Cosas que ocurren entre mexicanos

benz

 

Hace unos días, a unos doscientos metros de donde duermo hubo una balacera. Eso de la balacera, leído así, suena a baile, como a una danza melosa, incluso empalagosa de una pareja que se da arrumacos a los sones de una orquesta. Pues no.

Un balacera es una ensalada de tiros a diestro y siniestro, un «a que yo más», un, en plan local, «la chingaste». Unos que desenfundan, otros que hacen lo mismo y, ¡hala!, un bacalao de disparos y que dios reparta suerte.

Pues ni así me desperté, solo al día siguiente, al leer el diario Milenio, me enteré de ello; vamos, que ni se comentó el asunto, como si fuera lo más normal.

Si me llego a despertar no sé muy bien qué haría, sin contar el número de heridos, recoger fiambres no puedo porque no tengo fuerzas, pero sí hacerme con alguno de los casquillos como recuerdo. Incluso a lo mejor, en un arrebato, ir al lugar y hablar con los delincuentes en plan «pero hombre, que no son horas, que no son horas…».

Pero estoy seguro de que si hablara con ellos me dirían «oye güey, que si son horas manito, que son ocho de currele, llevamos seis y aún nos quedan dos na más… y duerma tranquilo compadre, que esto es entre nosotros…».

Y claro, si tú oyes eso de «esto es entre nosotros», te da como un no sé qué haber interrumpido la refriega, una falta de cortesía y… pues oye, que los animas, que solo en la calzada hay cuatro millones de casquillos y que por los cálculos que has hecho, otros tres millones bien entran, y que nada, que disculpen y que sigan a lo suyo y eso, que perdonen por infringir la ley de Protección de Datos, que yo no digo nada.

Y creo que en el fondo tendrían razón, porque aquí en Monterrrey parece que todo está muy ordenado con dos turnos de trabajo: el de mañana, en el que están los que viven; y el de la noche, que están los a ver quien vive. Y eso, como que te da tranquilidad ¿no?. Pues no.

…….

Publicado en delincuentes, México | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

En México ya dicen «rapaz» y «neniña»

tec-4
Clase de Comunicación Empresarial a futuros emprendedores

Aquí, con los universitarios del Instituto Tecnológico de Monterrey (México), me voy entendiendo de maravilla; es más, yo diría incluso que ellos se van galleguizando (porque ya les expliqué qué significa «neniño» y «neniña», «rapaz» y «raparijo») y yo me estoy volviendo un poco chamaco  pues ya sé que es «güey» (chaval) y «padre» (pasarlo bien).

Y como solo llevamos unos días, me da que si aceleramos un poco la interrelación cultural, ya me veo yo con un poncho y un ponche para creérmelo, y yo a ellos tocando la gaita y explicándoles que no, que la pandereta es un instrumento para musical y no un artilugio para filtrar arena y obtener oro.

El caso es que me lo paso muy bien. El primer día los universitarios me llamaron profesor o maestro Manuel Guisande, y ya en un plis plas les expliqué que con «Guisande» o «Guisandiño» llega, y lo captaron… vamos que si lo captaron. Llevamos unas temporadas de risas…

Ahora, cuando paso por la cafetería, por un pasillo, o en la residencia en la que estoy, me saludan, nos sentamos, hablamos de España y México y, lo más importante, jugamos unas partidas al billar y al pin-pon…

Yo sé que les gane al billar les puede parecer normal, porque eso de darle a una bola con un palitroque, pues no tienen mucha ciencia y lo máximo que mueves es las pestañas para apuntar, pero que les gane al pin-pon. que les gane al tenis de mesa… les supera.

Como en mi juventud quedé de tercero en un campeonato que organizó la Universidad de Santiago, y como el asunto no es tanto desplazarse sino colocarse y tener técnica, pues yo sé que tengo muchas posibilidades de ganarles, pero aun explicándoles esto… pues que no, que no lo entienden, que con más de 55 tacos no se puede ganar al pin-pon.

Y entre nosotros, yo a veces me dejo perder porque cuando me derrotan veo en sus caras una felicidad. y eso a mí, pues me mola, verlos alegres, y como consecuencia de ello se produce como daño colateral que hablamos con más confianza, más entre colegas.

Claro que he de reconocer, que todo esto es una estrategia que nunca será valorada por la Real Academia Galega, pero bien sabe dios que antes de irme, estos terminan diciendo «era boa» y «tarde piaches», como cho conto.

……..

Publicado en Educación | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

El Tecnológico de Monterrey, una fábrica de ideas

pac

El Instituto Tecnológico de Monterrey (TEC) es como una ciudad: un recinto cerrado con más de 300 agentes de seguridad,  con una superficie en el que caben 32 estadios como el Santiago Bernabéu y, en él, menos discotecas, hay todo lo que te puedes imaginar.

Cafeterías, gimnasios, piscinas, residencias para estudiantes y profesores, un hospital por si te sucede algo… Hasta por haber hay animales sueltos como faisanes, cervatillos, patos…. de todo, incluso yo, pero lo más importante es que es una auténtica fábrica de de ideas.

Pues en este hipermegacentro de la imaginación, en el que estudian cerca de 15.000 alumnos y que casi necesitas un GPS para llegar a los sitios, me encuentro en mi salsa.

Te presentan a un profesor, le dicen que has hecho un cortometraje, pues ya te pillan para una charla sobre las dificultades de realizarlo y… minicurso que te crió. Que eres gallego… pues joé, que guay para hablar sobre la emigración y la relación con México; que se enteran que escribes cuentos… pues oye, a los de Literatura les encantaría que…. y allá vas tú; que has escrito guiones de teatro…. pues a los de artes escénicas….

Yo venía para dar dos cursos, Periodismo y Escritura Creativa; pero esto es un no parar, y no hay día que cuando salga me empaqueten algo, porque como escribes humor… a los chicos les interesaría…. y yo, de verdad que soy feliz, superfeliz si puedo enseñarles algo y yo también aprender.

Cada día que me levanto, no sé qué será de mi vida, y lo mismo termino hablando de cuentos, de poesía, que de teatro, pero como no todo va a ser el TEC, en unos días me voy con una profesora a un barrio deprimido a dar unos talleres de cuentos a unos chavales y, la verdad, que esto sí que me causa una gran alegría.

Y así vivo en el Tecnológico, a lo que salga, a la caída, como quien dice. Que me tienen esclavizado…. en absoluto; aquí estoy más contento que unas pascuas; pero tengo miedo, con el calor que hace, que me ponga muy moreno, pero mucho mucho, tanto que hasta se me rice el pelo y entonces, eso sí que no, plantar algodón…no ;).

……….

PD._ Artículo dedicado a los profesores del TEC, por lo bien que me tratan y por lo cariñosos que son conmigo: Ana Cecilia Torres, Cristina Cervantes, Aurelio Collado, Maru González, Daniel Cabrera, Carmen Herrera, María Mendiola y Jorge Lorenzo, entre otros muchos.

Publicado en Educación, Periodismo | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 5 comentarios

¿Quién dijo que México es un país peligroso?

ciudad

Yo no sé quién ha dicho que México es un país peligroso…. llevo aquí  poco más de una hora y no he escuchado ni un tiro, ni he tenido que saltar por encima de algún fiambre tirado en la calle cosido a navajazos ni hacer un boca a boca… bo. La gente es de un exagerado…

Yo veo aquí una tranquilidad… pero infinita. Bueno, reconozco que me asusté al llegar, porque cuando iba a coger la maleta en la cinta transportadora del aeropuerto Benito Juárez oí un ruido y pensé que era un disparo (que así estaba de obsesionado) pero no, era un señor que se le había caído un bastón de madera y, no me digas cómo cayo el artilugio, así de plano contra las losas de mármol, que fue como un estruendo… pero quitando eso…

Luego, ya en la calle, pues la gente tan normal, como puede estar en Sevilla, Ceuta, Madrid o La Coruña. Caminando de un lado a otro, unos hablando en las aceras, en las terrazas de las cafeterías….

Es cierto que a punto estuve de preguntarle a uno: «Mire, es que soy gallego, perdone ¿usted va armado?», pero de verdad que me parecía tal simpleza cuestionar eso… es más, como acaba de llegar hasta pensé «a ver si pregunto esa bobada, se corre la voz, pero se corre mucho mucho muchísimo y a los dos días ya en México, con ese soniquete que hacen los niños pequeños, oigo:  «Ya vino el tontainas de Guisande, ya vino, ya vino Ya vino el tontainas de Guisande, ya vino, ya vino».

Entonces decidí no preguntar nada, pero tenía otras, como por ejemplo, pues acercarme a alguien y decirle… eso sí, educadamente: «Y usted ¿a cuántos ha matado?, es que los gallegos preguntamos tanto…».

Pero me contuve y tenía un monto de curiosidades… ¡ bufff !: pues en qué barrio te pueden matar más pronto, si se puede elegir la forma de muerte, si aquí se lleva eso de poder pedir la última voluntad, si hay que poner la dirección en algún sitio para que te repatríen frito… vamos, cosas cotidianas, sobre todo para no preocupar a la familia.

Pues no dije ni mú, ni un chascarrillo en voz baja; pero voy a esperar unas horas más e igual me animo y pregunto esas dudas que me rondan la cabeza porque sinceramente, a mí, eso de tener dudas… me mata.

————————————————————————————

Mi último libro: Tonterías escritas en momentos de estupidez

Lo podéis encargar en editorialmarazul@yahoo.com, (10 €), o encontrar en las siguientes librerías gallegas por orden alfabético.

A Coruña Arenas. 981 22 24 42 / Betanzos. Biblos. 981771 816 / Ferrol Central librería. 981 35 09 56 / Lalín. Alvarellos. 986 78 00 66 / Lugo, Biblos. 982 22 42 01 / Monforte de Lemos. Agrasar. 982 40 45 42 / O Barco de Valdeorras. Librería Murciego. 988 32 17 57 / Ourense. Tanco. 988 232 331 / Pontevedra. Cronopios. 986 10 34 44 / Ribeira. Mirás. 981 87 12 14 / Santiago. Follas Novas. 981 59 44 06 / Vigo. Librouro. 986 22 63 17 / Vilagarcia de Arousa. Vidal. 986 50 61 77 / Viveiro. Porta da Vila. 982 551 274 /

Publicado en delincuentes | Etiquetado , , , , , , , , , , | 6 comentarios

Y si me secuestran en México…

 

capu

Para cuando leas estas líneas, ya habré dado mi primera clase de Periodismo y quizás haya comenzado con el curso de guiones o el de escritura creativa en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (TEC), México.

Y también aún estaré pensando si lo que la azafata me dio en el avión fue un zumo de naranja o dijo que era de color naranja, porque por el sabor… me da que moriré con esa duda.

Y hablando de esto, del patearla, me vienen a la mente todas las recomendaciones de mis amigos: que tenga cuidado, que México es como la guerra, que mire por donde voy, que te pueden secuestrar… Y, claro, esto del secuestro tiene su cosa porque como estoy en Monterrey ciudad, me imagino que los secuestradores me llevarían a una zona rural, con lo cual, entre el miedo, los nervios y la agitación respiraré unas bocanadas de aire puro…. a toneladas, que bien las necesito para limpiar mis pulmones de tanta nicotina. Es que si no eres positivo…. en fin.

Según mis amigos, si te secuestran, como medio de intimidación para cobrar un rescate, te cortan un dedo. ¿Un dedo? ¿solo uno? ¿tres? Pues sí que hacen negocio, que me quedan nueve u siete y me llegan y sobran que yo solo  escribo con dos.

Y dicen, que el susodicho dedo se lo envían a tu familia a casa en una caja, y esto sí que me preocupa, porque está Correos… como para enviar algo, que me imagino que desde Monterrey a La Coruña, para cuando llegue el dedamen me tienen troceadito y ni con la prueba del carbono 14 van a saber de quién de quien es.

Por eso he decido llevar siempre, pero siempre, vaya por donde vaya, el ordenador a cuestas para dado el caso poner mi dedo e Instagran o Facebook, que se tarda menos. Lo de que cobren… eso ya es otra cosa.

Y qué puede pasar si me secuestran…. pues que alguno es gallego o descendiente de gallegos, fijo, de Arcade, Lalín o por ahí, y estoy seguro que en cuanto les cuente algo da terra, da morriña, de los mejillones de la ría de Vigo y tararee una muiñeira…. vamos, que entramos en una intimidad que les diría: «Pero güey, ¿cómo se os ocurre secuestrar a un escritor, que no tenemos ni un real?  Anda, dame lápiz y un plano de Monterrey que vamos a dar un golpe de los buenos, y no esta chorrada de secuestrarme a mí, que aún la vas a liar con un conflicto internacional y te van a pillar».

Mira, yo si te soy sincero, de secuestros no sé nada, lo que ves en la pelis y poco más; pero estoy convencido que me pongo a ello y en una semana tengo un plan que flipan y se lo regalo, eso sí, si me devuelven el dedo… que si no, nada.

Que quedan contentos, que me ven cualidades, que ven en mí un futuro prometedor y que por esas cosas de la vida me hacen gobernador de una provincia, pon tú de 500.000 hectáreas, por ejemplo, pues nada, ve pidiendo terreno que yo voy haciendo parcelas y las regalo.

Que en vez de cortarme un dedo me dan un balazo y la pateo… pues mira, sinceramente no sé qué decirte, porque entre morir de un disparo o atropellado en un vulgar paso de peatones frente a un Macdonald o un Cortefiel… casi me apunto al tirito ¿no?, por lo menos sobre mí se crearía una leyenda negra y vendería más libros. No sé ya si, además del ordenador, llevar una bala… por si les acaban o fallan… los hay tan torpes…

——————————————————————————–

Mi último libro: Tonterías escritas en momentos de estupidez Lo podéis encargar en editorialmarazul@yahoo.com, (10 €),  o encontrar en las siguientes librerías gallegas por orden alfabético.

A Coruña Arenas. 981 22 24 42 / Betanzos. Biblos. 981771 816 Ferrol Central librería. 981 35 09 56 / Lalín.  Alvarellos. 986 78 00 66 / Lugo, Biblos. 982 22 42 01 / Monforte de Lemos.  Agrasar.    982 40 45 42 / O Barco de Valdeorras. Librería Murciego. 988 32 17 57 / Ourense. Tanco. 988 232 331 / Pontevedra. Cronopios. 986 10 34 44 / Ribeira.  Mirás.  981 87 12 14 / Santiago. Follas Novas. 981 59 44 06 / Vigo. Librouro. 986 22 63 17 /  Vilagarcia de Arousa Librería Vidal. 986 50 61 77 / Viveiro.  Porta da Vila.  982 551 274 /

Publicado en amigos, delincuentes, México | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Invitado a la mejor Universidad de México a impartir unos cursos de escritura creativa, un honor que no merezco

tec-3Uno de los edificios del Instituto Tecnológico de Monterrey

Pues sí, que la vida tiene estas cosas, este 7 de febrero, el martes, me voy a Monterrey (México), y me voy… iba a decir «escopetao», pero teniendo en cuenta que en los últimos veinte años asesinaron a 125 periodistas, sin contar palizas y amenazas, que no hay estadística que la aguante… casi mejor solo digo «voy» que las palabras, a veces, las carga el diablo.

El asunto es que estaré medio mes invitado por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (vídeo del TEC), la mejor universidad privada del país hermano y la séptima de toda Latinoamérica, (según el QS University Rankings: Latin America 2016) todo un referente allí y también en España.

Y, claro, pues uno no solo lo piensa, sino que está seguro que es un honor que no merezco, y como siempre que vas a otro país (como sucedió en septiembre de hace dos años con la exposición En tu línea a los Emiratos Árabes), pues también es una responsabilidad porque de alguna manera, suceda lo que suceda, no dirán «este Guisande… », sino «este español… » y sin quererlo es como si representaras a tu país, un orgullo.

Y las cosas son… pues curiosas, impensables; conoces hace unos meses a alguien del TEC a través de facebook, en concreto a la directora del Departamento de Comunicación y Periodismo, Ana Cecilia Torres, resulta que le gusta lo que escribes, los cursos que realizas y las propuestas creativas y… pues que te invitan, y como te invitan…. pues coges de avión mariló y que sea lo que dios quiera.

Y así estoy estos días, repasando los temas, pronunciándolos en alto para acostumbrar a escuchar mi voz y para que ocurra lo que siempre me ocurre, que termino perdiendo los folios donde van los temas y una hora antes, en cualquier papelucho pongo unas ideas y a improvisar

Y ya que aquí en Galicia estoy harto de tanto mamoneo, de la Cultura partidista, la verdad que estoy supercontento, superilusionado, superalegre, con las pilas más que puestas y tengo una ganas de llegar a Monterrey que voy… iba a decir «embalao», pero esta palabreja, «embalao», yendo a México… tampoco es muy apropiada, verdad… casi no.

———————————————————————————–

Mi ultimo libro: Tonterías escritas en momentos de estupidez 

Lo podéis encargar en editorialmarazul@yahoo.com, (10 €),  o encontrar en las siguientes librerías gallegas por orden alfabético.

Librerías: A Coruña Arenas. 981 22 24 42 / Betanzos. Biblos. 981771 816 Ferrol Central librería. 981 35 09 56 / Lalín.  Alvarellos. 986 78 00 66 / Lugo, Biblos. 982 22 42 01 / Monforte de Lemos.  Agrasar.    982 40 45 42 / O Barco de Valdeorras. Librería Murciego. 988 32 17 57 / Ourense. Tanco. 988 232 331 / Pontevedra. Cronopios. 986 10 34 44 / Ribeira.  Mirás.  981 87 12 14 / Santiago. Follas Novas. 981 59 44 06 / Vigo. Librouro. 986 22 63 17 /  Vilagarcia de Arousa Librería Vidal. 986 50 61 77 / Viveiro.  Porta da Vila.  982 551 274 /

 

 

Publicado en Educación, Periodismo | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 8 comentarios

Europa y Latinoamérica deben de enfrentarse a Trump

En la vida muchas veces hay que tomar decisiones,  gusten o no, pero siempre con la dignidad por delante porque quien no actúa así, con nobleza, no merece ni el menor respeto y consideración.  Se convierte en un simple títere, en una marioneta, en un hombre de plástico de los muchos que hay en esta sociedad  en la que parece que todo es un dejar pasar sin tomar medidas, no sé si por miedo o por incapacidad.

Los demócratas españoles tienen una deuda histórica con México ya que durante la Guerra Civil, muchos mexicanos llegaron a España y dejaron su vida luchando al lado del bando republicano frente al golpe de estado del general Franco.

Asentada la dictadura, miles de compatriotas se exiliaron y encontraron en México un lugar seguro donde poder vivir y donde, en muchos, casos, tuvieron que quedarse para siempre sin poder regresar a su casa.

Ahora que México se encuentra en una situación extremadamente delicada por las sucesivas actuaciones demenciales de Donald Trump es el momento de hablar claro, de que se escuche la voz de España, ponerse al lado de México y crear un frente común con todas las naciones hispanoamericanos para decirle al actual presidente de Estados Unidos que «así, no», que como tal y como actúa tendrá frente a él no solo a Latinoamérica sino también a toda Europa.

Callarse, no decir nada y permanecer en silencio en esta situación (que solo es un instante en la Historia de la Humanidad), no solo es ser un desagradecido con los mexicanos, sino que es ser también un país pelele y actuar igual que el matón de Trump.  Trump pasará, pero lo que no se olvidará será la cobardía de un país con su mutismo, y yo no quiero que ese sea el mío.

………….

Publicado en politica | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | 6 comentarios