La «gallegada» de Puchiño – Puigdemont

puig

No tengo la menor duda, Puigdemont (en adelante Puchiño) es gallego. Y es gallego porque solo un gallego, un gallego auténtico, es capaz, antes una disyuntiva de sí o no, sacarse una teoría tan alucinante como esta en la que el personal no es que no sepa si sube o baja, es que no sabe ni donde está: si en una autonomía, en una República, si fuera de España, dentro, o pertenece al sureste de Manchuria. Vamos, que esto lo hace Puchiño en 1914 y deja a Einstein y su relatividad a la altura del betún.

Un crac el Puchiño este; bueno un crac menos para los cientos de periodistas extranjeros que ayer en el Parlament debieron de alucinar cuando tras la declaración, al preguntar a los colegas patrios, estos… pues para unos que sí y para otros que no. Y supongo que se quedarían con eso de Spain is different, pero tanto…

Y es que el asunto es mucho. Ya ves; vienes con las cámaras desde China, Japón, Noruega o Finlandia, esperas no sé cuantas ahora, grabas y grabas y al final… pues una gallegada del copón, ni sí, ni no, ni todo lo contrario y como en este caso no vale la foto finish… pues depende.

Y en el fondo, esta decisión no decisión pues está genial, ya que yo, que soy gallego, lo primero que deduzco es la importancia e influencia que la colectividad galaica tiene en Cataluña, por lo que no me extrañaría que en cosa de seis o siete años, como mucho, pues el Honorable termine siendo uno que nació en Coristanco, Arzúa o Boqueixón, aunque espero que menos revirado, que los gallegos gallegos somos muy nobles y este nos salió….

Es decir; que tenemos un futuro prometedor, que al final la emigración va a dar sus frutos, que no hay mal que cien años dure. Joé lo que sabía mi abuela sin moverse de la mesa camilla y con el brasero en plan Altos Hornos….

Y esto es lo que deduzco, como se suele decir, a vuela pluma, y no entro en las intimidades y detalles de Puchiño, especialmente sobre su pelo – casco, que me tiene frito desde hace meses; pero si me dicen que en la intimidad, antes de acostarse, por el pasillo de su casa baila la muiñeira… me lo creo, aunque eso sí, el pijama… me da que a rayas, para ir mentalizándose.

…………………

Mi último libro “¿Cómo somos los gallegos?, depende” Premio Fernando Arenas Quintela  de Literatura y Ensayo 2017

Lo puedes adquirir en: Librerías: Arenas, Couceiro, Avir, Lume, Cascanueces, Inoa y Sisarga (A Coruña); Biblos (Betanzos); Follas Novas, Ler y Gallaecia (Santiago); Trama y La Voz de la Verdad (Lugo); Central librera (Ferrol); Librouro (Vigo), Cronopios y Metáfora (Pontevedra); Porta da Vila (Viveiro). Próximamente en Pontevedra, Ourense, Sanxenxo, Cangas, y Foz

FOTO SOLO PORTADA GALLEGOS

Anuncios
Publicado en politica, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | 15 comentarios

¿El futuro de Junqueras?, con Faemino y Cansado

fd

Yo cada vez que veo a Junqueras junto a Puchiño – Puigdemont pelo casco siempre esbozo una sonrisa, no lo puedo evitar; y me da lo mismo que hable catalán, castellano gallego o el mangululú si es que existe, es verlo… y me alegra el día.

Para mí, Llunkeras (fonéticamente hablando) tiene más futuro con Faemino y Cansado que con pelo casco, porque ahí como lo ves es el surrealismo puro cuando habla, una fuente inagotable del más allá, que lo mismo le valdría para actuar de monologuista en escenarios de toda Europa menos España, que ser fuente de inspiración para escritores, actores o amantes del mimo. Un crac D. Oriol.

Cierto es que físicamente Junqueriñas no es el tipo más agraciado del mundo; pero su no belleza la suple con su bondad en la forma de expresarse, de comunicarse, y lo hace con tal candidez que, si no fuera porque debe de comer que ni te cuento,  te da ganas de adoptarlo. ¡¡ Qué historias de niños senegaleses, chinitos o vietnamitas…!!.

Tú pones a un Junqueras en tu vida, y fijo que te hace feliz. Él no se inmutará, ni pestañeará, ni se reirá y seguirá con esa mirada como quien busca otro planeta, pero tú… joé tú… otra cosa no pero lo que es reírte…

Y es que para Junqueras nunca pasa nada grave en ningún sitio y menos en Cataluña. Que se van las empresas más importantes…. pues dice tranquilamente: «ya volverán», y hasta me juego una letra del teclado que en el fondo piensa «pues el kiosco donde compro las pipas no se ha ido», y si se fuera el kiosco cavilaría «como ya dejé de tomar chuches…». Conclusión, nun-ca-pa-sa-na-da, na-da.

Junqueriñas es, como te diría yo, como un osito de peluche que da ganas de abrazarlo porque lo ves así como indefenso, que no se entera de nada y que está ahí con el tinglado de la independencia de Cataluña como podía haber estado en el Valle de los Faraones con un pincelito buscando una tumba o recogiendo remolacha en Valladolid y preguntándose durante horas sentado en una piedra que por qué la remolacha es de color granate o el pepinillo verde.

Junqueriñas,  aunque él no lo sabe, es un filósofo de mente nebulosa, de pensamiento disperso, de conceptos diluyentes y realidades etéreas,  y como va a piñón fijo, preguntes lo que preguntes igual te habla de las líneas de Nazca o por qué los melocotones tienen hueso.

Él todo lo ven bien, hasta el punto de que si le comentan que lo más perjudicial para Cataluña es que se aplique el mañido artículo 155, estoy seguro que pensaría: «Pues si el 155 es tan perjudicial…. antes está el 154, el 153  el 152 o el 131». Y si me apuras hasta se preguntará: «¿Y por qué no empiezan por el uno?».

Y es que D. Oriol, independientemente de todo (excepto de los jueces) pues que te es así, confuso y difuso, volátil, como gaseoso, pero que el futuro lo tiene con con Faemino y Cansado y no con Puchiño-Puigdemont pelo casco… eso bien lo sabe hasta la CUP.

……………………..

Artículo relacionado
La gallegada de Puchiño – Puigdemont

Mi último libro “¿Cómo somos los gallegos?, depende” Premio Fernando Arenas Quintela  de Literatura y Ensayo 2017

Lo puedes adquirir en: Arenas, Couceiro, Avir, Lume, Cascanueces, Inoa y Sisarga (A Coruña); Biblos (Betanzos); Follas Novas, Ler y Gallaecia (Santiago); Trama y La Voz de la Verdad (Lugo); Central librera (Ferrol); Librouro (Vigo), Cronopios y Metáfora (Pontevedra); Porta da Vila (Viveiro). Próximamente en Pontevedra, Ourense, Sanxenxo, Cangas, y Foz

FOTO SOLO PORTADA GALLEGOS

Publicado en politica, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Independencia para qué? ¿para hacer a los catalanes ricos más ricos?

Mucha gente en toda España busca comida en las basuras de los supermercados

Salir a la calle para exigir un referendo o reclamar la independencia, tal como está este país, con un 20% de la población en el umbral de la pobreza ( el 19% en Cataluña),  me parece una frivolidad, más propio de señoritingos adinerados (parlamentarios) que no tienen otra cosa que hacer, que de representantes de la ciudadanía.

Bueno, sí, arengar a la tropa para montar su castillito y que nada cambie o que cambie para ellos, y en vez de ganar 6.500 euros netos al mes, igual llegan a los 10.000, como podrán hacer lo que quieran… joé con los antisistemas, que unos cantan Els Segadors y los de siempre con sus manos cogen la hoz.

Es lo malo que tiene este comecocos radical, ya que si con la independencia se acabara con los pujols y comparsa, terminaran en la cárcel, devolvieran lo robado y se crearan más empleos con sueldos decentes, pues igual el asunto tendría su sentido; pero dudo mucho que eso ocurra fuera de la EU y bastante más que  las élites catalanas perdieran su poder, siempre habría un indulto por «amor» a la patria.

Si a mí me dijeran que saliera a la calle para una manifestación de todo el país para exigir una vida digna, dejar de ser esclavos y obligar a los monigotes / presidentes que pone la Banca para que supieran que así no se puede seguir y que cambian o los cambiamos, pues lo haría y, luego, lo del referendo… pues es cuestión de hablarlo y hasta me enfundaría en una estelada o lo que haga falta.

Si eso ocurriese, me da que no se llegaría a estos extremos porque con el estómago lleno, un trabajo o subsidio decente, poder alimentar a tus hijos y no estar temeroso de que un día llamen a la puerta para echarte de casa, las cosas se ven de otra forma, pero de muy distinta forma. 

Por eso es una pena que se salga a la calle por el derecho a votar, al referendo, a la independencia o a tomar cacahuetes y no porque haya casi quince millones de personas rozando la pobreza.

Pero no hay que olvidar, por mucho que alguien pueda ver las cosas de otra forma con la independencia, los de siempre, en Cataluña, Albacete o Sebastopol siempre seguirán viéndolo bastante mejor. Supongo que será una cuestión de generaciones y de sensibilidad para que las cosas cambien, quizás algún día, cuando desde que nazcamos comprendamos y tengamos marcado a fuego en nuestro ADN lo efímera que es nuestra existencia.

…………………….
Otros artículos similares:

Ser independentista es ser racista, pero de otra forma

¿El problema?, un gobierno central de inútiles y una juventud adoctrinada

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿El problema?, un gobierno central de inútiles y una juventud adoctrinada

No voy a entrar en el hecho legal que para una reforma del estatuto catalán se precisan 2/3 de la Cámara del Parlamento y que un referéndum de independencia lo hagan con mayoría simple; ni que quienes lo exigen representan a menos ciudadanos aunque tengan más parlamentarios; y tampoco en que, a lo mejor, el trasfondo de toda esta historia de la independencia es un indulto para todas esas élites catalanas que han robado desde tiempo inmemorial.

El problema que ahora vive Cataluña está en el pasotismo interesado de todos los partidos que han gobernado España desde la muerte de Franco, dejando que una parte de este país, Cataluña, haya adoctrinado durante años y años a los niños (ahora adultos) en el odio a España (como se puede ver en este vídeo, que es para alucinar) porque lo importante era asegurar los votos de los no nacionalistas.

Esto es lo que han conseguido estos gobernantes de pacotilla a los que solo les preocupa mantener su estatus (¿alguien cree que Junqueras y Puigdemont van a ir a la cárcel?), a otros muchos llenar sus bolsillos y seguir con este paripé democrático ejemplarizado en el PP-PSOE durante décadas, mientras tú yo trabajamos para estos gualtrapas.

Pero esta dejadez no es nada es extraña; es lo que hacen los mediocres, dejar pasar las cosas sin intervenir, sin actuar, porque no tienen concepto de Estado y sí de una banda en beneficio de sus propios intereses; porque si lo tuvieran, si sintieran los que es un país y lo sirvieran, desde el primer momento en que un niño no puede prácticamente estudiar en castellano en Cataluña tomarían medidas para que quien quieran aprender en la lengua que sea pueda hacerlo, y lo mismo cuando a alguien se le sanciona por poner en su local un letrero en castellano y no en catalán. Es decir, cumplir la ley.

Para estos elementos, antes que el ciudadano predominan sus intereses, y los gobiernos que hemos tenido, quizás porque son reminiscencias de la dictadura, parecen que siguen los patrones de Franco, del que se decía que tenía dos carpetas: «Lo que el tiempo ha de resolver» y «lo que el tiempo ha resuelto».

Y esta ha sido la «estrategia» de estos inútiles, no hacer nada, hasta que ahora el problema les ha estallado en la cara y pretenden solucionarlo con «podemos hablar de financiación». Una estupidez más porque esto no solo se resuelve con financiación sino que, además, ya solamente plantearlo es un insulto al resto de España, salvo que de forma indirecta nos quieran indicar que el camino a seguir, para cualquier autonomía que desee conseguir algo, es salir a la calle, como en Cataluña.

…………
Artículos similares:

Ser independentista es ser racista, pero de otra forma

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | 8 comentarios

Ser independentista es ser racista, pero de otra forma

En la vida puedes estar callado y es posible que no te suceda nada, pero personalmente prefiero a aquel que manifiesta sus ideas, sean las que sean, porque el intercambio de pareceres siempre es beneficioso. Digamos que es una cuestión personal, una actitud.

En este sentido, obviamente para mí, ser independentista, cuando desde hace cientos de años se pertenece a una nación en igualdad de condiciones (con los mismos derechos y obligaciones) y aún encima vives mejor que el resto de quienes habitan en ella,  es igual que ser racista pero de otra forma.

Lógicamente es muy distinto si hablamos de colonias o territorios ocupados, dominados por unas élites ajenas a la población a la que explota, porque entonces es entendible que se desee tener una soberanía, una independencia, para elegir un destino común, un nuevo camino, pero este no es el caso de Cataluña.

Y no lo es por no ser colonia y porque el territorio siempre permanece inalterable y la población no deja de ser un «inquilino», pues antes que los catalanes en el mismo espacio estuvieron otras civilizaciones y es muy probable que dentro de cien, doscientos o quinientos años haya otras.

Es habitual escuchar referirse al racismo por el color de la piel, a la discriminación por cuestiones religiosas, ideológicas, de sexo… pero el independentista (que, repito, no me refiero a colonias o tierras ocupadas) parte de un planteamiento: la segregación porque él se siente «diferente». 

Y a ese «diferente» le añade aspectos como porque hablo un idioma, porque pertenezco a un grupo definido, porque tengo una cultura, unas costumbres o tradiciones que «solo son mías», si entender o no querer entender que aislarse es volver a unas estructuras primitivas donde la única palabra que existe es «yo» y «yo», cuando en la diversidad está la riqueza de una convivencia.

El independentista, en el fondo, es como aquel niño pijo que se siente distinto porque su padre es o deja de ser esto o aquello y no quiere mezclarse contigo porque él es diferente, superior, pertenece a otra clase porque él es el más listo, el más inteligente, el más alto y el más guapo… otra cosa.

Quien no es capaz de seguir conviviendo en una nación en la que lleva cientos de años y su planteamiento es que quiere separase porque pertenece o se siente «otra cosa», lo que hace es actuar bajo parámetros ideológicos de la discriminación, de la segregación; unos parámetros de los que hasta es posible que no sea consciente. Y es normal que esto ocurra cuando desde pequeño te meten en la cabeza «que eres diferente» y no te educan en la libertad de las ideas.

……………………

Publicado en Educación, politica | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | 20 comentarios

Eso de estar de rodríguez, como yo

Lío este de saber cuanto aceite hay que echar, si fuera el del coche….

Estos días estoy de rodríguez, que para mi mujer, como es de Estados Unidos, de la tribu siux, será estar de Mackein o más bien de Gerónimo, supongo, que en esto no me meto, no vaya a ser que se líen las cosas y me corte la cabellera, que se empieza por un no sé qué que no te entendí y lo terminas entendiendo todo, pero de esa manera, ya sabes.

El caso es que cuando te quedas de rodríguez descubres muchas cosas; como, por ejemplo, que la casa, pues oye, es bastante grande y que en el salón… si lo aprovechas un poco, como en la gimnasia, en la modalidad de suelo, si te empatas, das unas volteretas por el aire y en medio del vacío saludas con una mano o con las dos y caes con un picado carpado… impresionante.

Eso sí, algo hay que quitar, como quinientas fotos de mis suegros que las veo tantas veces que alguna vez hasta les hablo y, para mí que lo saben, llaman tantas veces que en vez de estar en Cleveland, me da que viven en el piso de abajo, pero yo no digo nada, prefiero pensar que están a 8.000 kilómetros y hasta me parece cerca. Cosas mías

Además, esto de estar de rodríguez tiene su cosa. Yo ayer confirmé lo que hace mucho tiempo venía sospechando, que dándole al interruptor que hay en la pared se apaga la luz, esa que los niños por lo visto no saben cómo hacer. ¿Y cómo sé que es así? ¿por qué estoy tan seguro? Pues porque fui adonde está la clavija y para cerciorarme le di para un lado, la encendí, le di para el otro, se apagó y, cuando ya iba por la comprobación 4.789… no me quedó la menor duda, en efecto, se puede apagar, no falla.

Pero esto me llevó a una duda: ¿A ver si es que los niños no tienen dedos para darle a la manecilla esa? y así mentalmente me acordé que cuando chatean con el móvil… para mí que lo hacen con los dedamen, con la lengua fijo que no. ¡¡¡ Dios !!!, qué dudas te entra cuando estás solo.

Sin embargo, a mí lo que más me sorprende en esto de quedarse de rodríguez es cuando te llama tu mujer por teléfono para decirte que en la nevera ha dejado comida. Yo le dije que gracias, que es maravillosa, que no hacía falta que…. frases que me salen ya sin pensar, obviamente.

Pero si te soy sincero, fue oír eso de dónde estaban las viandas que, la verdad, estuve por puntualizar y darle más que las gracias por haberlas dejado en el frigo y no en un platillo en el suelo junto a otro con agua, ya que hay instantes, así como flashes, que dudo si estoy de rodríguez o de Wolffie. ¿Que quién es Wolffie?, mi perro.

————

                                                        Mi último libro ¿Cómo somos los gallegos?, depende,
lo puedes adquirir en:

Arenas, Couceiro, Avir, Lume, Cascanueces, Inoa y Sisarga (A CORUÑA); Biblos (BETANZOS); Follas Novas, Ler y Gallaecia (SANTIAGO); Trama y La Voz de la Verdad (LUGO); Central librera (FERROL); Librouro (VIGO), Cronopios y Metáfora (PONTEVEDRA); Porta da Vila (VIVEIRO). Próximamente en Ourense, Sanxenxo, Cangas, y Foz.

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

¿Sabes cuál es una de las frases que más le gusta decir a los gallegos?

Del libro “¿Cómo somos los gallegos?, depende”. Premio de Literatura y Ensayo Fernando Arenas Quintela 2017

Yo estoy orgulloso de ser gallego, yo soy… ya no sé qué iba a decir, pero el gallego…, el auténtico, el de pura cepa albariño, me mata, me destroza. Ni siendo primo hermano del apóstol Santiago puedes llegar a entenderlo, imposible; o naces aquí, y aún naciendo… pues tampoco, a lo mejor muriendo… pero claro, no es plan.

Tú en una aldea te encuentras con un gallego de los de verdad, de esos que tienen un barrigón que no veas y un jersey Lacoste que nunca sabrás cómo llegó a él, y le dices: «Lavandeira, ¿vamos a casa de Chuchi?». ¿Y qué crees que te responde Lavandeira?, ¿qué crees tú que te puede decir?, ¿qué imaginas, si es que puedes imaginar, que te va a contestar mientras te mira que parece que no te mira pero te mira?

Te va a decir sí, quizás no… pues ni sí, ni no, ni a lo mejor, que esto último también sería muy galaico. No. Te mira y, tras observarte incluso con ojos cándidos, te dice: «Pois si hay que ir… vaise». Pero, joé, ¡¡por Diosssssss!!, ¡cómo que si hay que ir vaise…!, ¡que no es una obligación!, ¡que no te ponen falta!, ¡que ya no estás en el cole!, que si quieres ir vamos, y si no, pues no vamos, cómo es eso de que «si hay que ir vaise». Y si le vuelves a preguntar, ni que hicieras un rewind existencial, la misma respuesta, «si hay que ir… vaise» y de ahí no se apea.

Mira, a mí cuando me ocurre esto, pues preguntas si le cae bien el tal Chuchi, si tiene algún problema con él, si pasó algo, si alguna vez… y te hablará de lo que sea; de que lo conoce de cuando estudiaron juntos en la escuela y D. Ramiro repartía mandobles a diestro y siniestro, de cuando jugaban en el alpendre do Xirelo, de que si sus padres ya se conocían de solteros, de…. pero saber si le cae bien o mal… no, «si hay que ir… vaise».

Tú le insistes por eso de que te desconcierta y porque hasta tienes miedo de que haya ocurrido a saber qué y que al Chuchi se le crucen los cables, le venga un recuerdo remoto y salga a recibirte con una recortada.

Y entre que estás si pasó o no algún sucedido, allá, en una pista cualquiera de Galicia, en medio del todo y de la nada, entre arbustos y claros, entre ríos y fuentes, Lavandeira que se sube al coche, arrancas, vas por unas pistas, y mientras lo miras de reojo pensando otra vez en cómo le llegó el jersey Lacoste, tú, que lo tenías claro, pero superclaro, hasta piensas: «¿Y realmente habrá que ir?», y hasta te respondes…: «Inda vai ter razón, si hay que ir… vaise».

………………………

LIBRERÍAS

Librerías: Arenas, Couceiro, Avir, Lume, Cascanueces, Inoa y Sisarga (A Coruña); Biblos (Betanzos); Follas Novas, Ler y Gallaecia (Santiago); Trama y La Voz de la Verdad (Lugo); Central librera (Ferrol); Librouro (Vigo), Cronopios y Metáfora (Pontevedra); Porta da Vila (Viveiro). Próximamente en Pontevedra, Ourense, Sanxenxo, Cangas, y Foz

 

 

Publicado en gallegos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 6 comentarios