A mí también me gusta España, pero sin sinvergüenzas

españa

A mí me gusta España y, obviamente, adoro mi tierra, la olvidada Galicia, como un  extremeño ama profundamente Extremadura, un asturiano Asturias o un  andaluz Andalucía.

Pero a mí me gusta la España de las mujeres y hombres sencillos; esos que he conocido en los doce o catorce sitios que he vivido; esos que cuando estás perdido en un pueblo se acercan a ti sin miedo y con naturalidad te aconsejan que vayas por tal o cual carretera o te dicen que hay un bar en el que se come bien y barato. Esos que te hablan tranquilamente como si fueras su vecino, que tratan de ayudarte, te preguntan de dónde eres y hasta te pegas una parrafada para acabar despidiéndote con una sonrisa.

A mí gusta España; pero la de los españoles que saben que todavía nos falta mucho para estar igual que los países de nuestro entorno en materias como educación, sanidad, transportes…  que llevar un IPhone en la mano no significa desarrollo y todavía tienen muy vivo y presente que hace poco fuimos un país de emigrantes yendo por esos mundos de dios dejando lágrimas a cada paso.

A mí me gusta España; la de esos españoles que están hartos de tanto político vividor y sinvergüenza que se aprovecha de nuestro trabajo, que nos enfrenta y crea problemas donde no existen para así dar «sentido» a su sueldo cuando explican que cobran 6.000 euros al mes por su «enorme responsabilidad» mientras la gente de la calle no llega a mil euros y teme que un día por un impago la echen de casa.

A mí me gusta España; la de esos españoles que no comprenden cómo puede existir tanta insolidaridad, tanto egoísmo, tantas diferencias entre ricos y pobres cuando con un mínimo de sensibilidad y con un reparto más equitativo y justo todos podríamos vivir mejor.

Por todo esto y más me gusta este país en el que he nacido y conozco, porque a diferencia de muchos inmorales que se amparan en siglas de partidos y que pronto crearán su castillito en forma de Estado Federal, yo no pido nada, mientras ellos (por mucho que ahora se les llene la boca con la palabra «España») no lo olvides, si no revertimos esta situación viven y seguirán viviendo de ella, de nosotros, de mí y de ti. Una gentuza.

……………………………..

Anuncios
Esta entrada fue publicada en politica, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A mí también me gusta España, pero sin sinvergüenzas

  1. Querido amigo Manuel, Yo creí que éramos afines solamente porque cuando yo me iniciaba en la Cruz Roja de la Coruña, tu acudías en pos de las noticias.
    Te he leído y estoy convencido de que lo que nos une, es aún mucho más serio y más consistente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s