No sé, algo pasa entre el ratón y el gato

(Cosas que pasan al dejar la ciudad e ir a vivir al campo. Bueno, y por se una nulidad, claro)

Yo comprendo que un ratón, con estos días de lluvia made in Arca de Noé y de Paz y Amor porque sí, pues entre en una casa en la que hay tantas viandas navideñas como polvorones, turrones, mazapanes… yo qué sé. Y lo entiendo porque yo, sin ser ratón haría lo mismo; es más, de hecho lo hago todos los días, todos los días entro en casa aunque no sea Navidad.

Lo que no alcanzo a entender es que, ya que entras en propiedad ajena, es que no tengas cuidado y así, a las cuatro de la mañana te pongas a roer una madera y luego, como si fuera tu domicilio, pues a dar vueltas por la casa y que termines pasando por encima de unas bandejas de metal y hagas un ruido que no veas. Que una cosa es ser ratón y otra bobo porque, por ejemplo, el Ratón Pérez en eso es un modelo: entra, se va, y aquí paz y después gloria.

Pues hace unos días entró un roedor y montó tal sindios que entonces hice lo que tenía que hacer. Cogí a Pak, el gato (que vive fuera de casa) le hice un contrato basura, lo di de alta en la Seguridad Social, lo sindiqué, lo metí en casa frente adonde yo creía que estaba el ratón, y tal cual le dije: «Pack, a currar».

Desde que Pak está currando, la verdad que no he oído nada, pero absolutamente nada al ratón, ni de noche ni de día, ni a media tarde ni a tarde entera; pero a mí lo que me extraña es que Pack no me presente el cadáver del bicho o una pequeña prueba del que el animalejo está fiambre, como hacen todos sus congéneres gatunos.

Para mí que se han confabulado; que el ratón vive en casa, que Pack le ha dicho que de hacer ruido nada de nada porque Pack sabe perfectamente que si después de tres días no lo ha cazado y la alimaña sigue haciendo de las suyas lo despido; es decir y con perdón (pero es que me tiene desesperado), que se va a la puta calle, que ahora vienen las nevadas, y busco una solución más drástica: un león, por ejemplo.

Y entonces, sabiendo esto ¿por qué Pack no presenta al difunto ratón? Pues por la misma razón, porque sabe que en cuanto termine su trabajo lo doy de baja, el finiquito, y como el tipo no es tonto pues así están los dos: el ratón en casa, sin hacer ruido, calladito, y el gato haciendo que curra, frente al fuego y a verlas vir mientras a mí me desespera porque no me gustan animales en casa, que para eso estoy yo. Pero a decir verdad, la culpa es mía y solo mía, lo reconozco, porque todo comenzó al principio; no cuando le hice el contrato basura, no; sino cuando lo sindiqué, cuando lo afilié, porque yo es que al Pavk este lo veo pero tan tan tranquilo que para mí que es un liberado.

LA PERIODISTA GABRIELA RUIZ, PREMIADA

La joven periodista y colega del blog, Gabriela Ruiz, obtuvo con su relato bla, ble, bli, blo, blue, la mencion especial del jurado del Concurso Cuentos Para la Igualdad, que organizó el Ayuntamiento de Dos hermanas (Sevilla). El cuento, con ilustraciones de Patricia Carcelén, narra la historia de una niña que nace de color azul y que cuando llega a la edad de 7 años es consciente de que es diferente e intenta por alocadosy fantasiosos medios ser normal. Enhorabuena Gabriela.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en agricultor, Animales, articulo, profesiones y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a No sé, algo pasa entre el ratón y el gato

  1. Virtu dijo:

    Lo que ha pasado es que el gato se ha merendado al ratón enterito, porque además, aderezado con tanto sabor a polvorón y turrón le ha sabido a gloria…y a ti no te ha enseñado nada, porque una vez hecho el trabajo lo echas fijo, así que lo está es disimulando…tonto es el gato, sí 😀

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Virtu: Es verdad, a que el Pack este está disimulando, a que vas a tener razón… listo el gato este… Un beso

  2. A mí me da no fociño, Manuel, que el gato busca al ratón donde no está. Algo así le sucedió a Nasrudín, que buscaba, en el zaguán de su casa, una aguja que se le había caído al suelo en el comedor, porque allí, en el zaguán, había más luz.
    Un cordial saludo, Manuel.

    • Manuel Guisande dijo:

      Tío Chinto de Couzadoiro: La verdad que me estáis danos nuevas pistas y, especialmente, una visión más amplia del problema. Prometo intensificar mi investigación sobre el roedor y el gato a ver qué sucede. Gracias por tu comentario y un saludo Tío Chinto de Couzadoiro (dios, es poner tu nombre ya acabar agotado).

  3. amalia pernas sabio dijo:

    habia hecho un comentario y lo perdí, asi que repito: guarda bien al gato que los ratitos son muy perseverantes, como el de susanita les gusta el turron, pero tambien filloas, orejas, y cerca está el carnaval. Yo que tú lo hacia fijo…Feliz Año!!!!

  4. Montse García dijo:

    Manuel: si en vez de ser Pack, fuese Packa, ya tenías ratón. En mi casa tuvimos gatos toda la vida, pero a la hora de enfrentarse a un ratón, na de na. En cambio las gatas… eso era otra historia. Teníamos una que se llamaba Leonor y demasiado a menudo para el gusto de mi madre (a quien los ratones le daban muchísimo asco), se subía a la ventana de la cocina con su presa en la boca, como ofreciéndonosla de postre o algo así. Supongo que pensaba: “ellas me dan de comer todos los días así que habrá que agradecerlo de alguna manera”.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Montse: Pues si lo llego a saber… pero me da que la próxima medidad que voy a tomarf es dejarlo sin comer un mes, a ver si así cuando sale… Un beso

  5. Angeles dijo:

    Para mí que el ratón se ha mudado de habitación y se ha acomodado en un armario nuevo y estará haciendo unos destrozos importantes, revisa los armarios y olvídate del gato que si es como los de mi casa…. fijo que pasa del ratón.
    Un saludo.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Angeles: Según tu teoría el ratón ya no está en casa, el gato disimula y en alguna parte de la vivienda han motado su apartamento particular ¿no? Investigaré pero si es así, ¿en algún país se comen gatos?. Un beso

  6. Fe8 dijo:

    Feliz año 2012.

    Haber Manuel, tu no sabes que en las aldeas la casa no es tuya, el ratón tiene una sociedad limitada con el gato en la cual comparten lo que tu le das al gato, los dos salen ganando, el ratón come a tu cuenta y el gato pasa el frío invierno al calor de la lareirá, nada que hacer. Tendrás que convivir con ellos mientras… No te echen de casa.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Fe8: No fastidies… o sea que el asunto es que cada uno tiene su papel asignado, como tú muy bien dices (porque creo que es lo que está ocurriendo) y el invitado… el invitado—- ¡¡¡¡¡¡¡ soy yoooooo !!!!!, Madre del hemroso ese que dicen. Un abrazo Fe 8 y gracias por abrirme los hijso, aunque la verdad no sé si sería mejor seguir teniéndolos cerrados.

  7. Elvira dijo:

    Jajaja! Me lo he imaginado todo. El gato es muy listo, sí señor. Pero no has contemplado la posibilidad de que se lo haya tragado enterito?

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Elvira: No, todo gato, que es muy listo, demuestra que curra mostrando lo que queda del ratón. Estos van de listos, pero mañana el gato acaba el contrato de fijo discontinuo y… a la calle, que me tiene harto, guardando toda la comida porque menos la suya… lo que sea. Un beso

  8. checho dijo:

    Seguro que el ratón ha emigrado y el gato a estirar el tema, casa calentita, estufa,etc…

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Ramón: Pues al gato le quedan dos días, que termina el contrato basura, aunque para mí que es un sindicalista liberado y…me va a causar más problemas. Un abrazo

  9. Toño dijo:

    Hola Manuel
    No creo que te sea fácil devolver el gato al exterior, solo falta que al primer estornudo del felino me llames de urgencia, pagues tú la consulta y así el gato habrá entrado de lleno en el estado del bienestar.
    Y ojo con echarlo así, sin más, que tengo oído que el sindicato felino tiene unos abogados que son unos tigres.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Toño: Gracias por informarme del sindicato ese del que no tenía conocimiento; pero al gato le quedan tres días y si el ratón vuelve adopatré medidas con el FELIZno, se va a enterar. Un abrazo y gracias por la información. No hay como tener amigos

  10. René dijo:

    Pero vamos a ver Guisande, como empresario seguro que no vales, serias el desprestigio de la profesión, como se te ocurre hacerle un contrato al gato, con su seguridad social y permitiéndole sindicarse.
    Si tuvieras de verdad espíritu de empresario, lo primero habrías contratado en negro al ratón, que es ilegal y no tiene papeles, le habrías dicho lo que tenia que hacer y cuando te cansaras de él, simplemente lo despedirías.
    Hay Guisande, que no tienes remedio…
    Un saludo y que los Reyes te traigan muchas mas dosis de imaginación para seguir haciéndonos pasar buenos ratos ó ratones.
    René

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola René: 🙂 Gracias por decirme que no valgo para empresario, eso ya lo sabía, lo que estoy buscando es si sirvo para algo, si te ocurre.. incluso de ratos/ratón/bueno me apunto. Un brazo que eres muy simpático

  11. Esta muy chulo el blog, no lo conocia. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

  12. Todos los que amamos a los gatos los consideramos Reyes, pero no nos quejamos: nos encanta adorarlos.
    Pues eso.

  13. Ay, no sabes lo que te pierdes… y la gente que no los conoce y tiene tantas ideas equivocadas por los falsos mitos que sobre ellos abundan.
    Pon un gato en tu vida, Guisande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s