Cómo rentabilizar una enfermedad en verano

Estar enfermo, o mejor dicho tener un mal crónico, malo malo no es, y especialmente en verano, con el buen tiempo, lo que ocurre es que la gente no lo sabe rentabilizar y, claro, se agobia. A mí personalmente, no me importa.

A ver, di una enfermedad ¿Parkinson?. Pues yo tuve parkinson hace tiempo; recuerdo que eran un bolígrafo de punta un poco dura y que… ¡¡¡ah!!, la enfermedad… bueno; pues yo tengo parkinson y ni un problema, me voy al Ministerio de Asuntos Exteriores, pregunto qué autoridades de otros países van a llegar a Barajas en esta época, negocias unas pelas, coges veinte colegas en igual situación, te atas un banderín a la mano, y a currar dando bienvenidas a diestro y siniestro, que parece que no, pero recibir a alguien educadamente abre puertas, porque… quien te dice a ti que no llega al aeropuerto un empresario chino, ve los banderines moviéndose frenéticamente y ya por el simple hecho de recibirlo con cariño está más predispuesto a negociar…  ¡¡Ay!!, no se sabe. Además, y si el tipo es tan antipático tan antipático que al verlo sufres un shok y dejas repentinamente de mover la banderita y te curas…. ¡¡Ay!! no se sabe.

A ver, que te rompes una pierna y estás enyesado; pues vas a la DGT, hablas con el aceituno mandamás, y allí donde hay una curva peligrosa te sientas en un sillón, pones la pata estirada en un taburete, y además de ponerte moreno con protección 1.500 no solamente al verte los conductores reducen la velocidad (que ya por lo de pronto ahorran en señales), sino que al comprobar que estas vendado son conscientes de los peligros de la carretera e interiorizan el riesgo. Conclusión: evitas accidentes y cobras de la DGT y de las aseguradoras.

¿Cómo?. ¡¡ah!!, parálisis total; pues coges a otro colega, y si sois muchos mejor, y en un sitio bien visible (la plaza del pueblo, por ejemplo), os ponéis frente a un tablero de ajedrez, y vamos, como que no va a pensar el que pase que no está atravesando por una localidad con habitantes extremadamente cultos… segurísimo y la proyección externa que esto conlleva…

Soluciones hay para todo, lo que sucede que a la gente le gusta mortificarse, apenarse y atormentarse diciendo que al estar mal su vida no tiene sentido, que es infeliz, que para qué vivir… hombre, reconozco que soluciones hay, siempre que los males o enfermedades tengan una sintomatología que se aprecie, que se vea, que se externa, digamos; porque si es algo interno, muy interno, como cerebral, pues soluciones soluciones pocas, casi solo escribir, como hago yo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en economía, Educación, Hospital, Salud y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a Cómo rentabilizar una enfermedad en verano

  1. Antón dijo:

    Cruel. Corrosivo. Te pondrán a parir.

  2. Teresa Martínez Carpente dijo:

    Muy práctico Guisande, pero estoy de acuerdo con lo que dice Antón…negriño negriño, para este tiempo de calores. Saludos

  3. concha curros dijo:

    Pues si Guisande… humor negro y a tope. No se yo…, pero si te leen habitualmente saben que buena intención no te falta. Jejeje ;P

  4. A este paso, te contrata el Mandamás Mayor del Reino, tienes solución pa tó!!!!!!!!!
    Mejor aun, presentate a las próximas elecciones 🙂 🙂 🙂

  5. Bueno, bueno, yo me reía mientras lo leía, Manuel es un humorista sensacional, es imaginarse el relato en plan cómico; cómo es Manuel. Pués mira la pelicula ” amanece que no es poco “.
    Un besico Manuel.

  6. Carmen dijo:

    Pues a mi me ha encantado, Guisande. Buscarle el humor hasta las cosas más profundas… De llorar y lamentarse siempre hay tiempo, pero es mucho mejor poder reirse o, cuanto menos, sonreirse hasta de uno mismo.
    Saludos.

  7. Antón dijo:

    Perderé el café; pero., entendiendo el humor como tal y el tuyo en particular, tal vez sea un humor reversible. Sé que es sano,como tú; pero dejar un sabor amargo, como el que dice póngame un café solo y sin azúcar. Es café y puede llegar a gustarte amargo; sin embargo le falta el azúcar aunque sea en pequeñas dosis. De cualquier manera, un abrazo, como siempre.

    • Hola Antón: 😉 me da que sí, me da que pierdes el café, pero no te desanimes, que igual recibo una críica crítica que lo supera todo y entonces… pierdo yo 😉 Un abrazo crack

  8. René dijo:

    Ayyy que malito estoy y que poco me quejo, no es que esté para morirme porque morirse pa na es tontería, lo mio tira un poco para la hipertricosis ya que lo del lobisome siempre me ha tirado mucho, también me apunto a la fundus albipunctatus ya que por la noche y sin luz pues como que no veo, para rematar la faena también me he apuntado a la alopecia androgénica que me toca el folículo piloso ya que como siempre digo que no tengo ni un pelo de tonto ni de listo.
    Un saludo.

  9. La repera limonera, y es verídico:
    Escena primera. En casita, con tu “Googleearth”, te buscas una localidad costera bonita, con pueblecitos, su movida, un Hospital publico de estos modernos en que el gasto se hizo en televisores, sofás, etc, y el-paciente-siempre-tiene-la-razón.

    Escena segunda. Billete de ida, 30-40€, y muchas ganas de juerga. Cuando se te acabe el presupuesto, o te desmayes de una cogorza de campeonato, vas a parar al Hospital, donde dices: “tengo un problema grave de corazón” (el nombre no lo digo, por si acaso).” Ya me dijeron en mi ciudad que me tendría que hacer el examen x, pero no quise. Ahora si que quiero hacerlo, porque veo que me voy a morir de un momento a otro”. Pobre de quien diga un “pero” . Montas en cólera y pides para “hablar con el Director, a la vez que comentas que del Hospital vas a la tv a contar tu caso”.

    Los cargos directivos en Hospitales públicos son “a dedo”, y la consigna es “protesta cero”, por lo que, a poco que te des cuenta, te alojas en una bonita habitación individual (Montas otro pollo si no te gusta lo que te ofrecen), en espera de que te hagan la prueba, que no existe en ese Hospital, pero que para capear el temporal han aceptado ingresarte.

    Escena tercera: no tienes ni un cochino duro. Algo te tendrán que dar para cubrir tus necesidades mas básicas, como ir de movida los fines de semana, asegurando que cuando estés como una cuba, o te estés metiendo en una bulla con la autoridad (si les vas ganando, nada: sigues dándoles “fuerte y feo”, pero si te inmovilizan y ves que los tres o cuatro alfeñiques cuentan con la ayuda de un hombre, caes al suelo, te aprietas el pecho diciendo que te están matando, que te lleven al Hospital, que saliste de allí por la mañana). Los buenazos, te llevaran al Hospital, y para evitar mas líos, te llevan hasta algún regalito de vez en cuando. De esperar en Urgencias nada. Informas del numero de tu habitación, si te ponen pegas con voz trémula puedes decir “Director” “televisión”, y si tu habitación, por grave error del responsable del Hospital, ha sido considerada vacía y tu como fugado del Hospital, bueno: la lotería. No hay cuartos con jacuzzi, pero te encontraras con un” extra” como masajes, jacuzzi medicinal en FISIOTERAPIA, etc. Un año, se dio el caso de que en plena temporada ingresaron a una prostituta, que para rentabilizar los medios, puso “cobrador” en la puerta. Por que no echar una cañita al aire o tener un trabajillo de verano? Nuestro amigo optó por las dos. Después de innumerables peripecias, a finales de Setiembre, le dicen que han conseguido hablar con tal o cual Centro y le van a hacer lo que estaba pendiente, momento de sentir nostalgia y pedir que la Asistente Social te busque un transporte a casa, pero no en turista “por lo tuyo”. Y es que como te hagan viajar en turista, habiendo advertido tu que eso es malo, y te pase algo….”televisión” . Vuelves a casita en primera, transporte a domicilio, y hasta el año siguiente.
    Esto lo encontré revisando las historias de las personas que ingresaron entre 1995 y 2001. Ese verano lo intento otra vez, y fue trasladado de urgencia a un Hospital con mas equipamiento, donde, ya en la mesa de operaciones, dijo que todo era cuento para veranear gratis pero…”director” “televisión”, acepto un billete de vuelta en turista…

  10. Reblogueó esto en Javier Veray comentado:
    Reflexiones en clave de humor para la mañana dominical de un Medico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s