Feliz Navidad a todos menos a…..

 

Al hamburguesas ese del Noel

papa

Gracias a mi amigo Juárez por pasar esta idea a este magnífico dibujo. Y, en el 2015, NUNCA DEJES DE SONREIR. :) :) ;)

Publicado en Niños | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

¿Qué libros regalar en Navidad?

¿Qué puedes regalar en Navidad? libros ¿Y qué libros? Pues los míos. Si es para niños, la colección de Rodripico (Ed. Baía, de 1 a 6 años), que los tienes en castellano, gallego y portugués.

Si quieres algo curioso para los que viajan mucho o simplemente sorprenderte… En tu línea (Ed. Cumio), una interpretacion con poemas sobre las líneas de las carreteras.

Y si lo que deseas es sonreír…. pues artículos costumbristas de Al fondo a la derecha (Ed. Cumio) Puedes adquirilos por Internet pinchando el enlace o los encargas en tu librería más cercana y a los dos días los recibirás.

RODRIPICO

RODRIPICO

 EN TU LÍNEA

LIBRO

AL FONDO A LA DERECHA

Para impresion - Portada guisande blog

Publicado en Comunicación, escribir, profesiones, Salud | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Somos los gallegos una raza superior? ¿ es eso posible?

Yo no sé si los gallegos somos una raza superior o inferior, si hemos evolucionado que alucinas o estamos en los albores de la creación, pero algo nos pasa con la comunicación, con en eso que llaman hablar.  Nosotros lo de la comunicación lo llevamos de una forma tan distinta al resto del mundo que a veces hasta creo que nos sobra como medio diccionario para entendernos.

Hasta he llegado a pensar que si hablamos lo hacemos pues para que los que vienen de fuera no se asusten, para que nos vean… como te diría yo, como normaliños, pero que algo nos sucede, bien lo sabe dios.

Un ejemplo

Mira, en cualquier parte del mundo, pero en cualquiera, hasta en el desierto del Mojave, si por ejemplo Luisa se separa de Juan, una persona empieza la conversación diciendo: «Pues supongo que sabrás que Luisa se separó, y es normal porque ella… » y entonces el tipo da todo tipo de explicaciones; y cuando ya ha realizado una exposición de dos o tres minutos sobre el asunto, su interlocutor le responde con otros tres o cuatro diversos argumentos. Lo normal.

Nosotros no, nosotros ya empezamos la conversación con «¡¡¡oes!!!, ¡¡¡oes!!!, ¡¡¡oes!!!, ¡¡oes!!!», que da lo mismo que con el que hables esté a dos metros que a tres kilómetros o en Nueva Caledonia; una intensidad le aplicamos al «oes» ese que supera pero en mucho la barrea del sonido.

Y cuando ya el otro se da cuenta de que estás porque ya vas por el trigésimo cuarto «oes», decimos: «Lo de Luisa…» Y nada más, pero es que nada más, con eso llega y basta, porque entonces tu interlocutor te contesta: «home… », y del «home» no se apea.

Un misterio

Y no me digas como, nos entendemos, comprendemos al instante el caso de Luisiña, como si lo hubiéramos vivido, como si lo que le hubiera pasado a la pareja estuviera gravitando, escrito en el aire, en el vacío, y que solo nosotros fuéramos las únicas personas del mundo mundial capaz de visualizarlo.

Y en ese estado de ingravidez mental, con un «enton ti crees…», un «pois claro…», un «bo» o un «era boa», captamos la esencia del problema entre miradas de reojo, muecas y poses como para escribir varios tratados sobre Comunicación no verbal: El caso gallego Tomo XXLLMIIV. Alucinante

Y la conversación y el entendimiento llega al clímax cuando comenzamos a reírnos sin parar y por el camino soltamos un «prea» o un «conachas», que esto ya es la repiroca, y ya para entonces, el caso de Lusiña está claro, pero claro de carallo. Increíble.

Únicos

Y si seremos educados, que si estando así con «preas» y «conachas», retorciéndonos la quinta intercostal, entra en el local un tipo de fuera… sin que nos lo pida, sin que nos pregunte, sin nada de nada, sin comerlo ni beberlo, así a bote pronto le soltamos frente a su careto: «Non se preocupe, son cosas nosas».

Y decimos «non se preocupe» con una naturalidad como si fuera lo normal. ¿Pero tú por un momento te imaginas ir, yo que sé, por Cáceres o Algeciras, entrar en un bar y que nada más franquear la puerta, sin darte tiempo a pedir nada te encuentres de frente con un tío que lo primero que te dice clavándote los ojos es «non se preocupe»? ¿realmente te lo imaginas?

Yo no; yo soy el tío, me dicen eso y lo primero que me sucede es que me transformo en el capo de la familia Genovesse, saco de revólver y dejo frita a toda la clientela. «Non se preocupe, non se preocupe»… joé, pero cómo no te vas a preocupar… de verdad que somos mucho. ¿A que me entiendes?, home…

.

LIBROS DE MANUEL GUISANDE

Rodribico (Edi Baia. Colección de 5 cuentos infantiles, castellano, portugués y gallego) Al fondo a la derecha (Edi. Cumio. Artículos, más otros del blog) y En tu línea (Edi Cumio)

 

 

Publicado en articulo, Comunicación | Etiquetado , , , , , , , , , | 2 comentarios

Y la juventud que robó Cataluña al resto de España ¿cómo se paga?

Yo no sé cómo acabará este absurdo del independentismo catalán, pero me da que sucederá como viene ocurriendo en todos los sitios en los que se ha intentado dar ese paso trasnochado: que solo, como siempre, interesará a una élite que seguirá viviendo del resto de los ciudadanos, se llame como se llame el país y gobierne quien lo gobierne, en este caso Mas y sus amiguetes.

Tampoco sé, si al final se consumara esa secesión, y cómo se haría el reparto de lo que tenemos en común, de lo tangible, como es la Sanidad, la Educación, el Ejército, las Infraestructuras, la Justicia… pero hay algo que como gallego (que en este caso es como decir extremeño, asturiano, andaluz o castellano) sí deseo saber y es cómo se va a pagar todo ese esfuerzo que el resto de España aportó al crecimiento de Cataluña.

Cómo se van pagar las lagrimas derramadas por miles de jóvenes que tuvieron que abandonar su tierra y su familia porque un dictador decidió favorecer una problemática zona de España que se aprovechó de esa coyuntura, dejando al resto empobrecida y sin futuro.

Como digo, no sé como se pagará, pero esa deuda histórica, intangible, y que gallegos, asturianos, andaluces y extremeños tenemos presente, también habrá que pagarla.

Publicado en articulo, politica, profesiones, Salud | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 18 comentarios

Si hay guerra… yo, francontirador

Hombre, no creo que pase nada pero si un día hay guerra en España a mí me encantaría ser francotirador, porque eso de ser francotirador tiene su punto, se mire por donde se mire, telescópicamente hablando, porque lo de la avanzadilla… como que no va conmigo.

Vas caminando… te cansas; llueve… te empapas; hace sol… te asas; y al día siguiente, el general de turno cambia de coordenadas y para el otro lado… y es que así, así no es plan, si no plantas raíces en lo que es tu trabajo, aunque sea en la guerra, más bien parece que vas como de acampada con los Boy Scouts. No es serio.

Un francotirador, pero un francotirador que se precie es otra cosa, es otro nivel. Tienes casa, en ruinas, sí, pero casa, y con pocos metros cuadrados te arreglas, con tal de tener un ventanuco para disparar…

Yo soy francotirador y que te diría, con una salita de 3 x 2 me apaño; y poco a poco, pues la voy arreglando. Que si aquí un mueblecito de un edificio abandonado, que si allí una mesita, que en esta esquinita una lámpara de pie, que si un chinerito…  pues vas formando un hogar, un poco en soledad, eso sí, pero lo vas formando.

Y luego pones una cama y a esperar, y no eso de andar por ahí, a lo loco, con 300 tíos más a tu lado oliendo a sobaco, escuchando broncas porque si el sargento dijo que fueras tú y no yo, que si este no sabe cocinar, que si… ¡¡venga ya!!; yo para eso, yo para eso no sirvo,  pero para francotirador… que hay que pegar un tiro… pues se pega, no se va a pegar… bo.

Yo, por ejemplo, soy francotirador, miro por la ventana y si veo al enemigo justo enfrente y sé que no fallo si disparo… pues no me mola. Eso no me parece de profesionales, eso es… ¡¡bah!!, prefiero no pensarlo.

Yo soy un caballero, y como caballero que soy pues ¿sabes esos que ponen los dedos en la boca, que la abren como un buzón y pegan un silbido estruendoso? Pues yo igual, y cuando el enemigo lo oiga y me vea, o a gritos o por watsapp le digo «pero joé, tío, escóndete, es que así… también tú… ».

Y en cuanto se haya escondido, escudriño por la mira telescópica y cuando lo encuentre entre unas maderas y que solo puedo darle por una rendija… pues nada de disparar, así a lo bruto.  Oteo los edificios de la zona, busco donde hay planchas de metal y (como el billar) estudio como disparar, dar a tres o cuatro metales y hacer carambola intentando alcanzarle.

Oye, que después de muchas fórmulas matemáticas, haciendo un plano a escala de la zona, analizando el grosor de la chapa, la velocidad de la bala, el ángulo del disparo y otras muchas variantes, que no le das, pues quien no tiene un fallo… que le das, pues inmediatamente te acercas a él y lo curas, no vaya a ser que se te muera… que una cosa es la guerra y otra muy distinta matar a alguien, de eso.. ni hablar.
.

LIBROS DE MANUEL GUISANDE

Rodribico (Edi Baia. Colección de 5 cuentos infantiles, castellano, portugués y gallego) Al fondo a la derecha (Edi. Cumio. Artículos, más otros del blog) y En tu línea (Edi Cumio)

Publicado en Comunicación, delincuentes, oficios, profesiones | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Vaya lío con el 9-N, ¿pero los catalanes se van o no se van?

A ver joé, que si desde hace tiempo no entendía nada, con este más que extraño 9 N menos, y me lo aclaran o cambio el billete del tren para ir a Albacete, que tengo uno para Barcelona y ya verás como al final no me va a valer, ya verás como no, que lo veo venir.

A lo que se ve, los catalanes se independizan o quieren independizarse, que para el caso…; pero el asunto es: ¿Se van como un pueblo errante por ahí a dar la vara a otros o se quedan en esa tierra cerca de Francia?

Es que no es lo mismo el asunto; que si se van, como son varios millones, hay que avisar por donde van a ir, que no es cuestión de que un día, por ejemplo, esté yo en La Coruña o tú en Huelva, Teruel o Ejea de los Caballeros y no puedas salir porque a la entrada hay una melé de cuatro millones de catalanes y un atasco que no veas.

Es que si se van por ahí, a lo que caiga ¿alguien ha pensado cómo se van?; si en fila de a tres, agrupados por centenas, formación tipo alfa… Y si se van a patas, qué sucede con esa tierra que dejan, ¿se reparte entre el resto de España? ¿se mete como una bolita más en la Lotería de Navidad y al que le toque se la lleva entera? ¿Barcelona podría ser el reintegro? ¿se amplía la comunidad de Aragón o la valenciana, que son las limítrofes?

¿Queda como zona verde? ¿se hace un parking de la leche para vehículos del resto de España? ¿se puede ir a hacer footing aunque seas de Vigo y te quede un poco lejos?. Y el tema ese de la Industria ¿qué ocurre? ¿hacemos el resto de los españoles unos cursillos sobre el textil? ¿va ser obligatorio, es optativo? ¿cuántos créditos se obtiene? ¿se estudiará en la ES0, en la Universidad… ?

Y si no se van y se quedan en esa tierra, ¿qué hacen? ¿una frontera? ¿se les puede declarar la guerra? ¿nos podemos poner todos lo españoles alrededor con carritos y vender toda clase de productos? ¿se considerará contrabando comprar cava? ¿se les puede alquilar la Ría de Vigo, pero entera, para que vengan de vacaciones?

Es que a mí si no me lo explican no lo entiendo. Como siempre, este país no cambiará, siempre hay una falta de información, de decirnos lo más elemental… joé es que tenemos lo que nos merecemos.

.

LIBROS DE MANUEL GUISANDE

Rodribico (Edi Baia. Colección de 5 cuentos infantiles, castellano, portugués y gallego) Al fondo a la derecha (Edi. Cumio. Artículos, más otros del blog) y En tu línea (Edi Cumio)

.

Publicado en articulo, Comunicación, economía, Educación, Periodismo, politica | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

¿Por qué a la gente siempre le duele algo habiendo cementerios tan preciosos?

Este 30 de octubre (y los demás también, claro) estuve de cumpleaños, lo digo porque aún no es tarde y si quieres regalarme tabaco, ya sabes (Rúa do Castro 9-3º 15.300 Betanzos – La Coruña), que hay que aprovechar todo, pero ¡¡¡ menudo año !!!. Y como el siguiente sea así…

Han sido 365 días en los que los hay que la verdad son la alegría de la huerta. Te encuentras con uno, le preguntas qué tal y lo primero que te dice es: «Pues tengo no sé qué que me duele aquí…», «es que desde hace unos meses, en esta zona…». Y los hay de dos clases: los que señalan el sitio y hasta los que levantan la camisa y dicen «¿no notas?». «toca, toca…».

Que voy a notar que voy a notar so mamón; más que notar siento y pienso que no sabes lo bien que te quedaría una mortaja, te va una mortaja a ti…, y estar callado, bueno estar callado…. ni te lo imaginas como te quedaría estar calladito.

Yo sinceramente no sé porqué la gente sale a la calle en este plan con la de cementerios que hay; sinceramente no lo entiendo y hasta creo que hay tíos que realmente cuando nacieron ya no debieron de haber salido del hospital, deberían haber quedado en la incubadora y los findes, pues a pasear por las distintas Unidades: Endocrinología, Reumatología, Dermatología, Cardiología, Psiquiatría… vamos, todo lo que termine en «ía» les va…

Te lo creerás o no, pero yo tuve un intimo amigo, que luego pasó a ser simplemente amigo, luego a conocido y ahora… me callo. El caso que es tal plasta con sus malestares físicos que en el móvil lo tengo por la letra T, T de Tristón, por si llama no coger el teléfono, no vaya a ser que me equivoque.

Yo al principio, por eso de ser educado me ponía al teléfono, hablaba con él y apunto estuve de matricularme en Medicina; sabía tanto de sus articulaciones, pero tanto que llegó a un punto que cuando él hablaba yo ya no articulaba palabra, solo oía y llegué a tener un oído, que hasta dudé si hacerme otorrino.

Pero yo ahora esto lo solucioné con el móvil. Cuando alguien empieza que me duele tal o cual, digo: «Perdonad, que me llaman» y si estoy en una terraza saco de móvil y me doy unos paseos, de vez en cuando me acerco a la mesa y si siguen con temas médico-clínicos, yo con el móvil en la oreja de un lado para otro como si nada, y funciona esto…

Hombre, mejor sería gasear al plasta, pero como no dejan… pues yo… momento Orange, pero con Vodafone o Movistar, también vale, todo menos el momento Nescafé porque estar sentado junto a uno de estos elementos, con una tacita en la mano y sin moverse… imposible.

.
LIBROS DE MANUEL GUISANDE

Rodribico (Edi Baia. Colección de 5 cuentos infantiles, castellano, portugués y gallego) Al fondo a la derecha (Edi. Cumio. Artículos, más otros del blog) y En tu línea (Edi Cumio)

Publicado en amor, articulo, Comunicación, Educación, escribir, Periodismo, Salud | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 6 comentarios