Ay!, esas chicas

(Esas cosas que pasan cuando eres padre)

Desde hace unas semanas, yo diría que casi un mes, en casa oigo: «Jó, papá, que ya te lo dije», «¿estás sordo?», «solo quiero oír músicaaaaa» y «noooooo, no me pasa nadaaaaa». Yo no entendía muy bien qué le pasaba a mi hija Alejandra, y como a ella a otra amiga suya que se llama también Alejandra y otra que es Candela, las dos muy agradables, simpáticas y educadas, todo hay que decirlo. Pero eso, como todo hay que decirlo, no confundamos ¡eh!, son amigas de mi hija y si hacen alguna movi… yo como si fuera un padre actuando por delegación, les riño y tan pancho; que los padres de verdad, Checho Cousillas y Alejandro Caramés lo saben y me han dado poderes plenipotenciales, como yo a ellos, que sino nos ayudamos entre nosotros, los pater…

Total, que no comprendía qué le ocurría a Alejandra y pensé: «¿A ver si no le pasa nada, pero nada de nada, que está fenomenal y a quien le está pasando algo es a mí, que la edad empieza a pasar factura, sobre todo por lo de ¿”estás sordo”?».

Y así estaba, un poco descentrado, a punto de mirar el librillo de Sanitas para buscar un especialista, cuando a la cabeza me vino la palabra adolescencia o preadolescencia; no sé, pero la palabra es lo de menos; la palabra rebotó en mi cerebro de un lado a otro, de arriba a bajo, en paralelo, en diagonal, hizo no sé cuantas piruetas, cabriolas, y me entró un escalofrío…. se me autoelectrocutó el cuerpo, la vista se me nubló, los brazos se me quedaron inmóviles, las piernas me dolían, no sé si sudaba, si me ahogaba o me asfixiaba, si me subía la tensión o me bajaba, y el corazón se paró, te lo juro que se paró, no sé si 10 o 15 minutos, pero se paró, y… ¡¡¡ warningggggg, warninggggg, adolescencia !!!. ¡¡¡ warningggggg, warninggggg, adolescencia, adolescencia !!!.

Como estaba en la calle a punto estuve de abrazarme llorando a un peatón; pero no (Dios, que valía tengo). Al percatarme de la situación, en décimas de segundo hice un retroceso mental a mi adolescencia para conocer los síntomas, y de verdad que hasta las pestañas se me pusieron de punta pensando en lo que me viene encima y entonces busqué y rebusqué mentalmente palabras con el fin de hallar una solución inmediata. Y la encontré, encontré la palabra.

Las mejores fueron Tranquilizante, Calmante, Sedante, Ansiolítico, Analgésico, Anestésico y también estaba Amnesia; pero al final me quedé con «Paciencia»; no porque sea una palabra natural y ecológica (sin nada de química y aditivos), sino porque como mi padre era palentino, y como «Palencia» y «Paciencia» se parecen tanto y voy a necesitar ayuda por parte de él desde el más allá porque detrás de Alejandra, con 14, al rebufo viene Victoria con 10…

Así que, ya en casa, al primer «jó, papá, que ya te lo dije», me respondí: «Paciencia»; en el segundo «jó, papá que ya te lo dije»; pensé: «Paciencia»; y en el tercer «jó, papá.. », no sé por qué imaginé una descarga eléctrica personalizada, fíjate qué cosas, un lápsus, supongo, porque volví con un «Paciencia», pero si te soy sincero era un «Paciencia» distinto, como con menos «Paciencia», tú ya me entiendes.

La verdad que en el decimocuarto «jó, papá que ya te lo dije», estuve a punto de ir a la farmacia y que me diera cualquier cosa que terminara en «ante»; pero como de «jó papá… », cambió al «noooooo, no me pasa nadaaa» y la frase tenía otro tono… pues mira, fue como un cambio de ritmo, como otro disco, otra musiquilla, otro punto. Así que entre «jo, papá que ya te lo dije… », «noooooo, no me pasa nadaaa», y «solo quiero oír músicaaaaa», vamos tirando y cada día mi hija me da más alegrías porque hace poco me dijo: «Prefiero estar callada» y «me gusta el silencio», con lo cual el repertorio musical se va ampliando.

Yo sé que esto de la adolescencia es una edad difícil, muy difícil, que hay que hablarles aunque recibas unos 700 o 6.000 «jó, papá que ya te lo dije»; pero todo tiene solución, y además, en confianza y entre nosotros y para nosotros, los analgésicos están…, pero que tirados de precio, ti-ra-dos.

PD.- Este artículo se lo dedico a mis hijas Alejandra y Victoria, que las adoro, y con mucho cariño a Alejandra Fernández y a Candela Cousillas, que además hace unos días estuvo de cumple. Y espero que al leer esto no digáis: «¡¡¡ Vaya sobrada !!!».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en articulo, Educación, General, Otras cosas de la vida, Padre y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

37 respuestas a Ay!, esas chicas

  1. PMM dijo:

    Lo has calcado, Guisande. Me solidarizo contigo al 100% y aunque todavía no he recurrido a nada que termine en ante y se compra en las farmacias, me temo que PACIENCIA vamos a necesitar a lotes.
    Biquiños

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola PMM: Yo creo que tomamos un o vamos todos directos a una terapia de grupo. En el Santiago Bernabéu creo que entraríamos todos, solo lo creo, y que nos los expliquen o nos den unas directrices. Un beso, guapa, que hacía tiempo que no sabía nada de tí.

  2. titaju dijo:

    ¿¿¿¿¿Con catorce y aún está en la adolescencia???? Eres un privilegiado. Mi hija mayor (10 añitos) dice que ya ha entrado en la adolescencia y la pequeña (siete) dice que es preadolescente.
    Como coja al mamón que escribió el libro de Medio lo voy a matar. Antes de leer esas dos palabras, éste era un hogar feliz; ahora tenemos unos cambios de humor terribles, y mi marido tiembla pensando en lo que se le viene encima, con tanta hormona femenina alojada en el lagrimal.
    Con catorce te has quitado sin darte cuenta la mitad de los problemas. Mi más sincera enhorabuena.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Titajú: Pues si ya me quitado cuatro años de preocupaciones… una felicidad. Hoy no escribo mucho que ando con mucho trabajo. Un beso

  3. armando ojea dijo:

    Yo voy a recordarte aquella carta que una adolescente le escribió a su padre, en su primer curso en la Uni:
    “Papá. Te escribo para decirte que en la casa donde estaba alquilada hubo un pequeño incendio, y posiblemente te hagan llegar algunas facturas. También las del alquiler de algunos meses, que no pude pagar con el dinero que me diste para ello, porque tuve otros gastos. Tambiéb, que he conocido a un chico muy majo, hippy, y me voy a recorrer el mundo con él. Cuando recibas esta carta ya estaremos lejos, con nuestro hijo, pues he de decirte que estoy embarazada de cuatro meses. Bueno, papá, es todo una broma, en realidad sólo te escribía para decirte que suspendí dos”.

  4. sole dijo:

    Warningggggggggggggg¡¡¡¡ ADOLESCENCIAAAAAAAAAAAAAAAAAA¡¡¡
    divino tesoro… o no sé yoooo

    La verdad que como bien sabes , tengo 0 hijas/os… entonces no paso por esos menesteres que te toca, Manuel, como la lotería , pero de otra manera… es que ahora como siempre… se encienden la hormonas… las feromonas… o las monas… que tenemos los que algún día fuimos pre- o adolescentes… eso que yo no tuve la suerte de que mi padre estuviese tan pendiente de semejante etapa… porque él llegaba cansado y serio de su trabajo y que no se le ocurriese a mi gran madre decirle nada… que ardía troya… me lo comí como pude, con silencios, música a ratos… malos humores cuando no entendía porque me estaba cambiando el cuerpo… nadie me decía nada… entre las amigas nos lo curramos todo…yo creo Manuel que las niñas y niños de hoy en día tienen demasiada atención… y posiblemente les cortemos la imaginación para salir con PACIENCIA de esa etapa… aunque es maravilloso por tú parte que la vivas de cerca… sin estar demasiado encima… porque eso produce el efecto revote…
    que rollo madre mía¡¡¡
    no te preocupes… tendrá mariposillas…cosquillas en le estomago… y tú en estos momentos… no eres su rey… son sus amigas/os.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Sole. Estoy de acuerdo no se les puede agobiar porque es peor, pero sí controlar en una medida justa, que tengan su independencia y estar a su lado, si no te echan :). Un beso

  5. Elvira dijo:

    Pues como he estado 27 años trabajando con adolescentes te digo que sí, que la paciencia será tu mejor aliada. 🙂

    Un beso

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Elvira: Pues si has estado 27 años trabajando con adolescentes y me dices que la mejor arma es Paciencia, pues PA-CI-EN-CI-A, ya no tengo la menor duda. Un beso

  6. Rosa dijo:

    AYY!!!!! que bueno, he visto a muchas de mis alumnas de esas edades!!! juas!
    Pues sí, con 10 años empiezan ya …. y ya verás cuando empiecen con el messenger (si no han empezado ya) el Facebook, el twenty o merengadas de estas…..
    y yo que los veo tooodos los días un buen rato en el cole, a todos juntos ahí haciendo piña, viendo como en 5º y 6º de primaria empiezan con el rollo ese del pavo, (noooo, el que se comen los yankis nooo, ese hasta el 25 de noviembre no nos lo quitamos de encima…)que no se dan quitado hasta bien mayores!!!
    compartes sedantes, porfa???? pooorfaaaa papáaaaa!!!
    😀

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Rosa: Si ya noto yo que Victoria viene pegando fuerte con sus 10 años, pero esa etapa incoformista pues tiene su punto. Lo importante, creo, es darse cuenta de lo que están pasando, de lo que pasarán y estar al lado de ellas porque siempre puedes recordar tu época y aconsejarles, aunque a los padres no se las haga mnucho caso, pero bueno… y sino mucho . Un beso

  7. sole dijo:

    Hola Manuel.- Adolescencia, tema complejo este. Lo bueno sería recordar con claridad la adolescencia nuestra y aún así no vale el mismo método para todos. Lo que si vale es la paciencia y presencia y hacer tarapia de padres es imprescindible, sin ninguna duda.
    Un saludo.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Sole: Sí, hay que estar siempre al lado de ellos, hablar y ver lo positivo de esa etapa y… paciencia, paciencia, de eso no me cabe dudad. Un beso

  8. Nano dijo:

    Pues preparte para lo que viene, amigo Guisande…
    Hasta ahora eras Manolo Guisande y poco a poco te convertirás en el padre de Alejandra y Victoria,si no te ha sucedido ya.
    Por supuesto, que esto no se remedia con nada terminado en ante, sino asimilando el nuevo status que te va a marcar la vida.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Nano. Ya estoy en la fase del padre de Alejandra y nada,a los que sois veteranos pediré consejo. Que como dice el refrán “Haz caso de los consejos de los sabios y los viejos” Un abrazo

  9. mary carmen dijo:

    ji.ji.ji.¡paciencia!es lo que tienes que tener amigo mio.si,mucha paciencia,oirás frases como,¡tu que sabes de esto! ¡no entiendes nada de nada!¡eres de otra galaxia!. etc etc,tómalo con mucha filosofia,y a veces hazte el sordo,te vendrá de perlas.
    Un consejo, retrotraete y recuerda tiempos mejores……nos hervia la sangre y todo nos parecia decimonónico.¿Te acuerdas?.
    Ya verás que pronto pasa todo(4 o 5 añitos)y,¡a seguir tirando del carro! que para eso te tocó ser papi.
    ¡Anda que si te toca también la adolescencia del nieto!je.je.ya ni te cuento.claro que tienes la experiencia de los hijos….

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Mary Carmen: La verdad que es una etapa bonita porque pese a los problemas ves esa maravillosa juventud, la ilusión que tienen y con paciencia también se disfruta. Pues no había pensado en eso de la adolescencia de los nietos, ¿otra preocupación más?. Un beso

      • mary carmen dijo:

        Si manuel,¡otra preocupación más!seguro que los tiempos estarán muy cambiados(a mi me tocó)crees que no vas a poder,pero si que lo haces sobre todo porque tu mente se abre a otros conceptos ,evolucionas que no veas,como vulgarmente se dice “Te atas bién los machos”y te dices “si con los hijos no fracasé con este tan poco”,escuchas ,tranquilizas ánimos etc.etc.(hasta consuelas en el primer fracaso sentimental),¡amigo mio,te aseguro que salen redondos los chicos!,te lo digo por experiencia,(Fuí abuela a las 45 años)hoy tiene 26 mi niño y es un prodigio de bondad y hombria de bién,si con los hijos me cae la baba.no te digo con el nieto.
        Por eso te digo,no bajes la guardia¡ eso no !, pero nunca creas que se pierde el tiempo con los hijos.

      • Manuel Guisande dijo:

        Hola Mary Carmen. Con los hijos rejuveneces; lo de los nietos ya no lo tengo tan claro, porque como te pillen con 78 años, igual la pateas. Un beso

  10. Sonia Drusila dijo:

    No te angusties, disfruta de esta etapa, en las niñas pasa pronto, y se convertirán en maravillosas, sensatas e inteligentes mujeres.Lo preocupante es en el caso de los varones, ya q,los hombres terminan la etapa de adolescencia justo cuando empieza la senilidad.
    Besos

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Sonia. Con mi hija Alejandra me lo paso genial, entiendo lo que le ocurre, lo que le ocurrirá y es una etapa que me gusta vivir, y con ella soy muy, pero que muy feliz. Nostros no somos adolescentes, nosotros somos niños toda la vida, por lo menos yo. Un beso

  11. Javier dijo:

    Algún mecanismo interno que tenéis los padres vacía el recipiente de la “paciencia” por cada “jo papá” que os sueltan vuestros hijos.
    La clave es rellenar, cada cierto tiempo, el recipiente de la paciencia… porque el “jo papá” no tiene cura. Bueno, se cura con el tiempo.

    Un abrazo amigo

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Gran Javier: Pues sí, los padres tenemos como una despensa que vamos llenando con paciencia, nos mentalizamos y poco a poco vamos tirando aunque no nos comprendan, pero luego llega otra edad en la que te entienden pero hasta entonces… paciencia, paciencia. Un abrazo

  12. armando ojea dijo:

    Yo, con experiencia CERO como padre, pero con cierta experiencia en el trato con adolescentes, diría que es necesaria PACIENCIA y COHERENCIA.

  13. checho dijo:

    No nos queda nada por aguantar, la adolescencia es así de complicada, y en nuestro caso aún peor (ahora que no oye mi mujer) ya que el género femenino (ojo no me considero machista) es un poco especial , en mi casa preguntar a mi mujer lo de que te pasa y decir NADA es habitual, y yo se que pasa algo, pero me imagino que es algo innato en ellas. Con mi hija pasa lo mismo, y ese nada siempre es algo, ánimo y te doy todo el apoyo logístico del mundo

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Checho: Bienvenido al blog y espero verte más por aquí. La verdad que sí, que como padre de Candela, la amiga de mi hija Alejandra, necesito todo tu apoyo logístico del mundo y es que si no nos ayudamos… un fuerte abrazo.

  14. Chus dijo:

    Hola, acabo de descubrir tu blog y es de lo mejorcito!!!

    Me has recordado aqui una frase que leí hace tiempo y me hizo gracia: “Los padres de adolescentes entienden muy bien por qué algunos animales se comen a sus crías”. En fin, totalmente de acuerdo, mucha dosis de paciencia y cariño, que es en realidad lo que más necesitan aparte de límites y más límites.
    Un saludo y más apoyo logístico!!!!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Chus:Bienevnida al blog, creo que sé quien eres pero no estoy seguro, ya me pararás o me das una pista ¿de irllanda? Pues sí, paciencia y mucho cariño. Un beso

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Chus:Bienvenida al blog, creo que sé quien eres pero no estoy seguro, ya me pararás o me das una pista ¿de Irlanda? Pues sí, paciencia y mucho cariño. Un beso

  15. Ivan dijo:

    Hola, blogs.lavozdegalicia.es – da mejor. Guardar va!
    Have a nice day

  16. Miguel Buján dijo:

    Yo, por lo de ahora, hijos no tengo. Tan solo espermatozoides (ya es un comienzo). Pero cuando la turca y yo hablamos de nuestro posible futuro cachorro le decimos “Manolito”, aunque no sea ese el nombre que quisiéramos ponerle. Cosas de matrimonios sin hijos, supongo. En uno de tantos poemas, Manuel Rivas dice que aunque la casa se le venga abajo hecha pedazos puede estar tranquilo porque sus hijos huyeron al bosque con la cabeza repleta de pájaros. ¡Qué mejor futuro se le puede desear a un vástago!

    Ser bipolar pesa demasiado como para plantearse ser padre sin que muchos malos temores me saturen las posibilidades a la hora de querer disfrutar de la paternidad. Esto lo tengo muy asumido. Al menos, entre los libros de mi biblioteca guardo varios volúmenes y tratados de ornitología. Los pájaros ya los tengo. La casa y la ruina, penden de un mismo hilo. Tan solo me falta el bosque.
    En Chile, a lomos de la cordillera de los Andes, entre Chile y Argentina, vi volar a los cóndores por encima de mi cabeza. Sé que apestan porque esa es su verdadera naturaleza. Idéntica ésta al perfecto modo en que crían a sus hijos. Ya sea en pleno vuelo o descuartizando los restos del cadáver de una vaca.
    ¿Cómo será ser padre y compartir con tus hijos pestes y vuelos y cadáver a la mesa? Algo portentoso, muy probablemente.

    En fin, me voy a ver la tele.

  17. Miguel Buján dijo:

    A visor, siempre, el ojo ese con que lo miro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s