¿Qué es ser populista?

Suerte tiene este Gobierno que el personal no se subleve y salga en masa a la calle porque realmente se han superado ya todos los límites posibles de corrupción. Y en medio de esta basura que tenemos de gobernantes de medio pelo, tanto para el PP como el PSOET, (el PSOE Traidor)  todo lo que no son ellos es «populista» ¿Y qué es el populismo?

Yo lo que había visto hasta ahora era a Aznar, González, Rajoy y Zapatero besando a niños cuando hay elecciones, cogiéndolos en brazo, dándoles carantoñas, sonriendo junto a ellos o tomando pulpo a media mañana; pero supongo que eso no es populismo.

Supongo que eso es alta política y que cuando besan a un bebé tratan de que su inocencia se les transmita por infusión divina, y cuando comen pulpo en la taberna con la gente pues les hablarán del FMI, del futuro geoestratégico de España o de la deuda externa y su relación con el PIB. Ni flores, porque como yo a las pulpeiras solo he ido por las tardes, desconozco lo que sucede por las mañana, igual es otro ambiente.

La verdad que esto es un lío porque también estos del PP y del PSOE Traidor se pasan todo el día comparando a los que llaman «populistas» con Venezuela o Bolivia, por tener relación con esos países, y aseguran que si ganan terminaremos como ellos; pero esto es extraño porque el Gobierno ha tenido y sigue teniendo mucha relación con Arabia Sauditay yo, por ahora, ni en Gijón, ni en Girona ni en Tordesillas  he visto a gente con burka o con sahida.

Sinceramente que vivo muy ofuscado, confundido, porque tanto el PP como el PSOE Traidor siempre han dicho que la alternancia es buena, que fortalece la democracia, que nos hace ser adultos, y que los españoles tenemos una gran conciencia política.

Y tienen razón; pero ahora, ante la posibilidad de que, a lo mejor, un día Pedro Sánchez sea secretario general del PSOE auténtico y se junte con Albert Ribera y otros, pues que ya no lo es. Cosas del caciquismo, supongo.

Sin embargo, lo que sí sé, pero segurísimo, es que con lo que hay, de España ha tenido que emigrar casi medio millón de jóvenes (como si se volatizaran las ciudades de Vigo y La Coruña juntas) porque no hay trabajo, que los mileuristas desaparecieron y ahora son esclavos; que los niños se marean en los colegios porque sus padres no los pueden alimentar convenientemente; que muchos políticos roban y no van a la cárcel, y que han aumentado los suicidios debido a los desahucios.

Y como peor no se puede estar, o a lo mejor sí, y todos queremos vivir dignamente; pues no estaría mal (como la alternancia es buena) que la hubiera porque si el asunto va mal no pasa nada, como cada cuatro años hay elecciones se puede cambiar. ¿Dónde está el problema, si como dice el PP y el PSOE Traidor la sociedad española es adulta?

Claro que es posible que a los que ahora llaman «populistas» sean los que quieran descubrir el saqueo que desde el 82 llevaron a cabo ambos partidos con sus baroncillos y huestes; a lo mejor ese es el tema o, incluso,  el tema. Me da que sí.

…………..

Últimos artículos relacionados:

España, un país difícil para opinar libremente

Rufián, la voz de un país harto y desesperado

Pánico de la vieja guardia del PP y PSOE ante un posible cambio de gobierno

¿Desde cuándo reírse de una dictadura es terrorismo?

Jueces a los que se les va la olla, caso Cassandra

……

Publicado en politica | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 6 comentarios

Yo nunca podría ser un asesino en serie

No hay como la Semana Santa para reencontrarse uno consigo mismo y descubrirse interiormente. Yo, por ejemplo, estos días pasados me he dado cuenta de que nunca podría ser un asesino en serie.

Supongo que será de cuando hice sucesos en el periódico La Voz de Galicia lo que hace que me atraigan todas las investigaciones policiales; pero por mucho que lo deseo he llegado a una conclusión: asesino en serie… imposible, y mira que me gustaría, pero no puede ser, ¡qué le vamos a hacer…!

Policía sí, pero, en confianza, creo que solo el que se pone los guantes, el que coge con unas pincitas chiquirritinas elllas una cosilla que encuentra en la alfombra, la mete en una bolsita de plástico y piensa: «¡Hala!, pal listillo ese del microscopio».

Hombre, en esto de ser asesino en serie, podría quizás darte un empujoncito en un acantilado y poco más; pero aún así… llevarte a un barranco, con los friolero que soy y donde suele hacer un pelete… o me queda cerca de casa y llevo una alargadera con una manta eléctrica… o no.

Y lo de los disparos… eso totalmente descartado, desde que fui una vez a las Fallas de Valencia tengo un rechazo a los ruidos… y a bocajarro menos, esperar a bostezar para disparar… ¡qué paciencia!.

Lo único que me queda, pensándolo bien, es el veneno; pero tampoco le veo yo trazas porque no tengo mucha memoria y cuando acabara con el frasco pues me olvidaría de la marca, y como hay que seguir matando…

Claro que me queda la posibilidad de ir a la Policía y preguntar «Mire, ¿me podría decir de qué marca es el veneno que tiene el fiambre?»; pero claro, o la Policía es muy tonta o levantaría sospechas, porque ya me dirás tú qué pensaría un agente que le viene uno de la calle a preguntar por la clase de veneno.

Además, como yo soy muy así: o sea, gallego, le diría: «¿Pero está seguro?, ¿y el frasco de qué color es? ¡Ah!, dijo Venenil ¿no? Y mire, Venenil qué es ¿con B o con V? ¿y no tendrá usted por ahí…?». De verdad, o el pavo es muy tonto o me atrapan.

Y luego hay otro problema, la víctima, sí, la víctima; porque si envenenas a una, la siguiente tiene que ser más o menos igual; es decir que si te cargas a una mujer rubia, de pelo rizado y ojos azules…. pues no sé tú, pero yo a la semana ya no estaría seguro si era rubia, si tenía el pelo rizado o si tenía los ojos azules y rasgados como una japonesa o saltones como una del kurdistán, una falta de memoria tengo… Y claro te puedes olvidar de cosas, pero un asesino en serie de eso… ¡¡por favor, por favor!!

Y es una pena, porque yo siempre pensé que tenía madera, que tenía así como algún algo especial para eso, cualidades, si quieres llamarlo; pero tras ver tantas investigaciones policiales, me da que lo mejor es que siga siendo lo que soy, tonto, porque eso, tonto… lo bordo.

……..

Mi último libro: Tonterías escritas en momentos de estupidez 

Lo podéis encargar en editorialmarazul@yahoo.com, (10 €),  o encontrar en las siguientes librerías gallegas por orden alfabético.

Librerías: A Coruña Arenas. 981 22 24 42 / Betanzos. Biblos. 981771 816 Ferrol Central librería. 981 35 09 56 / Lalín.  Alvarellos. 986 78 00 66 / Lugo, Biblos. 982 22 42 01 / Monforte de Lemos.  Agrasar.    982 40 45 42 / O Barco de Valdeorras. Librería Murciego. 988 32 17 57 / Ourense. Tanco. 988 232 331 / Pontevedra. Cronopios. 986 10 34 44 / Ribeira.  Mirás.  981 87 12 14 / Santiago. Follas Novas. 981 59 44 06 / Vigo. Librouro. 986 22 63 17 /  Vilagarcía de Arousa Librería Vidal. 986 50 61 77 / Viveiro.  Porta da Vila.  982 551 274 /

Publicado en profesiones | Etiquetado , , , , , , , , , , | 4 comentarios

España, un país difícil para opinar libremente

Escribir, opinar libremente en este país, cada día es más difícil, y cuando te pones ante el teclado, de forma inconsciente también es como si estuvieras ante un juez dando explicaciones de que lo que has dicho no es un insulto, sino que cuando escribiste que tal o cual político es un «túzaro» era para darle más fuerza al artículo, más énfasis, pero que en ningún momento querías menospreciarlo porque no hablas de su persona, sino de cómo actúa en la vida pública, que son dos cosas muy diferentes.

Y entonces, pues dependes de la interpretación del juez que te toque: unos, la mayoría, con amplitud de miras; y otros, cortos, pero que muy cortos, que se guían solamente por el Código Penal cuando olvidan una de las premisas fundamentales de la lex legis: la intencionalidad.

Por eso, lo de respetar las sentencias, pues tiene sus límites porque el juez por ahora no es Dios, algunos de los argumentos que hacen son auténticos disparates y piensas que al jurisconsulto no le vendría mal repasar de nuevo algunos temas de la carrera o salir un poco más a la calle y escuchar a la gente que, por otra parte, es sano y edificante.

Pero también es difícil opinar cuando hay personal que actúa con una mente cuadriculada, obtusa, y carece de libre pensamiento, como si al decir algo lo estuvieras atacando directamente cuando solamente se trata de una opinión, de tu parecer, de lo que crees, de lo que consideras, sin que ello suponga que tenga que asumir tus ideas.

Y es que la opinión se va creando y moldeando con la aportación de otras, analizándolas, y así mejorar la que puedes tener pues siempre hay puntos de vista en los que no habías caído o de los que no te habías percatado. Es lo bueno que tiene el intercambio de pensamientos.

Pero en este país no es así; en este país, si escribes algo contra el PP, ya creen que eres del PSOE o de PODEMOS; si lo haces contra el PSOE eres del PP y así todo:  Un imposible,  en el que además hay muchos lectores que actúan como forofos, como hooligans,  notas en ellos como un resquemor, un cierto aire cavernícola en la que muchas veces hay insultos de por medio cuando lo que tendría que haber es un sano diálogo.

Me imagino que eso se debe a que somos una democracia joven y venimos de donde venimos, a que nos falta un gran camino pero muy muy largo para saber lo que realmente es el civismo y el respeto muto; supongo, que eso llegará algún día con las nuevas generaciones y esperemos que sea más pronto que tarde.

……………

Últimos artículos relacionados:

Rufián, la voz de un país harto y desesperado

Pánico de la vieja guardia del PP y PSOE ante un posible cambio de gobierno

¿Desde cuándo reírse de una dictadura es terrorismo?

Jueces a los que se les va la olla, caso Cassandra

……

Publicado en escribir | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 4 comentarios

Rufián, la voz de un país harto y desesperado

Realmente me agrada escuchar a este joven político que se llama Gabriel Rufián; de verdad que es un placer escucharlo por lo que dice y como lo dice, de quien ha vivido más en la calle que en los despachos, aunque cometa algún exceso.

No entro en su ideología, y no porque esté a favor o en contra, sino que como dije en otro artículo, los periodistas, o los que nos atrevemos a opinar, somos muy escépticos, muy descreídos, demasiado.

Pero quizás porque soy mitad castellano, por parte de padre, y gallego, por parte de madre, me gusta, en lo que concierne al pater, decir lo que lo que piensas; porque cuando dices lo que piensas no engañas, mientras que cuando callas nunca se sabe cómo eres. Dicho de otra forma, dame un loco que hable, que sé quién es, pero no un loco callado, que puede ser cualquiera. Un peligro.

Y me gusta Gabriel Rufián porque escribas lo que escribas, a esta gentuza de la vieja y no tan vieja guardia PP-PSOE les entra por un oído y les sale por otro o no lo leen, pero a Gabriel Rufián, cuando en el Congreso de lo Diputados sube a la tribuna de oradores, quieran o no tienen que estar frente a él y no les queda más remedio que oírlo, aunque cometa, como digo, algún exceso.

Y me gusta Gabriel Rufián (repito que no entro en su ideología) porque en el fondo, a quien sea de esa vieja guardia le dice a la cara lo que muchos españoles cabreados y hastiados desearíamos decir si tuviéramos enfrente a tanto pseudodemócrata de los bemoles, inútiles manifiestamente declarados, e incompetentes totales, como ese gallego que es auxiliar de jardinería y ahora ocupa un alto cargo en una empresa pública cobrando un pastón.

Y como este curioso elemento galaico hay muchos, y espero, si un día llegamos a tener una auténtica democracia con gente capacitada, que salgan a la luz tanto inútil infiltrado y que también un día haya más Gabrieles Rufianes que los denuncien para que sean investigados porque este joven político, Gabriel Rufián, solamente de Rufián tiene el apellido, los otros, los de la vieja guardia y no tan vieja, su forma de ser, de actuar, y así nos va.

……

Otro artículos relacionados:

Pánico de la vieja guardia del PP y PSOE ante un posible cambio de Gobierno

¿Desde cuándo reírse de una dictadura es terrorismo?

Jueces a los que se les va la olla, caso Cassandra

Publicado en politica | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Pánico de la vieja guardia del PP y PSOE ante un posible cambio de Gobierno

Los periodistas, o los que nos atrevemos a opinar, (que hemos visto de todo y más) ya no nos creemos nada, quizás porque el escepticismo es ya consustancial con nuestra naturaleza. Por eso, por ese cierto desapego político,  lo que está sucediendo desde hace tiempo en España, con furibundos ataques a todo aquello que no sea PP o PSOE, es normal.

Esto es lo que hacen los que ocultan algo, los que jamás quieren que se sepa la auténtica realidad de lo que ha sucedido en este país desde el 82, cuando ambas formaciones, bajo esa frase tan bonita de la «alternancia», jugaban con España como si fuera el monopoli o un parque temático. Esto para ti y esto para mí, o ahora me subo yo y después tú.

Como digo, desde el punto de vista de aquellos que no tienen ni principios éticos ni morales, la vieja guardia (no las bases, que también están hartas) ha entrado en pánico ante un posible cambio de Gobierno

Y como han entrado en pánico (fruto del inevitable ciclo generacional y el despertar del ciudadano) por eso es normal que a diario utilice lo que siempre utilizó: toda la artillería pesada de los medios de comunicación que tiene a su alcance para que nimiedades de otros partidos, en comparación con lo que hicieron ellos (guerra con Aznar y cal viva con González), la eleven a la categoría de escándalo mayúsculo, desestabilización democrática y otras zarandajas.

Vamos, el fin del mundo; cuando la realidad es el final para ellos, que disfrutan de privilegios y prebendas, parapetados en curiosas y singulares empresas publicas viviendo del resto de españoles sin pegar clavo.

Y ante esta situación, este país lo que quiere es un gobierno que diga la verdad; que explique qué ha pasado desde el 82 porque si como ciudadanos tenemos obligaciones, también tenemos el derecho a saber, por ejemplo, por qué gente que roba millones no está en la cárcel y sus casos se dilatan en el tiempo hasta el punto de que prescriben.

O saber por qué no se tomaron medidas excepcionales (un Real decreto, por ejemplo) para que gente que no podía pagar su hipoteca no se les diera una solución que no fuera otra que tirarse por la ventana, o cuál es la razón por la que cada bando no entierre dignamente a sus difuntos o se indemnice a los perjudicados, tanto a unos como a otros que, aquí, no olvidemos, hubo de todo.

Estas y otras muchísimas preguntas las tenemos muchos españoles que hemos vividos la componenda PP-PSOE y las hacemos con una única finalidad: para empezar a ser realmente un país democrático, aunque comprendo que las respuestas no las quiera decir la vieja guardia, esa que carece de principios éticos y morales, que se atrinchera, que ya ha entrado en pánico ante un posible y necesario cambio porque quizás, alguno, termine ante los tribunales.

Últimos artículos:

¿Desde cuándo reírse de una dictadura es terrorismo?

Jueces a los que se les va la olla, caso Cassandra

………

Publicado en delincuentes, politica | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | 4 comentarios

¿Desde cuándo reírse de una dictadura es terrorismo?

Que hacer chistes, con más o menos gusto, de un dictador o de todo su Gobierno sea motivo de condena dice mucho de hasta qué punto ha llegado esta pseudodemocracia; pero en el fondo es normal cuando se vive en un país dirigido por individuos educados con ramalazos franquistas reconvertidos en liberales de toda la vida.

La sentencia por la que se inhabilita a Cassandra obvia algo fundamental: No hay enaltecimiento del terrorismo por la simple razón que cuando se pretende acabar con una dictadura no existe tal terrorismo y sus chistes están referidos a esa época. Lo que hay frente a una dictadura es una legítima defensa para reinstaurar el Gobierno elegido por los ciudadanos en las urnas y que una banda de delincuentes acabo con él.

O dicho de otra manera (y comprendiendo que esta chica tiene un gusto que dios se lo perdone) lo que habría que hacer y no se ha hecho, no es condenar a Cassandra, sino una condena pública de los cuarenta años de dictadura que acabo con miles de españoles de ambos bandos, eso es lo que se haría en cualquier país medianamente democrático.

La pena, como decía un twitter de Cassandra, no es que volara Carrero Blanco, la auténtica desgracia es que con él no lo hiciera Franco y todos sus ministros y no en el 1973, como sucedió con el entonces presidente del Gobierno, si no en el 38 o en el 40.

Esa fue la auténtica penalidad porque entonces este país no hubiera sufrido un retroceso de cuarenta años cuyos flecos aún perduran mientras el resto de las naciones de nuestro entorno evolucionaban porque…

¿A qué crees que se debe la ignorancia que tenemos? ¿a qué crees que se debe a que la política se haya convertido en una batalla campal en la que falta el diálogo, la comprensión y la sensibilidad? ¿a qué crees que se debe que seamos un país de auténticos brutos?

Pues porque llevamos todavía el estigma de esos cuarenta años porque un país no se recupera de ese trauma en una, dos o tres décadas por muchas autopistas, móviles y tecnología que tengamos a nuestro alcance y creamos ingenuamente que somos igual que el resto de países. Se precisan varias generaciones para estar a la altura cívica de ellos, y parece claro que la que nos gobierna, todavía no lo está.

Último artículo: Jueces a los que se les va la olla, caso Cassandra

……

Publicado en politica | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | 11 comentarios

Jueces a los que se les va la olla, caso Cassandra

En la vida hay de todo; periodistas malos, malísimos e impresentables, como esos penosos voceros de partidos políticos que son incapaces de ver lo bueno y malo de cada uno y se posicionan cuando su labor debería ser estar equidistantes de todos, pero supongo que lo harán porque les pagan para seguir con esa defensa contumaz del PP, PSOE, PODEMOS o lo que sea.

También hay médicos que saben mucho, otros pocos, otros nada y otros que te llevan al otro mundo porque se confundieron de vena o artera o porque se olvidaron el quirófano entero en tu cuerpo. Y entre los jueces, pues igual, los hay que son señores jueces, jueces y juececillos.

Y como ellos interpretan la ley… pues así está la cosa, que a una chica de 21 años, por decir en un twitter una broma de mal gusto sobre Carrero Blanco (que podría ser como mucho, pero muchísimo, un delito de injurias, pero enaltecimiento de terrorismo…) la empluman con una inhabilitación de siete años, mientras al Artur Mas, que pretende separarse de España, con dos años, porque, obviamente, es mucho, pero mucho más grave un twitter que intentar separase de España, vamos, vas a comparar…

Y claro, como yo suelo escribir cosas de humor, pues ando reflipao porque no sé qué hacer, ya que si digo que el Rey es un «caradura» (porque los empresarios mallorquines le regalaron un megayate de 18 millones de euros y por eso veraneó en Mallorca toda la vida) pues igual, por decir «caradura», termino inhabilitado por insultos a la Corona, y no sé también si me amplían la demanda a la Corinna, están tan unidos ambos…

Visto así el asunto, la solución que me queda es, en vez de decir «caradura», escribir «cara dura» porque la palabra «cara dura», con un espacio por el medio, no existe, con lo cual ante el juez que me quiera empapelar puedo alegar como eximente completa que es una frase incoherente.

Y es tal la tesitura en la que me encuentro que voy a enviar  un escrito al Gobierno para que me diga qué palabras no puedo utilizar, si entre ellas están todas la que terminen en «eta» o, como soy de Compostela, si puedo decir el «caballo blanco de Santiago», no vaya a ser que interpreten que al decir «blanco», crean que estoy diciendo que Carrero era un equino y me caiga la perpetua.

Preocupado ando, pero mucho, porque el mundo es sí, hay jueces que son de la Audiencia Nacional, y otros, haciendo un símil futbolístico, por lo que se ve, más que de Nacional, son de Regional.

……

Publicado en abogados, jueces | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario