No es igual un invitado tuyo que de tu mujer, qué va ser…

Esto de invitar a alguien a comer a casa, pero una comida que tal, no un bocata y tira palante, tiene su miga (si hay pan. De verdad, ¿soy normal?, ¿se puede decir mayor estupidez?) porque no es lo mismo que el invitado sea tuyo que de tu mujer. Y es que son distintos, pero que muy distintos.

Invita tu mujer a alguien, y más que estar en casa parece que estás en el Palacio de Oriente porque hay una máxima: no-pu-e-de-fa-llar-na-da, na-da. Y lo primero que sucede es que de no sé de dónde, saca un mantel con unas virguerías de agujeritos que le llaman puntilla que ni que lo hubiera hecho la costurera de la Catalina de Austria, casi no se puede tocar y hay que comer levitando, no se vaya a manchar, que tú… bueno tú como mucho pondrías el felpudo.

Y son tan diferentes que si estás comiendo y cae algo al suelo, por ejemplo un trozo de pan… ni que estuviera envenenado y aquello fuera un terremoto; todo diosssss se inclina al suelo, coge el mendrugo ese bajo la mesa… «y que no, que no lo tomes, que ni hablar, que… ». Eso ellas, claro, porque nosotros, nosotros con nuestros invitados…

Hombre, yo no te digo que si viene un colega y si un bistec lo notas un poco duro lo cojas, lo tires al suelo y lo taconeemos en grupo, a ver si ablanda, y tras zapatearlo alguien lo toque y si lo ve como que aún no está tierno, pues tras una mirada cómplice a todos, otro tracatrátrátrá a ritmo de José Mercé… joé, que es un amigo, no una bestia, pero de ahí a tirarse todos cuerpo a tierra porque ha caído un panecillo…

Y si son tan diferentes que ante una situación así, de que ha caído un pan, una invitada de tu mujer no dice nada; pero uno tuyo no solo dice que da lo mismo, sino que si al pan se le ha pegado incluso una mosca dirá: «No, no, deja la mosca, déjala, que yo en casa siempre lo tomo así… ». Un santo, de verdad que un santo.

Como te digo, yo no sé como serán los invitados de tu mujer, pero los míos… los míos, eso, unos santos; pero lo que me extraña es que haya algunos que no vuelven, pero no sé si es porque vivo lejos, en una aldea y les resulta complicado, o porque que el pan sí que estaba envenenado y como en los diarios digitales, que es lo que leo, las esquelas no se publican… pues que quieres que te diga.

.
La amiga del blog Carmen Posadas y su nuevo libro «El testigo invisible»

Una buena amiga del blog y excelente escritora, Carmen Posadas, está presentando estos días por varias ciudades de España su nuevo libro El testigo invisible, que nos adentra en la época de los zares rusos. Para ello maneja documentación oficial de los servicios británicos, recientemente desclasificada, y retrata los cambios sociales que entonces se produjeron en los que se entremezcla el odio, el amor, el poder y la venganza. Sin duda, un magnífico libro para conocer más esa época desde una perspectiva distinta. Enhorabuena Carmen; y para quieran un libro, el día 19, en Orense, en el Club de Lectores de La Región, allí estará ella atendidendo a su cientos de .

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Casarse, Educación, gastronomía y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a No es igual un invitado tuyo que de tu mujer, qué va ser…

  1. Rosa dijo:

    Hola Guisande; soy mujer pero en este momento te voy a dar la razón, las mujeres somo más “tiquismiquis” en lo se refiere a tener invitados, y más si es una “amiga”, nunca sabes como te va a poner cuando este con las otras “amigas”. Por eso extremamos las precauciones. Vosotros……bueno ya sois otra cosa, el cenicero lleno encima de la mesa, un vaso que no ha pasado por el grifo, sin mantel, el chorizo entero….para que se corte el que quiera; vamos hasta ahi podriamos llegar!!! No sigo, pero lo has calcado. Por mi puedes continuar deleitandonos con tu visión de las cosas domesticas. Siempre es de agradecer que alguien se tome la vida con humor, que ya hay bastante tonteria por el mundo. Un saludo

    • Hola Rosa: Pues muchas gracias por tu comentario y, pues que digamos que más o menos es así porque vuestras “amigas”… joé como para invitarlas, aunque hay de todo pero… supongo que eso se lleva en la sangre Un beso

  2. Carmen Luisa Ramos Barrera dijo:

    Ja,ja,ja,ja. Te diré una cosa, particularmente yo, solo odiaba a unos amigos de mi novio, pero con motivos….. Y tienen tanta tela…..Que ni el mantel me hacía falta. Y sin yo hacer ná de ná, 😉 ellos solos se pelearon. Por supuesto previa ordén expresa de que no subierán núnca más a la casa y que los recibiera en el Salón de abajo. Y bueno así pasaron meses y yo ignorando sus criticas. Hasta que booom. Se pelearón entre ellos. Y la verdad yo encantada, porque ¿a quién carajo le gusta que un niño brinque en tu sofa?,¿ Que le tomén el peso a la cubertería a ver si es de plata?, ¿Que te cuenten la vida de la vecina que tu ni conoces?, ¿ que pongán a parir a su propia sobrina sin estar la pobre para defenderse? Y sobre todo que lexico!!!!!!!!!! y encima mi novio norteño, pues imaginate le dío muchas patada al diccionario mientras duro esa efimera amistad. Ja,ja,ja,ja,ja. Yo te recomiendo, que esas amistades las invites a una tapita y una cerveza en cualquier bar. Ja,ja,ja,ja.ja.

    • Hola Carmen: La verdad que la gente que viene a mi casa me conoce de sobra y especialmente de sobre, que saben que despues de comer guisandiño se va a sobar este quien esté… si no hay como te conozcan. Un beso

  3. Carmen Luisa Ramos Barrera dijo:

    Ja,ja,ja,ja a mi cuando hay tiros no me preocupa, eso significa que ganó el Real Madrid ó España la Liga Europea. Ja,ja,ja.

    • Hola Carmen:Yo si hay tiros… si estoy con los cascos oyendo música… entonces hasta que vea sangre… pero si no, que venga el juez, que para eso está par levantar el o los… me voy a levantar yo, no es mi profesión oye.. 😉 Un beso

  4. sara dijo:

    Como mujer siempre me sentí rara con el tema este de los invitados….nunca entendí lo de los manteles,cuberterias y demás enseres que estan guardados y que hay que sacar,lavar y abrillantar cada vez que vienen invitados!! Es todo como raro…particularmente mis invitados son como de andar por casa y les encanta comer en mi vajilla de todos los dias y los demás los considero compromisos a los cuales me los llevo a comer fuera y los manteles los ponen los del restauranten y si se cae el pan …es terreno neutral!!!! ;))

    • Hola Sara: 😉 😉 😉 esta bien eso de «y si se cae el pan … es terreno neutral!!!!» Una cosa es que mole de vez en cuando poner una mesa bien, pero bien total, otra es que quien esté bien es la mesa y no tú ¿no? Un beso y gracias por tu comentario

  5. Pues que si, que es una verdad como un templo……..Diferentes modos de ver las cosas na mas!

  6. Ana dijo:

    Es verdad,,,,

    • Hola Ana: Aunque solo digas «Es verdad..», te lo agradezco, saber quue siempre hay alguien detrás del teclado, anima. Espero verte más por aquí y si es la primera vez que entras… bienvenida y… no me abandones “el nunca lo haría” 😉 Un beso

  7. celindacases@live.com dijo:

    Hola Guisande, aqui tengo que hacer un inciso, no es lo mismo, amigas que conocidas, lo promero,aceptan lo que hagas sin fijarse en detalles, pero !ay lo segundo ! razón llevas, les faltará tiempo para fijarse en todo y luego criticarte en cuanto a los amigotes, esos pasan de todo, solo quieren abundante comida, que no faslte la bebida, y después buenas risas con los temas de siempre. Besos

  8. celinda dijo:

    jejejejeje,que listo eres Guisande

  9. celinda dijo:

    bUENA CONTESTACIÓN ME HAS DADO GUISANDE, PORQUE NO ES LO MISMO LISTO QUE ESPABILAO, Y TU NO ES QUE TENGAS NOTA ALTA, TE DOY MATRÍCULA, JEJEJEJ

  10. Pues en este tema no puedo opinar mucho por que no tengo pareja, pero si os puedo decir que la gente que viene a casa repite, no pongo mantel,se puede comer con las manos si te place, lo que se cae al suelo ahí se queda, ya se recogerá luego, se bebe y se fuma y se echa una siestecilla quien quiere, eso sí Manuel el pan siempre del día. Besicos

    • Hola Orosia: Me apunto, especialmente al tema de la siesta, eso sí que es un punto. Y lo de fumar también, fíahte que en casa tenemos dos coches un normal y otr regular, pue yo prfiero el regular pprque tiene cenicero y encendedor, el otro nada. Un beso

  11. René dijo:

    Mira por donde me sale ahora la vena femenina, y es que en mi casa el exagerado para esto soy yo, que me gusta tener a mis invitados muy bien atendidos y si son invitados de mi mujer, todavía me esmero más si cabe, que basta los conozca poco para intentar que todo quede lo mejor posible; para los muy conocidos, ya se sabe que la confianza da asco…
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s