Las matemáticas… exactas exactas no deben ser, creo

Estos días no estaba pensando nada; es decir, que estaba como siempre, desde el 58, en situación de letargo existencial, de cerebro en barbecho, cuando de repente me acordé de las matemáticas, de los números, de eso de ocho más ocho 6 y llevo una, que también es ganas de cargar, pero como esto es así… pues llevemos una, que total… una más, tal como está todo…

Pues bueno; yo reconozco que en esto de las matemáticas soy un caso excepcional, extraordinario, portentoso, incluso diría que único, porque cuando con 16 años estudiaba en San Sebastián lo hacía por Letras y cuando fui a vivir a La Coruña, no sé que lío pasó en el colegio o mi familia se confundió y pasé a Ciencias.

Y aunque yo le decía a mi padre que no las entendía, pero que no entendía nada de nada, pero absolutamente nada, él alegaba: «Que sí hijo, que sí; que es bueno para una formación completa». Pues joé con la formación, que de un día para otro pasé del rosa-ae a la parábola, a las integrales, a los logaritmos neperianos y así me quedé, como cuando X tiende a cero… una nulidad, un cacao mental que aún no lo supero, que formación me dieron, pero lo de «completa» que decía mi padre… ¿completa…? la hamburguesa porque lo demás.. pero lo hacía por mi bien… joé, que bueno soy, si dijera lo que pienso…

El caso es que estudiando matemáticas lo que más me extrañaba era esa frase que el profesor, con la tiza clavada en el encerado, incidía con un tono un tanto elevado, casi de mosqueo mirándonos fijamente a los ojos en plan ópera como si fuera lo único sensible y poético que tenía la materia: «Si y solo si…». Y claro, como venía de Letras, del Latín y de la Filosofía, me decía: «Si es si, pues es si, qué va a ser… ¿o es que caso hay un no y solo no?, ¿además las matemáticas no son exactas o es que ahora hay una fisura?».

Y como esto del pensamiento es inabordable, incontrolable, incontenible, y yo tenía ya de aquella como una cierta tendencia a la evaporación mental, lo mismo me sucedía con las multiplicaciones: 5×4 son 20; pero 20 si y solo si… e igual en las divisiones: 8:4 son 2, pero 2 si y solo si…. Es más hasta estuve a punto de trasladar la frasecilla de marras, porque molaba, a la vida diaria, para que vieran que era una persona de principios. ¿Comes?, pues como si y solo si; ¿tienes hora?, pues son las… si y solo si; ¿duermes…? si, y solo no…

Apasionante era la frasecilla y mientras todos sacaban unas notas que flipabas… pues yo, viniendo de Letras y con aquellas bombillas de 220 W, pero que para mí que eran de 125, luchaba con las mates hasta que llegó un aliado: la Química, y concretamente el NA, el sodio; y desde entonces… esto de las Ciencias, las mates, las sodio, y esto sí que es sí y solo sí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en articulo, Comunicación, Educación, Profesores y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Las matemáticas… exactas exactas no deben ser, creo

  1. agarma dijo:

    Eterno dilema… ¿se pueden razonar las matemáticas?… si, aunque deberían enseñarnos ‘esa otra manera de razonar’.

    ¿se pueden compaginar con las asignaturas de humanidades, latín incluído? En mi opinión si.

    Gran parte depende de la formación del profesorado, de sus ‘sapiencias’, del bagaje cultural, del interés que la enseñanza les aporte…..

    Pero si en casa, en el resto de los ambientes que frecuentamos… todo esto resulta aparentemente inútil y solo es un trámite para cubrir el expediente… bufffffff.

    Ya se.. estamos en un mundo superespecializado… esto no impide tener unas nociones básicas y ‘amables’ de las diferentes materias básicas en nuestra cultura… si hasta podrían aparecer talentos ocultos, nuevos descubridores.

    La clave para obtener una cierta soltura… es que te enseñen a pensar por ti mismo… que te impulsen a hacerte preguntas… que la curiosidad forme parte de tu vida.

    Siempre hay tiempo para elegir, si así lo deseas…. porque ni la medicina ni las ciencias en general están reñidas con la escritura, lectura, historia, geografía… e inquietudes complementarias … que pueden volverse tu inquietud con la que enriquecer todo lo demás.

    Incluso en una vida alternativa que aporte riqueza cuando dejes una de ellas.. Sin dramatizar casi todos conocemos algún caso en que un profesional sufre algún tipo de problema que le impide seguir con su profesión habitual….. si es un genio en el tema y no ha desarrollado otros campos o aficiones…. buffffff ; el drama se multiplica tanto para él como para la familia, quienes le rodeen.

    Filosofía, historia, matemáticas atragantadas, física…. ¿por qué no?
    Pensemos.

  2. Antón dijo:

    Comparto tu intranquilidad, querido amigo. Cuando en un estado tan casi catatónico como el que indicas las matemáticas vuelven a rodear la neurona -como la corona de laurel de los antiguos emperadores romanos- me curo en salud y hago un batido científico. mezclo literatura con matemáticas y te juro que me gradúo. Confieso que no encuentro nunca un resultado plausible, pero me duermo. Echo mano a la factura de gas y electricidad, que tiene un gran poder atractivo en su aspecto literario y, cuando sacio mi interés cultural, me paso a la ciencia pura (los números) y hago como que entiendo lo que la factura, sobre todo en el aspecto eléctrico, reseña. Al final, una especie de Nirvana me embarga, Manuel, antes de que el caso lo conozcan los bancos que ordenarían mi desahucio. Prueba, prueba…

    • Hola Antón: Comprendo perfectamente tu interés por las facturas, creo que en Santiago va a haber este año una licenciatura en la materia; por lo de la casa no te preocupes, aquí siempre hay sitio o nos repartimos la vivienda por horas 😉

  3. Las matemáticas son exactas hasta que dejan de serlo. Sino fijémonos en ciertas contradicciones aparentes:
    El número pi: 1º se le llama número a una letra del alfabeto griego. 2º El valor de ese número no es exacto: es 3,1416 y así hasta un número de decimales todavía no acabado.
    En los cálculos de funciones: límite de f(x) cuando x tiende a infinito ¿Y qué es el infinito? Algo que no se puede medir porque nunca se acaba.
    Un saludo. Antonio.

    • Hola Lasletrasmolan: Tienes toda la razón, porque hasta es contradictorio que teniendo como nick “lasletrasmolan” hables de números 😉 Y mira que me has dejado dislicado cuando X tiene a infinito…. joe con el infinito, voy a estudiarlo, que supongo que me llevara mucho, mucho mucho tiempo. Un abrazo y gracias por tu comentario. 😉

  4. Anónimo comentarista dijo:

    Hola Manuel,

    mira, es que es “si y solo si” sin acentos. El si ése es condicional. No tiene ningún sentido cómo lo utilizas en esas frases y por supuesto creo que no entendiste nada. A mayores, hipérbole es una figura literaria y no tiene nada que ver con matemáticas.. Supongo que estás un poco a caballo entre ambos negocios, las ciencias y las letras.

    • Hola Anónimo: Tienes más razón que un santo, la hipérbole es una figura literaria, lo que demuestra mi teoría, que esa “formación completa” que decía mi padre, me llevó a X tiende a cero, a nulidad total, por lo cual lo he cambiado por “integrales” que va más con mi personalidad 😉 y menos mal que las parábolas valen para las dos, para Ciencias y Letras, pero claro, es que las parábolas, se entiende, solo las decía Dios, y yo soy un simple humano. Y también tienes razón en el “si y solo si” que es condicional (tío llevas hoy un pleno cojonundo 😉 ) y ya no pregunto a condición de qué… que me entra miedo. Gracias por tus apreciaciones, que voy a mirar la lista de los profesores que tuve 😉

      • Yo estoy completamente segura de que las matemáticas no le gustan al que no se las han explicado bien… o no ha atendido en clase. Son algo precioso que tiene mucho sentido, y son parte de la vida… o la vida. Y lo dice una de ciencias por formación pero de letras por devoción, o de las dos cosas; nunca me ha gustado esa dicotomía como si fuera entre el bien y el mal, lo bueno y lo malo, el amor y el odio, como los dedos tatuados de Robert Mitchum en su papel de predicador en la peli La noche del cazador; la peli no, el peliculón. El mundo se divide en todo caso entre los que entienden las matemáticas y los que no las entienden, no los que les gustan y los que no les gustan. En todo caso hay 10 tipos de personas: las que entienden binario y las que no.
        Millones de besos, muchos besos, o unos cuantos, o dos, o uno. Cero no. Tiende a cero pero no es cero. Como las migas de pan cuando las barres y las vas recogiendo con el recogedor, que cada vez son menos y aunque pongas oblícuo el recogedor siguen quedando siempre pero nunca se recogen todas las motas; ¡tienden a cero! Y la integral es la superficie de la función, es decir, si haces una forma para calcular su superficie con saber hacer la integral de la parte superior (suponiendo que fuera cuadrada por abajo, en su caso más sencillo) tendrías los metros de tela que necesitas para esa pieza, o de cartón, o de papel, o de lo que quieras, claro… Cine, cine, cine, más cine por favor… Paralelas vienen, siguiéndome, espacio y tiempo juegan al ajedrez… Somos las coordenadas de un par. Incógnita que aún falta por despejar. Escucha Una décima de segundo, de Nacha Pop.
        (Qué desbardalle hoy, supero mis propios récords. Bien estructurado no estaría tan mal, que conste, jaja).

  5. MATEMÁTICAS?????? Si y solo si no hay otro remedio………..

  6. jose angel mendez dijo:

    muy bueno pero me encantan las matematicas y sobretodo cuando hay que contar lo ajeno siempre no se por que pero siempre algo se me queda pegado igual que al hombre que calculaba cuando tenia que repartir los treinta y cinco camellos se le quedo pegado uno y todos quedaron contentos saludos manuel estube de viaje y se me perdieron muchos de tus articulos hoy regrese a casa y solo encuentro los que publicas en alas tramsparentes un abraso hermano pd.. si algun dia tienes algo que contar me llamas

  7. René dijo:

    Si y solo si, bicondicional, equivalencia o doble implicación que puede ser una taulogía y aunque parezca redundante resulta que no lo es, funciona hasta que nos encontramos con algo que no es verdadero ni falso y tenemos que medirlo con la lógica difusa que ya nos ha fastidiado el asunto.
    Me parece que me he perdido un poco Manuel, pero vamos que yo comprendo tus dudas existenciales, lógicamente salidas de la lucha mental entre las letras y las ciencias.
    Un saludo.

  8. Carmen dijo:

    Manuel, tú como yo, creo que somos de letras puras sí y sólo sí, porque podemos divagar y montarnos nuestras historias, dejar volar la imaginación. En el 3×2 ¿qué historia de interés se puede hacer? Nada, que yo también estoy reñida con las matemáticas, jopé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s