No; si intención tenemos y mucha, pero…

A mí me encanta España; perdón no es que me encante, es que no hay un país como este, no lo hay, porque aquí sucede lo que no sucede en otro lugar del mundo porque lo que nos mata es… pues que tenemos buena voluntad, mucha, pero no nos conocemos, creemos que somos… y no.

Mira, hace unos tres años, un tipo montó por aquí, cerca de La Coruña, en un pueblecito, un pub americano, pero americano de verdad, con todo lo que te puedas imaginar: letreros made in Usa, billar, botas de cowboy, revólveres, sombreros, placas de sheriff… menos él, que se llama Gabriel y su mujer Toñi, todo era americano, incluso el tabaco, claro. Pues a los tres años, solo tres… joé, al cabo de ese tiempo, que no es mucho, ayer pasé por allí y el pub se ha convertido en una prolongación de la casa familiar.

No me expliques cómo, en menos de mil días, al lado de la mesa de billar han aparecido amontonadas cajas vacías de Coca-Cola, de agua mineral, de tónica, de botellas de vino, de coñac, de ginebra… y encima de todo ese cristo… revistas, periódicos, bolsas de plástico, cáscaras de cacahuete,  una publi de un súper y un cenicero.

Y el ambiente…. ¡¡¡Dios el ambiente!!!. De aquél primer día en el que entré, que un chico me sirvió educadamente, que preguntó si quería jugar al billar y encendió todas las luces, que aquello más que un pub parecía un casino de Las Vegas… el chico ya no está. Ahora la barra la atiende una señora que ha cambiado la música de James Brown por la de María del Monte, que pone a grito pelado una teleserie a media tarde, y por una puerta de detrás de la barra suele aparecer Toñi, embarazada, mientras un niño corretea de un lado al otro del local y parece que el cliente es él, unas atenciones al chaval… pero unas atenciones…

«¡¡Ven, ven con tu abuela; ven, ven Josiño!!, ven aquí mi vidiña…», se oye desde la barra y desde la Alhambra de Granada. «Ven, ven, neniño; quién te quiere a ti, quién te quiere a ti…». Y tú piensas: «Hombre, a mí usted no me tiene por qué querer, pero si no le importara ponerme un azucarillo para el café… o me dio terrón, aunque sea…».

Y así estás, viendo el panorama, pensando cómo se ha pasado del «yirepa, yirule» al «te espero en casa amoooorrrrr» y hasta te da ganas, por eso de no desentonar, preguntar: «Aquí bocatas de salchichón no tendrán, verdad…». Y mientras dudas en pedir uno de salchichón o de sardinillas, cavilas en cómo comenzó a tunearse el local y a la vez te dices: «Mejor que Pub Ohio le iba Casa Toñi, total Ohio y Toñi tienen cuatro letras…. gasto no era». Y es que es eso, voluntad e intenciones… todas, pero luego… es que somos así.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicación, Educación y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a No; si intención tenemos y mucha, pero…

  1. balbino dijo:

    Muy bueno,por eso lo de ” Galicia canibal ” se lo come todo,jajajjajaj.

  2. sylvia amiguet martinez dijo:

    TATIANA VODKA:

  3. Teresa Martínez Carpente dijo:

    Hola Guisande : Cristobal Colón dicen que descubrió América, y ahora los Americanos querrán descubrir España pero ya no quedan ni las raspas, y no les queda otro remedio que “yankie go home”, y llevarse la receta del bocadillo de salchichón., coger la idea de negocio que seguro que allí triunfa.
    ¡¡Menos villar y más brisca!! !!Menos Mac Donals y más bocadillos de salchichichón!! ¡¡Menos sombreros y más boinas!!! Y si no fuera por las patatas Colón , ya se podría haber ahorrado el viaje. Saludos.

    • Hola Teresa: Despues de esto que acabas de poner…“¡¡Menos billar y más brisca!! !!Menos Mac Donals y más bocadillos de salchichón!! ¡¡Menos sombreros y más boinas!!! Y si no fuera por las patatas Colón , ya se podría haber ahorrado el viaje” que voy a decir yo… ná. 😉 Un beso.

  4. CARMEN dijo:

    Genial artículo. Somos realmente así…MARAVILLOSOS. Besos.

  5. René dijo:

    Hola Guisande, si es que nos creemos muy modernos pero seguimos siendo un país de pandereta, podría decir que tenemos mucho que aprender pero, si no hemos aprendido nada en estos últimos treinta años, dentro de otros treinta seguiremos con la misma historia.
    Lo bueno del caso es que si disfrutamos como somos, no necesitamos ser la repera modernista y más cuando algunos vienen a nuestro país a disfrutar un poquito de nuestro estilo de vida, que no será muy moderno pero se lo pasan de miedo.
    Un saludo.

    • Hola René: Los demás países de Europa son tan tan modernos que son un auténtico aburrimiento. Nosotros nos pasamos un poco pero… por eso somos alegres. Es que no se puede tener todo 😉 Un abrazo fuerte buen amigo

  6. Ben Tangerino dijo:

    el articulo muy bueno ….solo una duda : subes ó bajas ? 😉

    • Hola Ben Tangerino: Pues muchas gracias y bienvenido al blog, pero no preguntas tú poco…. asunto complejo si subes o bajas, claro claro no lo tengo, pero que estopy en un escalón… eso seguro ; ) Un abrazo y gracias por tu comentarios, que siempre anima a escribir.

  7. Al menos los protas son el niño,(que son muy majos) y la abu, que se cree que solo ella es abuela y quiere a su nieto, algo también muy típico de la madre patria. Peor es cuando las camareras son una adolescente y su mami que se cree adolescente. Ahí…..puede pasar de todo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s