Para qué se necesitan los móviles… pa ná

Tú, claro; como vives en la ciudad, o en un pueblecito de bastantes habitantes que para ti también es ya una urbe… pues lo normal es que en él haya pasos de peatones, que la gente los cruce, no suceda nada especial y que la vida continúe.

Esto sucede, que te diría yo, en unos 8.000 millones de pueblos de todo el mundo, tirando por lo bajo; pero en el mío no; en el mío, que está a unos 20 kilómetros de La Coruña, tenemos dos pasos de peatones, ¡¡¡dos!!!, desde hace poco, y somos tan felices… pero tanto… que no te lo puedes imaginar. ¡¡¡Que vas imaginar!!!, imposible. ¿Cómo alguien puede imaginar que se esté contento por tener un paso de peatones…? Nadie, absolutamente nadie; bueno, nadie no, nostros sí.

Pero es que nuestros pasos de peatones no son pasos de peatones al uso; y no son al uso por eso mismo, porque no los usa ni dios. Aquí se cruza por donde sea, cuando sea, como sea y que sea el conductor el que se preocupe y más si lleva un Seat (esto de Seat solo lo pongo para que rime, olvídalo). Y como no son al uso, cuando alguien lo usa…  como el conductor tiene que pararse, entonces lo que ocurre roza la psiquiatría…

De charla

Se pone el semáforo en rojo, el automovilista de turno se para, pasa un peatón (por cierto que aquí el concepto de peatón es algo etéreo; aquí pasa Juan, Chiño o de Chiruca, Carlos o miñoca o Pepino o mosca, que nos conocemos todos) y cuando, pongamos por caso lo hace Ramiriño y va por la mitad de la calzada, el conductor hace ruido estruendoso con el motor, saca media cabeza por la ventanilla, golpea con la mano izquierda la carrocería de su coche y a grito pelado se oye. «¡¡¡¡Ramiriño caralllo, que vas dormido!!!!, ¡¡¡desperta oh!!!».

¿Y qué crees que hace Ramiriño?, que se mosquea… que se altera… ¡¡¡que va!!!, se ríe, como te lo cuento, se ríe; cuando a todos nos daría un infarto, un amago de taquicardia… Ramiriño se ríe, con dos bemoles, como si no hubiera pasado nada y lo primero que dice a su colega/conductor es: «¡¡Ostias Chuchiiiii!!!, ¡¡¡dónde vassss… !!!».

Vamos a ver: Tú sabes que hay una cosa que se llaman teléfonos móviles, que son unos aparatos pequeños, muy sencillos de manejar, que tienen un teclado con números, que marcas el de un amigo y hablas ¿no?: Bueno, pues a veces me pregunto que para qué alguien se estrujó el cerebro para inventarlo, porque Ramiriño y Chuchi se ponen a hablar en medio de la calzada como si fuera el bar  (uno de pie y el otro en el coche) y como si el semáforo en vez de tres colores tuviera el arco iris completo.

Tranqui, todos tranqui

¿Y tú cree que al resto de conductores les preocupa que hablen y charlen cuando ya el semáforo está en verde?, pues no. Aquí hay como unos segundos de, que te diría yo… ¿cortesía sería la palabra?. Lo dudo, pero hay algo, porque aunque este en verde se deja unos 10 o 15 segundos para que se despidan.

Y solo, y cuando digo solo es solo, pero una soledad infinita, si alguien toca la bocina es cuando termina la conversación; pero se termina como se termina, que es casi empezarla, porque mientras Chuchi acelera lentamente y Ramiriño llega al otro lado de la calzada, entre uno que se va y el otro que se queda se oye: «¡¡¡Cando volvas nos vemos no bar de Auroraaaaa!!!!, ¡¡¡¡no de Auroraaaaaa», «¡¡¡quéééé…!!!», responde el otro, ya a la altura de Jaén; «¡¡¡¡que no de Aurora ohhhh!!!!».

Y alucinante, a gritos, decidiendo todo en el condenado paso de peatones, Ramiriño y Chuchi no solamente quedan y se ven en el bar Aurora, sino que se entienden y  perfectamente y resuelven cualquier tipo de asunto, y, eso, lo mismo son capaces de quedar en una tasca que firmar un acuerdo marco sobre misiles tierra-aire, allí en el asfalto, entre las líneas blancas. ¿Hablar por teléfono?, ¿utilizar el móvil? para qué… En confianza, entre nosotros, aquí Nokia futuro… no le veo ninguno; ahora, si vendiera pasos de peatones… eso ya…

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicación, vecinos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Para qué se necesitan los móviles… pa ná

  1. libelulares dijo:

    Bueno, si yo te contara… Ramiriños hay en todos partes, ufff, donde yo vivo también nos conocemos todos, eso si, aquí semáforos no hay, pero pasos de peatones, bueno, creo que cuando asfaltaron le dieron un metro a uno y le debieron decir que pintará 20, por decir algo y sí… los pintó, incluso alguno en el que o te dás de bruces contra el muro de una casa o te despeñas por la montaña, no tienes otra opción.
    Y las charlas, bueno, aquí ni móviles, ni fijo ni nada, aquí la gente simplemente se para y si tienes suerte en unos segundos se despiden, sinó no te queda otra que decirle a Ramiriño; por favor, que me quiero ir ya a casa!!!! o, tengo prisa!!!! no sé…
    Y que conste que yo vivo en una urbanización dentro del área metropolitana de Barcelona, una montañita muy mona, toda ella arbolada y super tranquila, tanto que ya ves, hasta Ramiriño se ha venido aquí… jajajajajajajajajaja

    • Hola Libelulares: Sí pasa en todos los sitios, pero un dí contaré cuando se para en plena carrtera para saludarse o hablatr y tu esperando… esa es otra 🙂

      • Giuliana dijo:

        Hola manuel,

        He curioseado bastante en tus comentarios
        me parecen interesantes y me gustan, espero leer mas publicaciones tuyas…:-)

        Gigi:-)

      • Hola Giuliana: Bienvenida al blog y ya nos dirás de dónde eres porque ese nombre me da que debe de ser argentino o chileno ¿no? Pues espero verte más por aqui y si te gustan y disfrutas… pues yo sigo escribiendo.Un beso

  2. Gloria dijo:

    De despertador….

  3. Isaboa dijo:

    Eres la caña de España. lo que me rio contigo.Bss

  4. aine dijo:

    Muy bueno y muy divertido! Vivo en Buenos Aires (Argentina) y aca sin celular no salimos ni al balcon y pasos hay, aunque siempre faltarian unos cuantos mas…y por supuesto como buena criatura de ciudad, escapo de los Ramiriños que no te das una idea!

    • Hola Aine: Antes de nada bienvemida al blog. Estaba yo pensando si lo que se escribiría se entendería en centroamérica y sudamérica, donde tengo muchos lectores, y veo que sí. Pueso los Ramiriños son una auténtica desesperacion cuando tienes prisa porque además, cuando terminan la conversación, una carcaterística de ellos es que te miran y te sonríen, que eso es lo peor, que como sabes que van a sonreír… como vas a protestar 😉 Un beso transoceánico y espero verte más por aquí y si das a conocer el blog entre tus amistades.. pues muchas gracias.

  5. Teresa Martínez Carpente dijo:

    Saludos Guisande , el móvil ya es una prolongación del cuerpo humano a estas alturas, además con lo del wasón o wasa p , (cosa que no entiendo) , ya no hay quien le gane, porque pan puede faltar pero un móvil ni hablar. El otro día en una disco donde va gente de edad a disfrutar, y tocando una buena orquesta..allí estaban los biejetes dándole al wasón,, ni cumbia ni leches, es comprensible (hasta cierto punto) porque venimos de una época un tanto incomunicada pero tantooo….y de Ramiriño y Chuchi no digo naaa…solo que tranquiliza pensar que la gente se toma la vida con esa calma, eso quiere decir que no todo está perdido.

    • Hola Teresa: Pues no nada esta perdido y ma cuando proyectas un vikje y dices “de La Coruña a Madrid 5 horas más cuatro Ramirilños por el medio… llegaré en 6 horas, más o menos” Nada esta perdido pero ganado…. y no me refiero al vacuno… Un beso guapa

  6. Checho dijo:

    Manuel ¡¡qué bien vives en tu aldea¡¡¡ envidia me das, por qué me habré casado con una urbanita?

    • Hola Checho: Y por qué poco a poco no vas poniendo plantas por la casa incluso algún terr´ón en la cama y con un poco de humedad y olor a setas a lo mejor así… va entrando, es que otra cosa no se me ocurre; bueno coges una casa en la aldea, la atas a un árbol y hasta que le guste… pues a vivir fuera, que en enero, con el frío que hace, seguro que la casa le encanta 😉 Un abrazo, PD. Cuerda tengo de sobra

  7. Pues perfecto, oye, pararse un poco mas, hablar y olvidar el móvil……….aunque claro, eso está muy bien para los lugares pequeños, en los pueblos grandes y en las ciudades igual se colapsa todo y paramos el mundo. Y si lo paramos……….. ¡yo me bajo!!!!!!!!!!

  8. René dijo:

    Aunque todo el mundo usa el móvil, los jóvenes nos ganan por goleada, lo usan para ver las noticias, para wasapear, para jugar, para escuchar música, etc. Pero para lo que lo usan muy muy poco es para hablar por teléfono, que es para lo único que lo uso yo.
    Por lo demás, te diré que efectivamente en la ciudad los pasos de peatones y los semáforos forman parte del estrés cotidiano y también recuerdo en mis visitas a muchos pueblos, como los pasos de peatones , las esquinas o cualquier parte de la calle se usa para el disfrute de los vecinos. Aquí en Mallorca es muy típico en verano, que los vecinos salgan a la calle al atardecer, con sus sillas y refrescos disfrutar de la fresca, charlando con los amigos y sin usar el móvil…
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s