España, un país difícil para opinar libremente

Escribir, opinar libremente en este país, cada día es más difícil, y cuando te pones ante el teclado, de forma inconsciente también es como si estuvieras ante un juez dando explicaciones de que lo que has dicho no es un insulto, sino que cuando escribiste que tal o cual político es un «túzaro» era para darle más fuerza al artículo, más énfasis, pero que en ningún momento querías menospreciarlo porque no hablas de su persona, sino de cómo actúa en la vida pública, que son dos cosas muy diferentes.

Y entonces, pues dependes de la interpretación del juez que te toque: unos, la mayoría, con amplitud de miras; y otros, cortos, pero que muy cortos, que se guían solamente por el Código Penal cuando olvidan una de las premisas fundamentales de la lex legis: la intencionalidad.

Por eso, lo de respetar las sentencias, pues tiene sus límites porque el juez por ahora no es Dios, algunos de los argumentos que hacen son auténticos disparates y piensas que al jurisconsulto no le vendría mal repasar de nuevo algunos temas de la carrera o salir un poco más a la calle y escuchar a la gente que, por otra parte, es sano y edificante.

Pero también es difícil opinar cuando hay personal que actúa con una mente cuadriculada, obtusa, y carece de libre pensamiento, como si al decir algo lo estuvieras atacando directamente cuando solamente se trata de una opinión, de tu parecer, de lo que crees, de lo que consideras, sin que ello suponga que tenga que asumir tus ideas.

Y es que la opinión se va creando y moldeando con la aportación de otras, analizándolas, y así mejorar la que puedes tener pues siempre hay puntos de vista en los que no habías caído o de los que no te habías percatado. Es lo bueno que tiene el intercambio de pensamientos.

Pero en este país no es así; en este país, si escribes algo contra el PP, ya creen que eres del PSOE o de PODEMOS; si lo haces contra el PSOE eres del PP y así todo:  Un imposible,  en el que además hay muchos lectores que actúan como forofos, como hooligans,  notas en ellos como un resquemor, un cierto aire cavernícola en la que muchas veces hay insultos de por medio cuando lo que tendría que haber es un sano diálogo.

Me imagino que eso se debe a que somos una democracia joven y venimos de donde venimos, a que nos falta un gran camino pero muy muy largo para saber lo que realmente es el civismo y el respeto muto; supongo, que eso llegará algún día con las nuevas generaciones y esperemos que sea más pronto que tarde.

……………

Últimos artículos relacionados:

Rufián, la voz de un país harto y desesperado

Pánico de la vieja guardia del PP y PSOE ante un posible cambio de gobierno

¿Desde cuándo reírse de una dictadura es terrorismo?

Jueces a los que se les va la olla, caso Cassandra

……

Anuncios
Esta entrada fue publicada en escribir y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a España, un país difícil para opinar libremente

  1. René dijo:

    Hola Manuel, salvando las distancias de que la justicia no es igual para todos, nunca lo ha sido en ningún sitio del mundo, pero creo que nos vamos acercando y en este tema podemos decir que cualquier tiempo pasado fue peor.
    En nuestro pais hay libertad, no es perfecta paro haberla hayla, sin duda hay libertad de expresión, podemos decir y opinar cosas serias y tonterias, se cuentan chistes y se cantan canciones con gracia, alegres, tristes, de desgracias, se respeta incluso el mal gusto.
    Pero aun siendo tolerantes no hay que aceptar todo, yo no acepto que alguien justifique el asesinato de ninguna persona sea quien sea, aunque no me caiga bien.
    Eso que alguno canta de matar a una persona y otros defienden porque según ellos se lo merece, es lo que pasó en este pais despues de la guerra, no volvamos a eso por favor.
    Yo recuerdo a Labordeta, cuando a sus compañeros políticos les mandó a la mierda o les llamó gilipollas y lógicamente no le pasó nada por ello, muchos ciudadanos se expresan así en referencia a los políticos y no pasa nada, pero eso no implica que puedas injuriar o denigrar a alguien por ello.
    No, no creo en el todo vale, eso no tiene nada que ver con la libertad de expresión, el respeto por la vida y por los demás es lo primero.
    Un saludo.

  2. Montse García dijo:

    Hola, Manuel. Coincido plenamente en tus comentarios acerca del hecho de que cuando hablamos de un tema en particular, sea cual sea, parece que estamos siempre a la defensiva. Lees una noticia y te lanzas a opinar sin respeto, insultando al que no coincide contigo. O según lo que opines, decidiendo a quien votas o a quien no, o si eres empresario u obrero.
    Te diré que hace meses que abandoné al face después de varios años porque no soportaba leer los comentarios a las noticias de los periódicos. Había momentos en los que temía llegar a ponerme al mismo nivel que algunos de los que allí “opinaban” por no decir otra cosa. A mi me gusta decir las cosas con educación, pero a veces llega un momento en que o dejo la conversación o salto. Por eso preferí dejarlo.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s