Dios, no, una jornada playera

Yo soy sociable, de verdad, os lo juro que lo soy; pero a mí esto de ir en manada a una playa, qué te voy a contar, y por lo que averigüé ir así, a mogollón, cuando estás casado es algo inherente al cargo, que sino… era boa

El caso es que por esas cosas que tiene el verano, aunque más mi mujer la sioux, allá nos fuimos a una playa con otras familias, que más que bañistas parecíamos expedicionarios sin rumbo y desesperados. Y tú ya sabes lo que es la exasperación, sobre todo la infantil: un niño que grita, el otro que llora, otro que tiene sed, aquél que se empeña en comer y ese que quiere ir al cuarto de baño. Es lo que llaman relaciones sociales, aunque por un momento se te pase por la cabeza gasearlos a todos y entregarte a la Guardia Civil, que peor no te van a tratar.

Pues así, como una banda, nos fuimos a eso que le llaman playa. Aunque era en La Coruña para mí que aparcamos el coche en Jaén; y nada más salir del vehículo, como si fuera un perchero, me empaquetaron una sombrilla, una cesta, unas aletas y un flotador redondo que puse en la cabeza como si fuera una corona. Y así iba yo en el kilómetro 3 (porque no hay quien me quite de la cabeza que aparcamos en Jaén) cuando el flota ese redondo como un donuts se escurrió y me quedó a la altura del cuello, como una soga, pero de colores.

Y así, anda que te anda con el aro ese que no me dejaba ver, escuché que alguien hablaba de la educación de los niños (tema apasionante, por supuesto) y no sé qué de que la Policía buscaba a alguien que había desaparecido. Y entonces, fíjate lo que es la vida, fue esto de oír lo de desaparecer, largarse, perderse, desvanecerse o disiparse (que tanto me va a mí) cuando mi mente, como si evaporara de la realidad, se percató de que el plástico ese del flota tiene un olor…

Y es verdad, el plastiquillo ese tiene un olor raro, como a una mezcla de productos químicos; parece que es un olor a nuevo, pero no lo es. El olor a nuevo es otra cosa, te agrada y deseas que nunca se pierda. Al plástico no le ocurre eso; el plástico huele a algo extraño y como era tan fuerte, y yo tan imbécil, se me ocurrió chuparlo y… no te lo aconsejo, el condenado plástico pica… ¡buah!

Al principio es como si te hiciera cosquillas; pero no, te das cuenta que no son cosquillas porque a los pocos segundos ese hormigueo va en aumento y es como si te quemara la lengua, la boca. Un sabor… bueno tú lo sabes que seguro que te pasó. Mal asunto este del plástico.

Pues en estas estaba cuando pensé: «Guisandiño, no me descerebres; Guisandiño no me descerebres, no-me-des-ce-re-bres». Y en efecto, cuando dejé de descerebrar y bajé a la realidad ya estaba en la playa. Me quité todos los bártulos y cuando ya me había vuelto a transformar en ser humano y encontré mis brazos, pude ver mis piernas y sentir mi cuello… lo del mar fue visto y no visto, y no porque el mar sea pequeño, que es una bestialidad, que no sé para qué la gente quiere tanta agua, pero el caso es que inmediatamente uno de los niños que venía con nosotros ni que me viera cara de inflador, se acercó y me dijo con esa vocecilla que te lo esperas todo: «¿Me hinchas el balón?».

Claro, yo estuve por preguntarle si no tenía padre o si lo habían operado de pulmón; pero qué culpa tiene la criatura. Así que fue coger el balón y acordarme del flota, de toda la industria plástica, de las multinacionales del escay de… y allí me ves, con mi bañador del 76, porque en Galicia los bañadores duran la tira, para lo que te bañas… soplando y resoplando, doliéndome la boca, la faringe, la laringe, los pulmones, el diafragma, las cuerdas vocales, las consonantes…

Y así acabo el día; bueno, acabar, acabar, acabar, lo que se dice acabar no porque con lo que viví para mí que tengo secuelas cerebrales, pero de lo que sí estoy seguro es de que Jaén está lejísimos, pero lejísimos, lejísimos.
.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en articulo, General, Otras cosas de la vida y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

46 respuestas a Dios, no, una jornada playera

  1. MARIETA dijo:

    No estarás por Chiclana que qued más lejos y te habrás confundido?? Y no me digas ás… Seguro que… Era Domingo!! Y la playa llenísima de gente con sus fiambreras y sus tortillas.
    Yo es que no me mezclo con el populacho JA JA JA
    Saludiños, Guisande

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Marieta: En el tema de la comida no entré porque aún me estoy sacando las arenas de la boca. Pues va a ser que aparcaron en Chiclana, me entra la duda. Un beso. Oye si quiere cuando escribas en mi-tu-nuestro blog pon el enlace del tuyo. Voya a pasar por él. Un beso guapa

  2. MARIETA dijo:

    Es que lo hice apurada y me olvidé de poner el enlace.
    Con respecto a la comida “de playa” sé de gente que tiene un master ja ja ja pero yo lo de comer en la playa lo llevo mal (la playa en ´sí la llevo mal toda ella) ni siquiera lo de comer en el chiringuito.

  3. kodish dijo:

    Hola,
    Siento la experiencia traumática que has podido sufrir.
    Espero que sepas recibir una crítitca sana y sin malas intenciones; El texto es pobre, la historia poco atratciva, y la narración da rodeos innecesarios para acabar contando algo que apenas tiene gracia o chispa.
    Espero que mejores, sinceramente.
    Un saludo!

  4. Alba Barral dijo:

    aaaah, la playa…
    bienaventurados los alérgicos a la arena, por de ellos será el espacio mínimo necesario para vivir alejado de granitos calcáreos, sombrillas y demás engendros veraniegos.

    Un saludito a todos los que les guste la playa = )
    y un beso para ti, Guisande

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Alba: Es que hay playas y playas, día y días y biños y niños y a mí como me tocó todo el kit completo en plan desastre. Un beso

  5. madredelamorhermoso……….. 🙂

    con lo bien que estas tu en la aldea se te ocurre hacer una escapada playera en fin de semana que aunque sea La Coruña eso parece Benidorm.
    solo te falta que te pique el pez ese que tenéis por vuestra tierra…….como se llama que ahora no recuerdo, tengo un amiguete que piso uno de esos ahora hace un mes y todavía se esta acordando de el.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Luis: Si ya decía que que sales de tu medioambiente, que es la vaca y todo se complica. El pez ese se llama escarapote, pero no es la picadura lo que duele (esto lo aprendía hace unos días), lo que realmente duele es el veneno y la única forma de que te duela menos es meter el pie (suponiendo que te picara en el pie) en agua caliente porque así baja el veneno. Un fuerte abrazo

      • ahora me acuerdo……..a el le dijeron “fanega”

      • Manuel Guisande dijo:

        Hola Luis: Si no es el escarapote es la faneca, pero “fanega” no me suena

      • pues seguramente sea faneca………..

      • Manuel Guisande dijo:

        Hola Luis: Fijo que es la señora Faneca

      • sole dijo:

        Hoy tengo el día bobo, me sigo riendo, que le voy hacer. A mi también me picó hace tiempo la faneca o fanega , bueno en la cruz roja han dicho eso, yo no la he visto, la muy cobarde no quiso dar la cara.

      • Manuel Guisande dijo:

        Hola Sole: Mientras te lo pases bien, como si es un mes bobo, bueno hombre. Pues a mí excepto la curiosidad… creo que nada. Un beso y disfruta

      • Mgferrol dijo:

        Es la “faneca brava” de toda la vida. Aunque ese es el nombre popular. Yo también tuve el “gusto” de que me picara en la playa de Langosteira, en Finisterre. Aunque, afortunadamente, también tenía por allí a los vigilantes de la playa que me socorrieron con diligencia y no llegó ela sangre al río.

      • Manuel Guisande dijo:

        Hola Mogferrol: Es que personalmente, para que una faneca “brava o no brava” me pique a mí, con lo que me baño en Galicia… pues algo como …. imposible. Un beso

  6. Nela dijo:

    Ay Guisande, Guisande!…Cuando seas grande aprenderás, que ir a la playa con niños, es como ir a la guerra sin casco., jajajajaja.
    yo tuve una época que veraneaba todo el año, en verano, en Playa América (Nigrá)n, en la casa de la playa de mis padres y el resto del año en Cartagena, por obligación.
    Ahora que los niños, están en edad de largarse de casa (cosa que no consigo), me encanta ir a la playa, porque solo tengo que llevarme a la perra, la toalla, un libro, el protector, y eso cabe en nada.
    ¡No, no el bañador no me lo llevo!¡No uso!
    Me ha encantado el post, que no es ninguna novedad, proque me gustan todos.
    Besos
    Nela

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Nela: ¿Los niños largarse, pero si están hasta los 40 años en casa?. Estoy más que mentaliza que tendré 80 años y seguirán en casa… mientras no te echen…. Un beso. Gracias por tu comentario y tu piropo.

  7. sole dijo:

    jajajajajaaaaaaaaaaaaaaaa, no sé porque me río?, quizás me me traiga recuerdos!!,

  8. zaida dijo:

    Jajjajaaja, Manuel… creo que una y no más como Sto.Tomás! Lo tuyo es la aldea…déjate! con lo bien que vives allí! ni se te ocurra hacer ese tipo de excursiones “raras”.
    Besiños

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Zaida: Tú lo has dicho, una y no más como Santo Tomás o una al año no hace daño. Tienes toda la razón, con lo bien que estoy en la aldeiña yse me ocurre esto de la playa… un beso guapa.

  9. pipo rodriguez dijo:

    Hola Manuel !! qué bien lo pasas…jajajjajjaj…ya se sabe, verano , playa, niños, “alegría”….menuda aventura, pues menos mal que no fuiste a Jaén….jajaajaja !!! muy divertido el artículo, sigue así 🙂 Saludos.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Pipo: Una liada de narices, pero todo tiene su punto, auqe este punto creo que va a ser punto y final. Un abrazo colega, y pon tu enlace para que vean como tocas con tu grupo.

  10. Nano dijo:

    Querido Guisande
    Espero que al recibo de este comentario, te encuentres bien de salud, estando la mia bien a Dios gracias.
    Así comenzaban las cartas hace muchos años y lamento decirte, que con este comentario de la playa, te estas haciendo mayor…
    Ya pasastes el tiempo de comer tortillas con arena. Que ricas eran…
    Inflar flotadores. Que pulmones teniamos…
    Y los sabores, antes olías el chapapote de las barcas y ahora…
    Por cierto, tienes razón tanto con el nombre del escarapote como la faneca, aunque añadiendole lo de brava. Faneca brava.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Nano: Así empezaban las cartas, como tú muy bien dices y solían terminar “tu amigo que lo es”, siempre me gustó esa expresión. Que me estoy haciendo mayor no lo dudo, pero un poco porque como que me veo muy inconsciente, de masiado. Si a mí los niños me gustan, pero estas movidas en plan grupo… no. Yo también me acuerdo del chapapote de los barcos, que siempre quedaban restos en las playas y te manchabas todo y luego lo quitabas rascando la mano o el pie contra las piedras. No es ser mayor, es tener memoria y recordar, reirte y divertirte pensando en unos tiempos y otros. Todo cambia Nano, pero yo no cambiaría de época. Hay que vivir con lo que hay y buscarle el punto gracioso a todo, ver todo desde otro punto, pero no por eso hay que estar triste, te ríes de la diferencias y disfrutas. Yo lo veo así.. Es más sie te mentalizas en el follón de un día de playa con familias hasta lo pasas bien, pero eso, hay que mentalizarse. Un fuerte abrazo amigo.

  11. beatriz dijo:

    No acababa de encontrar nada positivo a esto de volver al curro después de unas vacaciones… pero con la tele de plasma, la ducha nueva, radio maría y los plásticos de la playa, ya estoy algo mejor.. o por lo menos con una sonrisa de oreja a oreja. beso guis!!!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Beatriz: Lo de volver al trabajo es un marrón. Yo empezaré las vacaciones en septiembre y parace que no pasan los días. Pues me alegro que por lo menos te hayas echado una risa con mi-tu-nuestro blog, si te fue más llevadero el día… Un beso y ánimo

  12. emma dijo:

    Hombre, piensa que un día de playa aporta mucho yodo a los chavales.
    A mí tampoco me gusta la playa masificada del verano, a las 2 horas se me va la olla.
    De niña, bueno, pero mi padre se quedaba a la sombra ,en los pinares, leyendo el periódico , y a las 2 horas, : todos pa casa.Eso en Vigo, la teníamos cerca.
    Aprendí bastante jóven que a Andalucía y a levante en general, se va en estaciones intermedias. ¡qué horror, haber pasado, de refilón, un día por Benidor y otro por Denia en verano!.Leción aprendida.
    En los días de otoño o primaavera con sol , sí me gusta la playa, con sus ancianos paseantes y su tranquilidad..El ritmo del mar es tonificante, o relajante o nosequé. A mí me gusta y ya está.
    Pero me tiran más las vacas, al fin me crié en Parada do sil hasta los ocho años.Eso sí, como no pongas proteción total en la piel, las marcas de la camiseta, a lo honroso camionero y su brazo izq, te quedan para un año.
    Me gustan mucho los rios, por algo será.
    y me gusta leerte a tí, porque jamás se me ocurriría hacer un “comentario de texto” en un blog.
    abrazos

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Emma ¿Hblas de yodo? Los yodo de verdad. Si yo comprendo que aunque lo quieras evitar un día de esos cae, es inherente al cargo de esposo. Lo de sur, menos en verano, perfecto. Aunque pensaba que era de playa, ahora veo que soy más de campo, me relaja ver la naturaleza y porque hay menos gente o casi nadie y el olor a vaca, te lo juro que es maravilloso. Pues muchas gracias que te guste lo que te escribo, que ahora que me acuerdo hoy recibí en casi 160 artículos un comentario de uno que se llama Kodish que dice que no le gusta nada lo que escribo. No le puedes gustar a todos. Un beso simpática, que yo a tí te quiero y no te yodo.

  13. Si no se porque narices huele de un modo tan extraño el plástico del flotador, aunque no solo ocurre en esas herramientas de apoyo para la natación de niños, sino en el resto de elementos de playa hechos con ese material. Me pregunto, ¿no deberian inspirar un royo mistico, que te incite a ir a la playa?

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Alfonso. Antes de nada decirte que borré el enlace porque dice que ese blog no existe. Por otra parte, como creo que eres nuevo, pues bienvenido al blog. Veo con alegría que tú también conoces ese picor característico, que siempre lo sientes cuando inflas el flotador. Es que es curioso porque ese plastiquillo huele y sabe igual, no hay diferencia entre un balón, un flota, una colchoneta… menuda multinacional tiene que ser la que sumistra este material, porque aunque vaya a Málaga,, es lo mismo, allí huele y sabe igual. Pues tiene toda la razón, el punto estaría en que al acercarte al flota te entrara unas ganas tremendasde de ir a la playa, eso sería genial. Alfonsiño, espero más ideas tuyas, que a lo mejor aún montamos una empresa. Bienvenido y un abrazo.

  14. Mónica dijo:

    Pues yo me uno a los que piensan que te estas haciendo mayor Guisande!!!! Porque yo ya ni me imagino tener que bajar a la playa en manada. Debe de ser de las pocas cosas buenas que tiene que tus hijos se vayan haciendo mayores: ya van a su bola!!!!! Un besiño y procura tener mucho trabajo cuando haga buen día!!!!!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Mónica: Pero Monoquiña, no es hacerte mayor…. vamos a ver ¿es hacerte mayor que nada más bajar del coche te cuelguen de todo y que los niños vayan a grito pelado? Sí, tienes razón es hacerte mayor; pero yo prefiero que no crezcan tan deprisa, se te van tan pronto… es ley de vida, pero… ¡¡¡¡ quiere ser perchero siempre!!!!. Un beso guapa.

  15. Javier dijo:

    ¡Qué envidia! Una jornada playera con sus niños, sus chillidos, sus complementos, la pelea por nuestro trozo de arena, su cremita pringosa…
    Con lo bien que se está en el pueblo/aldea con su fresquito y tu cervecita.
    Pero bueno todos hemos pasado por ese suplicio.

    Un abrazo

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola gran Javier: Si es como no hay ciomo estar tumbado bajo un árbol, hablando con un amigo y una cervecita y una buena barra de pan casera y unos chorizos y ya, si te estilas, una latilla de sardinillas… buah, placer de dioses. Un fuerte abrazo buen amigo

  16. Carmen Guisande dijo:

    Noticias de última hora: se halla un perchero coronado por las playas lindantes al desierto de Jaén con aspecto humano, desconocemos si se calló de algún platillo volante…
    Estas incidencias se han dado tiempo atrás, donde los testigos aseguran haberlos visto haciendo avistamientos por Almería. ¿Tendremos ante nosotros un nuevo fenómeno paranormal? Juzguen ustedes!!!
    Él asegura llamarse Manuel y encontrarse en el extremo norte de Finísterra (A Coruña). Después de varias pruebas… ha dado positivo en picapica flota…
    Me encanta leerte Manuel, eres súper original… jugando a farsa y realidad.
    Un beso

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Carmen: Pues como un perchero, que no percherón, iba yo anda que te anda sin ver, pisando con cuidado y al punto fue mi caminar mi señora, que si de aquesta forma me dicen que el mar no existe, más lo que yo pudiera ver en la redodondez del aparato flotante era el firmamento. Y firme lo digo ya que pues me los preguntáis, por platillo estuve por poner en la mano y cuan pedigüeño esperar algún vellón. Más no, hubo una voz, lejana y cercana a la vez, en la que estremeciome e insuflome respeto tal, que divisé y atiné que eral el momento del partir. Y partimos nuevamente hacia el carruaje, y llegando a la posada decidí descansar hasta el verano que siguiera, 2012, según la data. Y dando de lo ocurrido, como cierto, quédome ante vos a entera disposición.

  17. Carmen Guisande dijo:

    Manuel: Con tal guisa menuda tarde pasó el pollo, jajaja, quién se escapó vivo hasta la estrada con pluma y todo… más en su desorientación revuelta del puchero, alucinó un mar y un desierto por Jaén, subiéndolo todo al mismo costal en grados. ¡Ay Jesús del Nazareno! Más no conforme pico afanoso hasta Almería en busca del verde grano… vivan las olivas, viva la Andalucía Madre!!! Qué es la que mas tiene de… con ocho basta.!! Gracias por tu simpatía e inteligencia. Sabio es él que diciendo verdades arranca carcajadas a puños, tú Don!!!
    Besos

  18. Manuel:

    Impresionante el relato, yo viví eso con la suerte de que aparcaba cerquita de la playa.
    Al leer sentí el gusto y el picor del plástico otra vez, y también recordé la sensación de que los demás niños parecían huérfanos porque siempre acababa yo haciéndome cargo.
    Mis hijos ya son mayores pero, agradezco lo que has escrito porque he vuelto a esa época en la que ir a la playa era una mudanza, teníamos que poner cara de poker cuando los niños gritaban o hacían olas de arena encima de desconocidos.
    Gracias mil, era duro pero ahora que ha pasado tanto tiempo y aunque queden secuelas para siempre, puedo reírme y recordarlo con ternura.

  19. Lola Kabuki dijo:

    Me ha encantado, como siempre me has hecho reir. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s