Esto del cerebro es flipante

Esto del cerebro es flipante, pero mucho, tanto que hasta parece que lo que se te ocurre no es de otro mundo, que no existe; tan flipante que incluso creo que no lo tengo y si lo tengo… pues que me lo prestaron, no sé. El caso es que alguna vez he escrito que no hay como esperar a alguien en cualquier sitio y mejor dos horas que una, que para algunos es perder el tiempo, aunque para mí es ganarlo porque es estar fuera de lo que te rodea y descansar.

Pues así estaba yo, descansado en casa a la espera de un amigo, cuando me fijé en un tapón de un bolígrafo BIC, ya sabes, el azul ese. Mira que hay cosas en las que te puedes fijar en una casa, pero cientos, miles, incluso en ti mismo, si tienes espejo, que casi es mejor que no; bueno, pues va el inútil del Guisandiño y, sentado en la mesa de trabajo, voy y me fijo en un tapón BIC de color azul… triste, no me digas que no, tristísimo. Y lo primero que pensé fue: «¿Y por qué azul si también tengo el rojo y el verde al lado? ¿me estaré haciendo de derechas?, ¿soy ya de derechas…?».

Oye, y lo que es el cerebro; pues no, llegué la conclusión de que me fijé en el azul porque Galicia da al mar, azulado él, que supongo que si viviera en Huesca me fijaría en el verde por eso de los picos de Europa, que nada tiene que ver con las drogas, por mucho pico que haya; y si trabajara en Urgencias… en el rojo, supongo

Y así estaba, esperando, jugando con el tapón cuando lo puse así de pie, con el capuchón hacia arriba, y mira que es verano, pues yo lo veía y para mí que estaba en Semana Santa, que solo le faltaba una vela y pena que no hubo un apagón en casa (que en las aldeas es muy dado a quedarte sin luz), que enciendo una, la pongo al lado del capuchón… y bueno, de ahí a hacer un paso…

Pues estaba con el capuchón, moviéndolo de un lado a otro, en plan procesión del silencio porque nadie hablaba, cuando alguien entró en casa y preguntó: «¿Escribes?», «sí», contesté, y estoy seguro que pensaría que lo estaría haciendo sobre Economía, sobre el deshielo, sobre la franja de Cisjordania, sobre el eucalipto, el caracol… a saber, pero cuando lean esto… pues me da que igual piensan lo que me dijo un día mi hija Victoria, en un arranque de sinceridad… esa sinceridad de los niños que te matan: «Papá tu no eres normal, pero no eres normal para bien». Si tú lo dices… gracias hija, gracias, que así a lo bobo me quitas un peso de encima.

Esta entrada fue publicada en economía, Educación, profesiones y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Esto del cerebro es flipante

  1. Antón dijo:

    Los capuchones azules tienen vida propia más allá de un bolígrafo punta BIC. Nacen del más allá e interactúan con el más acá, con el ya mismo. Particularmente utilizo rotuladores. Sus capuchones se pueden poner en vertical más facilmente, no se caen, no se mueven, no comen… y son rojos (los que uso). Ni siquiera protestan cuando los tiras. Creo que son conscientes de que su vida, más o menos corta, tiene el marchamo de lo efímero por más huella que dejen. Rojo o azul, no importa: la cuestión radica en su verticalidad. El capuchón azul punta BIC tiene un problema añadido el color político: es inestable, irascible. Cámbiate al rotulador. Es un consejo.

    • Hola Antón: Me estas convenciendo porque es verdad, el rotu es efímero, como la vida, y el capuchón del Bic… dura tanto que como te artes… ahí lo tienes al tío. Pues me da que me cambiaré oye. Un abrazo y gracias por tus sabios consejos

  2. Teresa Martínez Carpente dijo:

    Que suerte caer en tus manos ese capuchón , que nada menos acabó siendo una inspiración, porque si cae en otras acaba más roído que los huesos del churrasco(para algunos es un placer esto de roer los huesos), como un embudo o con cresta a lo panki…es el destino . Bikiños

  3. Pués yo que vivo en el pirineo y trabajo en urgéncias lo tengo clarinete para elegir el color del caperuzón del bic; si a ti uno te ha dado para semejante monólogo…Como bien dice tu hija, tú no eres normal; pero lo eres para bien, por que me has dibujado una sonrisa más. Un besico

  4. René dijo:

    Yo si que flipo contigo Guisande, de drogas no será pero fumar fumas, mira que mandar a la amiga Orosia a vivir a Asturias, hacerte del “PP” y por si fuera poco te nos vas de Semana Santa ahora que nos vamos todos a la playa.
    Menos mal que no eres normal Guisande, que ya me quitas un peso de encima.
    Un saludo.

    • Hola René: Envié a Orosia a vivir a Asturias…. pues que vuelva. Yo del PP… ni del PP ni del PSOE ni…. joé que feliz sería si tuviera una ideología, o la mitad solo… no lo sabes tú bien. Si, lo de Semana Santa, en eso sí que sí que tienes toda la razón, pero es que el capuchón ese pedía a gritos un paso😉

  5. quería decir que lo eres para bien. Se me ha colado un ” no “. Pido disculpas Manuel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s