Joé con los viajes de placer

¿Los viajes son un placer?, pues… como que no lo tengo muy claro, y sobre todo cuando lo inicias. Yo no sé tú, pero no hay viaje que haga que no empiece con los nervios desatados, enloquecidos y mosqueado con mi mujer la sioux, con los niños, con quien inventó el veraneo, el aceite de oliva, la sandía, con… arranco el coche, pongo la primera, segunda, tercera y a toda pastilla hasta que pasan 20 o 30 kilómetros y me calmo. Y no hablo de un viaje a la Luna o a Júpiter, no, que va, sino de una simple excursioncilla, por ejemplo a Castilla, a pasar unos días a un pueblo de Don Quijote de la Mancha y nada más.

No sé, debe ser algo intrínseco con el ser humano o será el temperamento latino, ni idea. Lo que sí sé es que lo planificas todo el día anterior para salir a las 10 de la mañana… pues imposible, siempre pasa algo; que si no aparecen unos zapatos, que si el niño quiere agua, que si falta un bolso, que si el bañador, que si las toallas… yo que sé, algo siempre pasa. Y aunque todo esté perfectamente organizado, milimetrado, calculado, e incluso todo metido en el coche, y estés ya dispuesto para salir pasa lo que tiene que pasar.

¿Y qué es lo que pasa que tiene que pasar?. Pues que empiezas con las paranoias de si habré apagado el butano, que si la luz, que si el agua… pero lo peor no es que entres en casa y lo revises todo, no, eso sería la felicidad; sino que como tontiño que eres, en cuanto sales de casa te preguntas. «¿Pero seguro que habré apagado el butano?».

Y lo peor de todo es que sabes perfectamente que sí, que lo has apagado porque recuerdas incluso el movimiento que hiciste con la mano para desconectar el tapón de la bombona, pero nada, aunque te pusieran un vídeo, vuelves a entrar y otra vez a la condenada cocina y, en efecto, claro que lo apagaste, y cuando vas a salir, a repasar de nuevo la luz, el agua y por momentos piensas «¿pero qué pasa, me voy de viaje o estoy haciendo una inspección de la casa, pero soy periodista o un empleado de Instalaciones Martínez, especialistas en luz, butano y agua y todo al alcance de su mano?».

Y cuando has hecho como cinco comprobaciones cierras la puerta, pero tío ¡¡¡como la cierras, que la vas tirar!!!; ¡¡¡pero so bestia, cuántas vueltas quieres darle a la llave, que son dos, como siempre, o es que hoy van a ser 600!!!!. Y al final, el toque delicado, ese que cualquiera que te vea exclamaría: «¡¡¡será animal!!!», un empujonazo por si abre que a punto estás de destrozarla.

Yo te lo juro que hay viajes que estoy por veranear en el descansillo de casa, montar allí una tienda de campaña y cuando me dé el punto de descerebre entrar e inspeccionar todo de nuevo: la luz, el agua, el butano…

Pero es que esta demencia en los viajes es como una persecución porque cuando ya llevas 50 kilómetros recorridos, tu mujer dice: «¿Habré apagado la plancha?». «¿Qué plancha?», preguntas acongojado, y te responde, «pues cual va a ser, la de planchar…». Y comentas, «pero si no planchaste nada», y te contesta «¿estás seguro que no planché nada?».

Y tú, que has apagado el butano como veinte veces, cuarenta la luz y unas 3.000 el agua, dices con toda naturalidad, «claro que no estabas planchado anda, no te preocupes».

Y mientras lo dices, te lo juro que por momentos te imaginas un incendio del copón, todos tu vecinos con quemaduras de segundo grado, vendados hasta los pies y diciendo: «La culpa es del periodista ese, el Guisande que…» Y para entonces entras en una curiosas metamorfosis; estás convencido de que todo quedó perfecto, controlado, y si ibas hacia un pueblo de la Mancha, más feliz que una perdiz, aceleras el coche y como si las quemaduras son de quinto o sexto grado exclamas: «¡¡¡De vacaciones, familia, ancha es Castilla!!!».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en articulo, Comunicación, General, Otras cosas de la vida y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Joé con los viajes de placer

  1. titaju dijo:

    De las únicas TRES veces que fui de viaje con mis suegros, las tres tuvimos que dar la vuelta porque mi suegra decía que:
    -“Ay Jose, que me dejé el agua/luz/ventanas/puertas/Gas/plancha/ordenador (y no usa)/lo que sea encendido”.
    Y mi suegro, pariente cercano de santo Job, da la vuelta mascullando en hebreo (para eso es pariente te Job) y volvvemos para casa. Ninguna de las tres veces había nada abierto o encendido.
    Dicen que lo hace siempre, y yo me pregunto cómo es posible que no la hayan estrangulado ya.
    Cuando nos vamos de vacaciones, soy yo la que hace maletas, cierra puertas, comprueba luz, grifos etc… y nunca me he dejado nada. Y si alguna vez me lo dejo, que a nadie se le ocurra decirme algo al respecto, porque pos preparativos para salir de viaje me ponen de muy mala leche.
    Y todo es porque mi marido, digno hijo coñazo de su madre, mientras hago maletas, aparece diciendo:
    -“Ju, HAY que guardar nosequé”.
    – “Ju, HAY que meter nosécuánto”.
    – “Ju, HAY que doblar bien la ropa.”
    AL decimoquinto JU, Ju muerde la yugular.
    ¿ES QUE NADIE PUEDE GUARDAR COSAS POR SI MISMO?

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Titajú: Vamos, que no voy muy desencaminado con lo del viaje de placer ¿no?. Es que es un no vivir, siempre falta algo, lo que sea. Nunca hice un viaje que saliera a la hora, excepto cuando estaba soltero. Un beso guapa

  2. Mónica dijo:

    A mí me pasa algo parecido!!!!Nunca salgo del todo tranquila…Pero salimos, que es lo importante!!!Eso sí nerviosa porsi…mientras no estoy en casa, pasa algo!!!! Un beso Guisande

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Mónica: Yo creo que a todos nos pasa lo mismo cuando inicamos un viaje, pero en el fondo es porque somos buenos, que si dejas que salga el butanto a tí te coge en la playa y a ellos en la onda expansiva. Un beso simpática

  3. Yo creo que las mujeres para eso tenemos un don especial.
    Yo, si salgo de casa, siempre me iré pensando que me he dejado algo encendido. Como gas no tengo, solo me preoupa la factura de la luz que tendré que pagar ese mes si, efectivamente me dejé algo encendido.
    Y lo curioso es que nunca dejé nada, pero sigo con la misma paranoia.
    En cuanto a los preparativos para el viaje… una semana antes empiezo a hacer una lista. Al final voy cargada con un montón de cosas inútiles “por si acaso”. Eso sí,lo meto todo a presión en una trolley, que puede parecer que voy ligerita hasta que alguien comete el error de ofrecerse a llevarla.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Montse: Eres un crack. No me digas que no te olvidas de nada… No, si el “por si acaso” me lo conozco. Es que cuando vas de viaje, la verdad que somos como somos, pero en otro país dirían: “Estos tíos se fugan”. Yo recuerdo con mis padres cargar tanto el coche, que ya entonces (con cuatro años y como vivímos en tantos sitios) pensaba. “Nada a vivir a otra casa, nos mudamos”. Y nos íbamos de vacaciones. Una duda ¿qué es una trolley? Un beso

  4. elena dijo:

    Hola Manuel:
    Has dado en el clavo en este tema……ya de pequeña me acuerdo de mi madre volviendo a entrar por si acaso no habia cerrado la bombona….y ahora nos sige pasando igual….una vez que cierras la puerta que mira que tardas en cerrarla por que hay que revisar todo …tienes que volver a abrir porque dudas de si has dejado todo correcto…….y ese mal humor que no falte….aunque afortunadamente al rato se pasa……Un besote.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Elena. Eso nos ha pasado a todos siempre, paranoicos. Entras y entras en casa y lo peor, que sabes que has apagado el butano, la luz, el agua pro… tines que entrar de nuevo. Así es y hoy, se lo hemos contado. Un beso

  5. Txiki dijo:

    oye ,este te ha salido perfecto,y el tema de la plancha buenisimo,…-¿estas seguro de que no planche nada..?esas preguntas son para matarse..por cierto te acuerdas que hace un par de años que tuve que ir yo a apagaros el butano..?y cuando el coche estaba mal aparcado..y tu por texas..?no si pasar..pasa..si puedes mirate un monologo de Quico Cadaval que se llama os koruños,no tiene desperdicio y tiene un detalle con lo de castilla que te partes…

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Txiqui: Vamos que tu no haces un comentario aunque te maten, a ver si te estiras más, petardo. Vamos a ver si me paso 15 días en Texas, dejo el coche mal aparcado y me lo lleva la grúa, es la ruina, me hago vaquero y me dedico a la reses en el Oeste. Lo del butano ya no me acuerdo, pero ya de llamar, pues aprovechas para que hagan otro repaso de la casa. Esto del viajar en el fondo lo que demuestra es que andamos vivos de milagro, que somos autómatas ¿no?, sí. Qué guay es preguntarse uno mismo y contestar, sin esperar sorpresas ¿verdad?, sí. Un fuerte brazo

  6. elena dijo:

    Hola Manuel:
    no puedo estar mas de acuerdo contigo………de pequeña me acuerdo que una vez cerrada la puerta mi madre siempre tenia que volver y mi padre refunfuñaba por lo tarde que era……..y ahora a nosotros nos pasa lo mismo…..siempre hay que volver porque se nos ha olvidado algo o porque no estamos seguros de haber dejado todo bien……..y ese rato de mal humor que no falta nunca menos mal que al rato se pasa……….un besote

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Elena: Es que empezar un viaje sin un mosqueo… no es viaje. Creo que lo que hay que hacer es mentalizarte y el día anterior decir “¿oye, a qué hora nos mosqueamos?” Así todo va más suave, ya estás preparado. Un beso

  7. Nano dijo:

    Por mucho que cambien los tiempos, los viajes de placer, siempre serán los mismos. Lo único que ha cambiado es la capacidad del maletero del coche. Las costumbres siguen ahi…

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Nano: Buena apreciació lo único que cambia es la capacidad del malatero para… para meter más cosas y seguir olvidándote de otras. Buena apreciación. Un fuerte abrazo

  8. Anxo dijo:

    Hola, Guisande:

    Lo de la plancha me pasó a mí también esta semana. Íbamos mi mujer y yo en tranvía al trabajo y ella me comenta: “Uy, no me acuerdo si he apagado la plancha”. Chunchunchunchun (música de suspense). Yo siempre reviso todo antes de salir y creía recordar que el artilugio en cuestión no estaba enchufado. La tranquilicé con mis palabras y volvió a la lectura de su libro. Pero en mi cabeza la inseguridad siempre campa a sus anchas, en diálogo fraterno conmigo mismo:

    – ¿Estás seguro de que lo miraste bien?
    – Hombre, pues ahora que lo dices…
    – La imagen que tienes en tu mente (plancha desenchufada), ¿es de ayer o de hoy?
    – Pues… caramba… no caigo ahora.
    – ¿Qué pasa si por la tarde, de vuelta al piso, sólo queda humo y ceniza, chaval?
    – Inseguridad, maja, pues vuelves tú al piso y que la plancha la compruebe tu padre.

    Esto es un sin vivir, te lo digo yo

    Un abrazo fuerte

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Anxo: Claro que es un sin vivir, y lo peor es cuando entras y sales tres o cuatro veces, que parece que te vuelves loco. Y por tu mente visonas todo y te confundes de día, de mes de año… menos de mujer… de todo. Dios, qué locos estamos. Un abrazo

  9. maria dijo:

    jejejejejejejejejejejejejeje
    qué coñazo el verano! con lo bien que se esrtá en los pueblos!
    abrazos

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola María: Bienvenida al blo. Lo del verano… hace unas horas que vengo de la playa y estoy agotado. Menos mal que en el pueblo y en la aldea te recuperas. Un beso

  10. Carmen Guisande dijo:

    Hola Manuel: Es una realidad calcada, claro que salir de excursión con la familia hacia el pueblo de Dn Quijote…y en pleno verano, ya es tener ganas de Mancha y de sudor. No es para menos sentir “locura” aunque sea una especie de transición pasajera…
    Todo lo que sobrepasa al uno… se vuelve complejo y con una extraña sensación de incompletos bártulos… ¿quedará algo atrás? ¿algo por hacer o guardar? Nos volvemos casi canguros paranoicos con las mochilas cargando nuestro maletero del coche.
    Me encanta tu metáfora… «¡¡¡ De vacaciones familia, ancha es Castilla!!!».
    Gracias por las lindas ocurrencias como la vida misma. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s