Los hospitales dan mucho de sí, pero que mucho

Una noche acompañando a alguien en un hospital da mucho de sí, pero que mucho de sí. «¿Me traes un vaso de agua? sí; «¿me levantas la cama?» sí; «¿me pasas el mando de la tele?» sí; «¿y el teléfono?», sííííííííííí. Y por momentos piensas: ¿Y no le dará un payá, nada grave, pero un payá por unas horas y que me deje tranquilo…?  y aunque por la mente te pasa un «no, ¡¡¡ por Diossss !!!, que qué cosas tienes… », por la frese te dices «que sí, que sí, que un payá controlado… que me va a dar algo, que como me pida otro vaso de agua va a beber, pero toneladas».

Y así estás hasta la una de la mañana cuando tu acompañante dormita. Entonces decides hacer lo mismo y tienes el síntoma de Ikea: ¿Pero cómo diablos se despliega este sofá para dormir?. Y tiras de un lado, de otro, lo giras hacia arriba, hacia abajo, y de repente oyes un cracccc seco que flipas y no te cabe duda de que algo ha pasado, y malo.

Estás convencido que lo has roto porque se ha quedado como a medio camino entre sofá y sofá-cama; sillón y sillón-cama; litera y litera-cama, silla y silla-cama… por que, claro, lo de cama estas convencido que es; pero descubres que no, que lo que se dice cama cama no es y piensas si quien la construyó se habrá inspirado en alguien que padecía artrosis, tortícolis, reuma galopante o fue lo que sobró de las paraolimpiadas, yo que sé…

Y… ¿tú sabes el cubo de Rubik ese, que lo giras no sé cuantas veces hasta poner todas la caras de colores?. Que tiene el jueguecillo… mil movimientos, 600.323, quizás 724.444… pues tú haces más, pero muchos más para poder acomodarte en esa especie de artilugio-camastro-sofá-cama que tiene la parte de la cabeza levantada, donde pones la espalda como abultada y las piernas… pues que se han olvidado de que tienes piernas porque no hay donde colocarlas.

Y estás así, pensando en el condenado mueblecillo, en cómo es posible que lo hayan hecho de esa guisa/guisande cuando descubres que esa «cama» no es para ti; es para las enfermeras, está hecha para ellas. Sí, para ellas, y que está pero que muy bien pensada porque si la utilizas una noche lo que sucede es que no pegas ojo y entonces ante cualquier cosa que le ocurra a tu acompañante, pues las llamas; y lo mismo las llamas una, dos o cinco veces… será por llamar….

Y claro, como en esa cama no hay quien aguante dos noches seguidas, al final te rindes y te vas para casa; entonces, como ya no estás en el hospital, no puedes marearlas y ellas hacen su guardia nocturna tan felices,  durmiendo en otra dependencia o al menos están más tranquilas sin que las mareen porque eso, como no estás…

Y descubres también que la cama no la ha diseñado un carpintero ni un experto de Ikea, que por el cristo que es pudiera ser lo más normal, ¡¡¡ que va !!!. La ha diseñado un equipo médico multidisciplinar que le llaman, pero que mueres igual. Y te imaginas a un especialista en riñón diciendo al que construye el artilugio: «Póngale, póngale esto aquí abultado en esta zona, que fijo que le da en los riñones y no aguanta»; y al especialista en hígado…  «y los brazos metálicos aquí, a esta altura, por si quiere recostarse hacia este lado hepático, que se le clava fijo y a ver si el tío tiene bemoles de… ».

Y así, pues hasta treinta o cuarenta facultativos participando, dando sus sabios consejos, que con tal de que no pases ni una noche más en el hospital y que todos ellos y ellas puedan estar tranquilos … y eso, que una noche da mucho de sí; menos la cama, la cama… no.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a Los hospitales dan mucho de sí, pero que mucho

  1. concha curros dijo:

    Y que quieres que te diga, al final te acostumbras y el cuerpo se acopla al sofá/silla-cama, y te acoplas y pareces un cuatro, que para estirar te y volver a tú ser, por la mañana, ni te cuento! Que una ya tiene una edad y no esta pa jotas.

    • Hola Concha: Yo nunca he podido dormir en esa virguería de artilugio. Y si pides algo para dormir no te lo dan, que yo solo pidoun par de bofetadas o una anestesia total porque si es local… ná. Un beso y gracias por tu comentario, que siempre es un ilusión leer vuestros comentarios

  2. Jajajajaja!!!!! Me a tocado leerlo sentada (que no acostada) precisamente en uno de esos artilugios en el materno. Y claro, como acompañando a tu cría la opción de irse a casa no existe, pues estoy ya pensando ponerme a dormir en el suelo! ;-))
    Muchas gracias por sacarme una sonrisa.

    • Pastora Vázquez: Yo que tú le ponía una zancadilla a una de ellas, la tirada al suelo, a la aplastaba bien aplastadita y dormía encima de ella, que no te llega…pones dos. Oye, cue´netnaos qye le pasa a la niña, que amí esto de los peques… Un beso y cuéntanos ¿vale?. Ah y bienvenida al blof, que no te tengo fichada 😉

  3. Antonio dijo:

    Hola Manuel:
    Se trata de la SOLIDARIDAD. Ni más ni menos. Alguien que diseñe el mobiliario de un hospital no puede permitir que a tu lado esté alguien querido (se supone) sufriendo y tú ahí roncando. Eso del equipo multidisciplinar no anda descaminado, pero lo hacen adecuando el mobiliario a la planta en cuestión. Por ejemplo: que estás en la planta de neumología, pues diseñan el sillón para provocar unas apneas que ni un submarinista profesional, que acudes a alergología, pues pintan el skay ese que parece piel con una sustancia irritante y te pasas la noche rascándote, ¿y si te toca ir a traumatología? bueno, ese no es un sillón, es directamente un potro de tortura. El caso es la SOLIDARIDAD con el enfermo, que ya lo dice el refrán: mal de muchos…
    Un saludo.

  4. Maria Jesús Fernández dijo:

    Buenos dias Manuel: en realidad el paciente, paciente es el acompañante del supuestamente “PACIENTE” te ponen a prueba y si no la superas……. quedas como “PACIENTE” de verdad, al apoderarse de ti un estado de ansiedad y nerviosismo que pa qué…… si ya dicen que la PACIENCIA, es la madre de la Ciencia, de ahi los diseños mobiliarios del hospital, CONSEJO: cuando tengas que volver quedar una noche como PACIENTE pasivo, llévate el saco de dormir, y asunto solucionado, Un saludo 😉

  5. Isabel dijo:

    Hola Manuel.
    A mí me pasó que una noche que me quedé con mi madre en el hospital se me ocurrió , después de muchas vueltas en el sofá maldito, tumbarme en una de las otras camas que estaban libres ( era una habitación para tres ). Pues no llevaba ni 5 minutos cuando se abrió la puerta y entraron la enfermeracaraperro, un celador y una paciente para ingresar. La enfermera me soltó un : ” FUERA !! ” que me despejó la mente mejor que un café solo largo y cargadito. Serían las 2 de la mañana y ya no pude ni parpadear en lo que quedó de noche. En qué hora se me ocurrió echarme sobre la cama…madre mía.

    • Hola Isabel: Más bien en qué hora nombraron al ministro de Sanidad de esa época y al de etse y aprobó esa enfermera ;). ¿Una cama libe?, pues la utilizas. En vez de sofá-cama que es un es y no es, pues mira que ahora no hay muebles… Pues a mí una vez no me econtraron en otra cama, no, me encontraron con mi mujer en su propia cama (no era nada grave) Entró la enfermera, me miró, me levanté y si me llega a decir algo…. le diría “lo siento ¿tiene usted turno esta noche?. Es que o traigo mi cama o un saco, pero negociemos. Dormimos todos o ninguno” ;), que me voy a cortar yo ante semejantes bobadas ;). Lo dicho, no quieren que estés para que no marees. Un beso y como eres nueva por esto lares… bienvenida a lo que siempre digo mi-tu-nuestro-blog

  6. René dijo:

    Pues mira que esto ya tiene que ser apropósito, resulta que en Palma de Mallorca estamos estrenando hospital, y todo es súper moderno, súper rápido y súper guay; pues las dichosas sillas esas no iban a ser menos y son electrónicas con mando en el brazo, que parece un robot con asiento.
    Pues resulta que sentado la cosa va bastante bien, pero para tumbarte y dormir va a ser que no, que eso de dormir debe de estar anticuado, por que con el sillón ese es imposible que alguien pueda estirarse y echar una cabezadita.
    Yo creo que tienes razón, que no quieren que te duermas y así no se te pasa la hora de la pastillita ni de cuando se acaba el gotero.
    Un saludo.

    René

    • Hola René: Ni lo dudes están para eso, para que no te quedes allí. En USA, es al contrario, como te cobran por todo hay unas camas porque así tú, para no gastar, cosas como llevar a un nfermo al baño etc lo haces tú, sino la enfermera (que ya no quiere cobrar más porque ganan un pastón) está traqnuila. Un abrazo.

  7. Carmen dijo:

    Odio esa experiencia…

  8. rozio dijo:

    Ummm, historias de cama… y de hospital! he tenido unas cuantas. El hospital para mi hija pequeña es su 2ª casa. ¡¡Qué contenta va!! ahora que la noche no la llevamos tan bien… sobretodo la madre. Yo también me acoplo con ella en la cama y sólo una vez me dijeron eso de “la cama es para los pacientes” pero rápidamente me suplicaron que volviese 😉

  9. fauve, la petite sauvage dijo:

    ¡Hola, Guisandiño! Yo te he puesto en mi vida hace tiempo aunq no pase x aqí al tener mal el pc, q sto d scribir dsd móvil no digo yo q no se pueda ni se me dé mal, pero igual, igval, no es, no.
    Y lo mismo sucede con los cosos o xismes d los q aqí se trata: se pretende q qien vele al enfermo NO SE DUERMA para poder atenderlo, q es a lo q se va y no a dormir, y si no precisa ayuda tpco precisa acompañante.
    A lo mejor os reís d mi x mi perogrullada, pero m arriesgo pues yo lo aprendí no hace tanto.
    Y como dices, mejor acompañar q ser acompañado aunq a veces se sufre tanto o más.
    Q s mjore tu acompañado y tu cuerpo mallao y recuerdos a la planta 10 -pero qué vistas, ¿eh? Esas son d las q curan *^_^*

  10. Raul Gutierrez dijo:

    Tengo a mi hijo hospitalizado sera q me puedoquedar de noche con el

    • Hola Raúl: vaya,como puedes ver son artículos de humor, que es eso, humor cundo no pasa nada; pero cuando ocurre algo, como ahora tu hijo hospitalizado… pues no tienen ninguna gracia. Espero que se mejore Un fuerte abrazo de padre y espero que se recupere pronto y que no sea nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s