¿Inmunidad de rebaño?, pues yo ya me siento oveja

Yo no sé cómo explicarlo, porque aunque desde hace tiempo el Gobierno no habla de inmunidad de rebaño, yo me siento oveja; aunque si te soy sincero, me siento oveja desde que nací, y si me apuras, antes. No hay quien me lo quite, yo nunca fui Manuel Guisande, yo fui y soy ¡¡OVEJA!!.

¿Y por qué me siento oveja? ¿qué sucede para que tenga una sensación de que en vez de hablar, balo? ¿y cuando digo vestir me sale embestir?, pues todo está en la mirada. ¿Tú has visto alguna vez la mirada de una oveja? ¿las has visto bien, pero bien bien, sin complejos?

Te explico. Las ovejas tienen ojos saltones, que no es mi caso; pero su mirada es como quien dice sorprendido y en voz baja con toda la ternura del mundo «¿qué pasa…?». Pues eso me sucede a mí con esto de la Covid y no paro de preguntarme «¿qué pasa…?, ¿qué pasa…?»; hombre, también puede ser por lo de bovino, que yo a veces soy de un bobino que ni te cuento.

Pues entre que ya de nacimiento tengo tendencia hacia el ovis orentalis aries, que así se llama técnicamente este bicho lanar, con lo de la inmunidad de rebaño que hablaba el Gobierno, pues el asunto se me ha acentuado, ¡¡¡pero si hasta noto que tengo el pelo como encaracolado y no lo puedo peinaaaarrr!!

¿Y eso es malo? ¿es malo sentirse oveja?, pues no, sinceramente, no; yo cuando salgo de casa hago una labor ímproba; es pisar la acera y empiezo «mee, meee, meeeee» y te parecerá una tontería, pero cuando me escuchan veo unas caras tan alegres diciéndose unos a otros «¡¡ya tenemos inmunidad!! ¡¡ya tenemos inmunidad!! ¡¡ya tenemos inmunidad!!».

Yo sé que no es verdad, que de inmunidad de y que, no sé tú, pero yo ya estoy esperando la cuarta, quinta, sexta y como si me quieren inyectar suero de jamón y queso; va a ser ahora por dosis, si mi brazo ya está hecho a ello, que es quitarme la camisa para dormir y hasta siento dolor… pero oye, quitarle la alegría al personal me da un no sé qué…

A mí lo de ser oveja no me importa nada, pero nada nada; bueno molesta un poco eso de tener que embestir, eso sí; y ahí radica mi preocupación ¿hasta cuándo tengo que ser oveja?, es que tengo miedo porque no he oído a ningún millón de virólogos hablar de esto y como del virus se sabe tan poco, no vaya a ser que mute y que de oveja pase a cabra y de cabra a cabr… y eso, eso sí que no, querido Ómicron.

—————————————————————

SUSCRÍBETE AL BLOG: Pincha en comentarios, verás que luego abajo aparece SEGUIR, pones tu correo y ya está

———————————————————

Libros Manuel Guisande Amazon

Acerca de manuelguisande

Periodista, escritor, conferenciante y desarrollador de proyectos creativos
Esta entrada fue publicada en Animales, articulo, covid, Pandemia, Salud, seguridad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s