón… total», pero me contuve aunque no sé muy bien porqué, ya que la verdad es que hacía tanto tiempo que no visitaba Asturias y no tomaba sidra…

A mí las urbanizaciones nunca me atrajeron, nunca les encontré yo un punto a eso de vivir en una especie de barricada. Además, pensaba que en las urbanizaciones, al vivir así en plan tribu, con cercas, pinchos y alambradas, pues que la gente se conocía, que hacían unas fiestas del copón entre ellos y que no querían que participara gente de fuera por eso de la intimidad; pero descubrí que no, que ni encerrando a la gente se quiere conocer.

¿Y cómo lo averigüé? Pues un día que fui a una y cuando mi amigo decidió pasear al perro…. bueno bueno con la caminata, nunca tal susto viví. Fue dar el can cuatro pasos y allí ser armó la de dios es cristo: una jauría, unos ladridos, unos arrebatos bestiales de los canes lanzándose a dentelladas contras las vallas de los chalés… y claro, si no se conocen ni los perros, que lo normal es que se empaten salvo excepciones, ¿cómo se van a conocer los propietarios? Imposible.

Pues después de dar una vuelta por la urbanización hablando a gritos entre aullidos y gruñidos, finalmente regresamos a su casa, que por mi podía ir a cualquier otra, con tal de no estar en la calle… con aquella animalada… lo que fuera.

Pues yo pensaba que mi amigo iba a hablarme de lo que acabábamos de vivir, porque te lo juro que no sé por qué la gente va de safari al Serengueti para vivir experiencias fuertes, pero no, de repente me dijo: «Aquí se vive una tranquilidad…». Y claro, cuando dijo eso pensé: «Aquí… ¿aquí dónde?, será ahí en el sillón ¿no? porque lo que es afuera…». Y me quedé callado, dije que sí por eso de mejor que decir no; pero de verdad que me daba unas ganas de preguntar si en la urbanización tenían como vecino a Angel Cristo…
…….

Si quieres comprar mi último libro Relatos de absurdo contenido (11.99) o descargarlo (7,99) (pincha aquí) y también en las siguientes librerías: A Coruña Arenas 981 22 24 42 / Lugo, Biblos 982 22 42 01 / Ourense Tanco 988 232 331 / Pontevedra, Cronopios 986 10 34 44 / Vigo, Librouro 986 22 63 17 / Santiago, Follas Novas 981 59 44 06 / Ferrol, Central librería 981 35 09 56 / Betanzos. Biblos 981771 816

Publicado en vacaciones | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Una ciudad indestructible, eso creo

 Esto de la desaparición de los pueblos pues es como lo de los dinosaurios, de repente, por una causa ajena a tu voluntad, se monta una liada de no te mees en la estratosfera… y a tomar viento el diplodocus, el tiranosaurio rex, el braquiosaurio, toda su parentela y algún afectado por un ERE.

Y eso puede ocurrir en muchas ciudades del mundo, desde Siberia hasta Burkina Faso, menos en Ferrol; en Ferrol, no; en Girona… sí; en Guadalajara… también; en Johannesburgo… tal vez, pero en Ferrol… imposible.

Un pueblo puede desaparecer por muchas razones. Por ejemplo: una villa de Castilla, de doscientos habitantes, pues va a uno, le toca un viaje a Galicia en uno de esos sorteos de rasca y gana… viene a esta esquina verde, descubre que con una barquita, una red y paciencia puedes pescar y comer… pues llega al pueblo, les explica que eso de partirse el lomo con una azada para tres girasoles no es plan, y ¡hala!,  todos a Galicia. Cogen de enseres, los meten en los coches, en carromatos o colgados de la chepa y allí ni no que ni dios. Conclusión, pueblo desparecido.

Otra causa… pues el frío. Empiezan a bajar las temperaturas de diecisiete a diez grados y caen incluso de vez en cuando unos copitos de nieve… pues la gente se lo toma en plan «mira qué curioso» o «hacía tiempo que…». Que bajan a menos tres grados… pues ya empieza el personal a tiritar de frío y con conversaciones de «y sí…», «a lo mejor…».

Pues justo eso de a lo mejor, no, más bien a lo peor, porque pasada una semana llega el tinglado a menos veinte, unos días después a menos treinta, se quedan allí pajaritos y solo valen para trocearlos y hacer cubitos para gin-tónics. Ni rastro de vida.

Y lo mismo puede pasar lo contrario, que de diecisiete grados se pase a veinticinco  y la gente, que se ponía un jersey a medianoche, pues salga en manga corta; que luego se llega a los treinta… pues a tomar aguas y refrescos a lo bestia, que llega a los cuarenta… entonces ya hay tiros por un botellín y, una semana después, ni con protección 18.500 queda allí un ser vivo considerado como tal.

Pues todo esto y más, pero muchos más, incluso maremotos, terremotos e invasión de alienígenas podrían llevarse por delante Ferrol; imposible,  nunca, porque un pueblo, una ciudad que empieza por FE, no hay dios que acabe con ella. Eso creo.
…..

Si quieres comprar mi último libro Relatos de absurdo contenido (11.99) o descargarlo (7,99) (pincha aquí) y también en las siguientes librerías: A Coruña Arenas 981 22 24 42 / Lugo, Biblos 982 22 42 01 / Ourense Tanco 988 232 331 / Pontevedra, Cronopios 986 10 34 44 / Vigo, Librouro 986 22 63 17 / Santiago, Follas Novas 981 59 44 06 / Ferrol, Central librería 981 35 09 56 / Betanzos. Biblos 981771 816

Publicado en Comunicación, misterios | Etiquetado , , , , , , , , , | 2 comentarios

Rozando la inmortalidad, logré otra hazaña

Para comprar o descargar mi último libro “Relatos de absurdo contenido” pincha aquí

Portada (5)

Yo comprendo que lo de Edison y la bombillita esa tiene su mérito, relativo, pero lo tiene, igual que Marconi y la Radio. No lo niego, pero estos chavales, sinceramente, no creo que lleguen a mi altura en lo que se refiere a proezas que marcan y marcarán la Historia Contemporánea y el devenir de los tiempos.

Y es que, y no me duelen prendas, yo, Manuel Guisande, son ya cuatro las gestas conseguidas, a saber: pelar un huevo cocido con cuchillo y tenedor, que se requiere una destreza fuera de lo normal; superar a Felix Baumgartner, que se tiró desde una altura de 39.045 metros, lo que es incomparable con lo mío, que fue escribir un artículo sin respirar, sin oxígeno y sin sherpas, para lo que precisé varios años de agotador entrenamiento; y, por último, en vez de arrancar la lechuga, la cebolla y el tomate de la huerta para llevar a la mesa… ir con el vinagre, el aceite y la sal a la zona verde y tomar allí in situ una ensalada. Impresionante estas hombradas se miren por donde se miren.

¿Y cuál ha sido mi última hazaña? Ocurrió ayer, justo ayer a las nueve y cinco minutos (GMT) ni uno más ni uno menos. A esa hora, después de una buena ducha me dispuse a afeitarme. Así que cogí la espuma, me la eché en la cara, y con la maquinilla empecé a rasurarme.

Fue solamente bajar el artilugio manual por un lado y sentí un placer, pero de tal magnitud que resultaba difícil de asimilar. Entonces limpié parte del vaho del espejo y comprobé que seguía teniendo pelillos en el rostro e inmediatamente miré la maquinilla y… en efecto, me había olvidado de quitar la funda de la cuchilla.

Hasta aquí normal, digamos que fue un despiste; por lo que retiré el plastiquillo y me afeité como siempre. Y aquí amigos míos, para los que estamos hechos de otra pasta, viene lo que marca un antes y un después de la Humanidad  y que lo pueden hacer también las mujeres porque creo que en situaciones límite se afeitan las piernas.

Tras estar perfectamente rasurado pensé: Si con barba de tres días en la cara disfrute tanto ¿cómo será la sensación perfectamente trasquilado? Así que entonces cogí otra vez la espuma, me la eché en la cara, puse el protector al aparato cortante y… es que me emociono y perdonad si hay alguna falta hortografia en el testo, fue algo indescriptible.

Bajé el aparatillo  por la piel a toda velocidad, desde la mejilla izquierda a la derecha pasando por la barbilla y haciendo un giro hacia arriba (como el logo de nike) y fue el éxtasis total. ¡Qué gustazoooo!.

Entonces, ya más tranquilo, pensé en los hombres que realmente han hecho historia y qué relación podría haber entre ellos y solamente encontré dos: Cristóbal Colón y Manuel Guisande porque a ambos nos une algo que es como una señal del más allá, un designio de Dios.

Cristobalín descubrió América en 1492; yo esta epopeya la hice ayer, en el 2016 ¿Y hay algo en común? ¡Vamos que si lo hay! Mirad: el 2016, el 2 significa eso, que somos 2, Colón y yo; y el 16, del año 2016, está más que claro, si sumas los dígitos de la fecha del descubrimiento, 1492, te da 16. Increíble. Colón, yo, y nadie más. Es que lo sabía.

…………….

 Para comprar o descargar mi último libro  “Relatos de absurdo contenido” pincha aquí
Portada (5)

Publicado en misterios | Etiquetado , , , , , , , , | 4 comentarios