Oye, pasó el Carnaval ¿verdad?

Esto del Carnaval no es muy normal; bueno un poco sí pero mucho mucho no pero ya pasó ¿verdad?. Dicen que es una fiesta, una tradición, una celebración, una costumbre… a mí si te soy sincero esto me parece un poco raro y si ahora escribo el artículo, pasados ya tantos días, es, lo confieso, porque tenía miedo, pero mucho, y no estaba yo ni con pulso ni mentalmente para darle al teclado que hasta hubo momentos que llegué a pensar si era un teclado o era alguien que estaba tumbado bajo la pantalla del ordenador disfrazado de eso, de teclado.

Pues un día de esos, que llaman Carnaval, dejé la aldea, me arriesgué a ir a La Coruña y me encontré a un amigo con una careta de león cuando unos días antes estaba en el hospital operando vete a saber tú a quién de una hernia discal, según me contó mientras tomaba una cerveza y se limpiaba la espuma de la salvaje melena que le caía en el vaso en tanto su mujer (supongo que la leona)… bueno no me extiendo más, que aún no se me ha pasado el susto del todo.

Yo al principio no sabía que era él, mi amigo, porque el último león que había visto fue en TVE hace años en un documental, y en carne y hueso en el zoo de Barcelona, pero así tan cerca… porque mi amigo, que me cogió de un brazo y me dijo «¿a qué no sabes quién soy?», si fuera un Elefante sí, pero parecía un león pero un león de verdad. Es más, para mí que tiene más futuro como león que como cirujano, aunque no sé si como carnívoro hay más puestos de trabajo en la Seguridad Social, que a mí me da que sí.

Pues cuando ya había asimilado que mi amigo era el Rey Hospital me encuentro a otro que llevaba unas pulseras como los de Hawai, un collar de flores, un sombrero de paja de colores y de una mano un niño/demonio y de la otra una niña/ratón. Me saludó, me paró y habló, pero no le entendí bien, aunque no sé si era porque hablaba en hawaiano o porque yo estaba descentrado ya que la última vez que lo había visto fue ante un juez defendiendo a un tipo que había robado algo.

Yo no digo nada, que a mí no me gusta molestar; pero yo esto del Carnaval lo veo extraño, pero muy extraño, y me da algo, no sé, no sé bien cómo explicarlo; porque en el fondo hay como quien interiormente quiere que siempre sea Carnaval. Pero es que yo no me imagino que te opere un león, que te defienda un hawaiano, que una pantera arregle un tejado, ver entrar en el colegio un niño/demonio, una niña/ratón o que vayas a coger un avión y te facture las maletas unas iguanas o que el piloto sea un conejo y el copiloto un avestruz. Mira… cosas pasan Mio Cid, fue escribir esto, desahogarme y ya me encuentro mejor, mucho mejor, me siento libre, libre como un pájaro ¡¡ oh !! ¿he dicho pájaro, he dicho pájaro? Ostrás, me estará afectando el Carnaval.

Acerca de manuelguisande

Periodista, escritor, conferenciante y desarrollador de proyectos creativos
Esta entrada fue publicada en articulo, Comunicación, General y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a Oye, pasó el Carnaval ¿verdad?

  1. Pipo Rodriguez dijo:

    Hola Manuel !! eres tú ¿no? el de siempre…..creo que si, que ya se acabó el carnaval !! no sé , yo también me lio..jajajaja!!!
    Saludos !!!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Pipo: Sí, yo creo que soy yo porque a veces digo: «¡¡¡¡¡ Guisande !!!!!», y respondo «¡¡¡ qué !!!!». Entonces debo ser yo. Además he hecho la prueba estando solo y veo que me contesto porque si lo hiciera donde hay mucha gente a lo mejor habría otro Guisande; pero no, lo hice solo en en medio del monte y me hablo, aunque no me entiendo ¿comprendes?. Un abrazo

  2. Paco Penas dijo:

    … Cuando quise quitarme la máscara
    estaba pegada a la cara.
    Cuando la quité y me miré al espejo
    ya había envejecido.
    Estaba borracho, no sabía llevar el disfraz que no me había quitado.
    Arrojé la máscara y dormí en el guardarropa
    como un perro que la gerencia tolera
    porque es inofensivo.
    Y voy a escribir esta historia para probar que soy sublime.

    Seguramente conoces bien estos versos de Fernando Pessoa. Para definen muy bien ese hilo que separa la hipocresía y la honestidad. Me gusta el carnaval, me gusta dejar de ser ese otro para ser yo mismo. No me disfrazo, me desnudo ante el mundo… vivimos en una burbuja de cautividad, no somos libres Manoliño, somos carne de cañón de una sociedad devastadora… ¡ viva la república, perdón quería decir el CaRNaVaL!
    Oye, de que hablábamos?, ah, del carnaval… pues aún no pasó del todo. Hoy empieza aquí en mi pueblo, Los Cristianos, municipio de Arona.Y ya te contaré, lo mismo me disfrazo o me emborracho, ¿que más da?, con tal de ser yo mismo, jajaja
    Apertas das de verdade.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Paco: Pues yo no sé si tengo careta, tendré que preguntarlo, pero yo creo que no o si la tengo debe ser muy peueñita, preguntaré amigo Paco. Un abrazo

  3. titaju dijo:

    Pues yo soy carnavalera, y pienso que si la gente se quitase la carta durante todo el año y llevase su cara propia (porque nadie me quita de la cabeza que todo el mundo se disfraza de lo que quiere ser de mayor, o de lo que le gustaría ser en otra vida), mejor nos iría.
    Y te lo dice alguien que este año se disfrazó de troglodita y de el capitán Jack Sparrow, y hace dos años de pingüino.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Titajú: A mí me da miedo esto del Carnaval, mucho miedo porque veo que la gente quiere ser cada cosa… yo creo que es mejor que algunos vayan con careta, piensalo bien, ya verás como es mejor, que hay cada bestia…. Un beso

  4. rafael romero dijo:

    Hola Manolo:
    Teniendo en cuenta que nos desgobierna un borrego disfrazado de camaleón, que en el piso de enfrente vive un ninot a la espera de una oportunidad para quemarse, que los ayuntamientos están repletos de piratas en la busca del tesoro, que en las autonomías mandan hienas defendiendo el territorio donde sólo ellas quieren comer, y que el pueblo va disfrazado de corderito temeroso de que aceche el lobo. Pues sí, hay muchos que estarían/están con la fiesta carnavalera todo el año.
    UN ABRAZO

  5. Virtu dijo:

    Oye y si tú no eres tú, que es otro disfrazado de Guisande….¿nunca te lo has planteado? Quizás seas un pájaro (de buen agüero eso sí) y te haya tocado disfrazarte de Guisande….Yo voy a rascarme un poco la piel, a ver si encuentro él verdadero yo…ufff, me ha entrado una preocupación, ahora de repente, que no veas!!

  6. Cristina de La Coruña dijo:

    Casi nunca me fio del que no bebe y no se disfraza.

    ¿que creeis que es un bebé o una lechuga?, no sé….pero es tiernisimo.

    http://www.lavozdegalicia.es/fotos/2011/03/22/01101300812358277234763.htm

  7. Julián dijo:

    Yo conozco de varios sitios donde el carnaval se realiza ya en tiempo de Cuaresma…

    Quería aprovechar para agradecerte el enlace que pusiste a http://www.okodia.com. Me puse en contacto con ellos para una traducción y son muy serios, profesionales y hemos podido cumplir el plazo con las traducciones en mi empresa. También son económicos, que en estos tiempos que corren…

    ¡Un saludo!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Julián: Pues me alegro, yo ya sabía que Luis es un fenómeno y que su empresa funciona bien. Hasta otra. Un abrazo

  8. sole dijo:

    Hola Manuel.- El carnaval de las filloas y las orejas creo que sí , que ya pasó. Pero hay otro carnaval que nos mal gobierna, ese anda con la careta puesta permanentemente, no se la quitan porque se les caería la cara de verguenza.

    Un saludo!

  9. beatriz dijo:

    Mr G, ¿ya estamos de campaña?¡No me digas que además de polifacético escritor tb vas para político!
    Pues si es así… voto nulo no. Votemos a Guisande.
    Y si no te presentas… voto nulo, pero voto al fin y al cabo. Nada de no presentarse a cumplir con nuestro deber de votar. Y esto por dos motivos, seguramente hay muchos más, pero a mi se me ocurren estos dos que os voy a contar.
    1º- Si no votas, aunque sea nulo, estas dando tu favor y dinero al que gane.
    2º y más importante… que los pobres que formamos las mesas para votar en las elecciones (no se por qué, pero suelo estar ahí) no podemos cerrar la votacion porque dos vecinos no se han presentado a votar y nos tienen allí todo el día mano sobre mano acordandonos de…
    Esto que os cuento es verídico. Mesa con 582 votantes en el censo. Una del mediodía. Votos emitidos 580. ¿que hicimos el resto del día el presidente y dos vocales? Acordarnos de esos buenos vecinos que no se presentaron.
    Y yo tb soy partidaria del carnaval. Tranquilo Mr G, que eso de asustarte es porque tu eres de natural “caguillas”, pero eso no es malo. ¿Sabes lo que te faltó? Haber ido tu disfrazado como domador verias como así las cosas serian distintas. Muy distintas.
    Un saludo

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Beatriz: No sé si estamos en campaña, creo que no porque tengo un artículo preparado para cuando oficialmente empiece. Pues no creas que me han preguntado en el pueblo si quería presentarme a las elecciones, querían montar un grupo independiente, pero no me parecía muy coherente rajar contra ellos y presentarte y no sé hasta qué punto perdería independencia (no para conmigo) sino para la gente que lee el blog.; pero por una parte sí me gustaría para demostrar que se puede hacer feliz a dos sectores claves de la población (los niño y los mayores) y que se pueden hacer muchas cosas si la vocación es de servicio y no de lucha por el poder. Yo no sé si soy “caguillas” pero tú eres muy valiente porque andar entre leones, panteras, hienas y vacíaa y no ter miedo… Un beso, guapa

      • beatriz dijo:

        ¡Valiente yo! que va hombre, que va. Yo tb me pongo el disfraz en carnaval.
        Oye, una cosita. Lo de vocación de servicio en política ¿existe?.
        Si tu te metes en estos berenjenales cuenta con mi apoyo, eso sí, siempre y cuando sea con vocación de servicio. Tambien te aviso, es muy dificil poner a todo el mundo contento, yo diria que imposible. Pero bueno, a lo que importa, que yo te daria mi voto ( y no nulo).
        P.D.: Espero ese post con impaciencia y no creo que sea la única.
        Saludos

      • Manuel Guisande dijo:

        Hola Beatriz: No creo que me meta algún día en la política, pero sí que lo haría por servicio, para demostrar que se pueden hacer cosas, pero bueno ese es otro tema. Pues cuando empiece la campaña lo publicaré. Un beso

      • Miguel Buján dijo:

        No creo que personas como Guisande sean capaces de no agrietarse si se zambullen en las políticas. Me da que en ese asunto de no darlo todo, Manu es muy parecido a mí; no servimos para cualquier causa, para cualquier dirección, para cualquier registro. Mucho menos servimos para dejar a un lado lo nuestro (se trate de lo que se trate) y empeñarnos en caminar con zapatos diferentes a los que solemos usar. Podría equivocarme, logicamente, pues eso de buscar similitudes tampoco es lo mío, pero, como decía Monterroso…”Te conozco, mascarita”.

        Bea…de ser convecino tuyo sería también uno de los que no usa su ¿derecho? a voto…y no por joder…creo…más bien por no querer. Es que soy un tipo de finales. Pero te comprendo…yo también me vi obligadísimo a pasarme varias horas formando parte de la mesa electoral en donde vivo. Lo mejor, ser el dueño de ese minimundo mientras era presidente. Lo peor, dejar de serlo horas después. El poder engancha y corrompe y es cojonudo. En otra vida quisiera ser un mandamás y soplar la trompeta como el primo Louis en mis discos de vinilo.
        En mi posible nuevo avatar no habrá democracias pero si muchas muchas mascaradas. Que nadie lo dude.

        Bué…me voy a ver un poquito de este mundo. No vaya a terminársemos repentinamentemente.

        Un saludito, Manu.

      • Manuel Guisande dijo:

        Hola Miguel: Ya ta estuve un rato en el mundo y está más o menos igual que ayer 🙂

  10. Miguel Buján dijo:

    Héctor y yo tenemos la suerte inmensa de haber conocido a un tipo entrañable que cuando se iba de putas les llevaba bolsitas de caramelos y bandejas de pasteles, y las gentes de (no siempre tan) malasombra salían a saludarlo mientras recorría aquellas callejuelas de casas viejas y aceras adoquinadas, orinadas, siempre sucias. El mundo de este buen tipo ya no es el mismo que en aquel entonces, y seguro que el nuestro tampoco lo es, mal que nos pese, aunque nosotros aun podamos permitirnos el lujo de regalar pasteles. Uno de mis preferidos es la lengua de gato. En cambio, de entre todos los caramelos, los de condón. No cabe duda.

    Después, más tarde, voy y vengo y os cuento cómo son (o cómo eran) esos mis caramelos preferidos.

    Ultimamente ando loco por toparme, frente a frente, con un ovni gigantesco y que me lleven y me cuenten cómo va todo allá afuera. En fin…finito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s