El Tecnológico de Monterrey, una fábrica de ideas

pac

El Instituto Tecnológico de Monterrey (TEC) es como una ciudad: un recinto cerrado con más de 300 agentes de seguridad,  con una superficie en el que caben 32 estadios como el Santiago Bernabéu y, en él, menos discotecas, hay todo lo que te puedes imaginar.

Cafeterías, gimnasios, piscinas, residencias para estudiantes y profesores, un hospital por si te sucede algo… Hasta por haber hay animales sueltos como faisanes, cervatillos, patos…. de todo, incluso yo, pero lo más importante es que es una auténtica fábrica de de ideas.

Pues en este hipermegacentro de la imaginación, en el que estudian cerca de 15.000 alumnos y que casi necesitas un GPS para llegar a los sitios, me encuentro en mi salsa.

Te presentan a un profesor, le dicen que has hecho un cortometraje, pues ya te pillan para una charla sobre las dificultades de realizarlo y… minicurso que te crió. Que eres gallego… pues joé, que guay para hablar sobre la emigración y la relación con México; que se enteran que escribes cuentos… pues oye, a los de Literatura les encantaría que…. y allá vas tú; que has escrito guiones de teatro…. pues a los de artes escénicas….

Yo venía para dar dos cursos, Periodismo y Escritura Creativa; pero esto es un no parar, y no hay día que cuando salga me empaqueten algo, porque como escribes humor… a los chicos les interesaría…. y yo, de verdad que soy feliz, superfeliz si puedo enseñarles algo y yo también aprender.

Cada día que me levanto, no sé qué será de mi vida, y lo mismo termino hablando de cuentos, de poesía, que de teatro, pero como no todo va a ser el TEC, en unos días me voy con una profesora a un barrio deprimido a dar unos talleres de cuentos a unos chavales y, la verdad, que esto sí que me causa una gran alegría.

Y así vivo en el Tecnológico, a lo que salga, a la caída, como quien dice. Que me tienen esclavizado…. en absoluto; aquí estoy más contento que unas pascuas; pero tengo miedo, con el calor que hace, que me ponga muy moreno, pero mucho mucho, tanto que hasta se me rice el pelo y entonces, eso sí que no, plantar algodón…no ;).

……….

PD._ Artículo dedicado a los profesores del TEC, por lo bien que me tratan y por lo cariñosos que son conmigo: Ana Cecilia Torres, Cristina Cervantes, Aurelio Collado, Maru González, Daniel Cabrera, Carmen Herrera, María Mendiola y Jorge Lorenzo, entre otros muchos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El Tecnológico de Monterrey, una fábrica de ideas

  1. Elsa dijo:

    Me alegro que edyrs disfrutando de tu gran viaje. Besiños

  2. René dijo:

    Hombre Manuel, me alegro de ver que estás contento ya que te dejan suelto con los ciervos y los patos, ya te decia yo que uno más no lo ivan a notar.
    Pues eso tú disfruta estos días, que experiencias así son maravillosas.

  3. Anónimo dijo:

    Joe machiño,tu eres multimedia de verdad.Guisande de calidade!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s