Ella, el perfume, el avión y la policía

Como he comentado en más de una ocasión, mi mujer, Veneatra Paynther, es de la tribu sioux y la conocí en una aldea de 11 habitantes porque se confundió de casa; sí, como te lo cuento, se confundió de casa y para mí, (pero te lo digo a ti solo), creo que también de marido, pero es otra historia.

Como norteamericana que es no se amedrenta ante nada ni nadie, tiene ese espíritu luchador de salir adelante y ya puede tener cualquier tipo de problema que no solamente encontrará una solución, sino que como la Nasa, siempre tiene un plan B e incluso C, que suelo ser yo. Pero si soy sincero, cuando llega al Plan C, el asunto es casi imposible de solucionar, por eso yo la animo en el Plan A, y me vuelco totalmente en el B para que no me caiga el marrón del C. (Dios, que noble era).

Como mujer aventurera que es ha conocido medio mundo y, curiosamente, mientras puede desorientarse en A Coruña, donde vivió más de cuatros años, para ella Nueva York, París o los macroaeropuertos son como para ti ir a por tabaco y yo fumarlo. ¿Vas con ella a París? Pues machiño, ni que estuviera en Arzúa o Lalín, en un plis plas te enseña todo y sabe por donde va; pero le dices que vaya a la plaza de Cuatro Caminos, e A Coruña, y sí, va, pero pasando por Segovia, Avila, Badajoz y Palencia. No sé, a lo mejor lo hace por eso que dice Tráfico que los desplazamientos cortos son los más peligrosos… tal vez, pero yo no lo entiendo y por eso entiendo porqué estoy con ella. Contradicciones de la vida, que dicen.

A lo que vamos, pues si para otras mujeres la ropa es superimportante, y en vez de llevar una maleta parece que están haciendo una mudanza, ella, quizás porque vivió en Francia 15 años, no va a ningún sitio sin su perfume. Y si hace un viaje lo primero que mete en su bolso es su esencia.

En una ocasión cogió un avión en el aeropuerto de Alvedro para ir a París, donde tenía que hacer unas gestiones por su trabajo de traductora. Al llegar al puesto de la Guardia Civil y pasar el bolso por el detector de metales, el funcionario vio un frasquito por lo que preguntó de qué se trataba. (Nitroglicerina, pensé yo, que siempre me vienen las ideas más estúpidas en los momentos menos adecuados y ya me imaginaba al personal de aeropuerto gritando: «¡¡¡ Nitroglicerina, nitroglicerina !!!, ¿¡¡¡ Paco, qué se hace con la nitroglicerina !!!?». O sea, el protocolo normal de este país para después, al cabo de una hora, oír al papón de turno preguntando: «¿Que era qué, que niotronotoquequé?».

Tras decirle que era su perfume, el agente le dijo que aunque la creía, el botecito en cuestión tenía más cantidad de la permitida y, que lo sentía mucho, pero que no podía llevarlo consigo. Entonces ella miró al funcionario y le dijo: «Y dígame, ¿qué cantidad puedo llevar?». El guardia civil cogió el envase, lo izó, lo observó al trasluz, y tras hacer un cálculo con logaritmos neperianos cuando X tiende a cero le explicó que, más o menos la mitad, a lo que Veneatra, también mirando el perfume y con él en la mano, pero sin hacer ningún cálculo aritmético le contestó: «Mire, este frasquito me ha costado 60 euros; pero no hay problema, lo que dice que sobra me lo echo todo encima y allá usted, que si vamos oliendo así todos hasta París…». El agente un tanto contrariado, no pudo menos que decir: «Bueno, pase, pase». Ella pasó y yo pasé a pensar: «Joé, en poco más 300 años, lo rápido que aprenden estos sioux».

PD.- ¿Qué te pasó a ti?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en articulo, General, Otras cosas de la vida y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

39 respuestas a Ella, el perfume, el avión y la policía

  1. emma dijo:

    jejejeje
    y un aplauso.
    Bueno, sólo conozco Ohio de pasada, y con la pachorra que mostraba allí la gente (aparentemente), me pega que eso de no arredarse en parte le viene de la genética de sus antepasados.
    ¿Aeropuertos?, boh, yo ahora me siento una sospechosa habitual, hasta siento alivio cuando despega el avión, aunque luego queda la otra parte , si hay que pasar aduana.
    Hace unos días mantuve una conversación con un amigo sobre esos controles humillantes (imagino a los terroristas cruzando hechos un pincel y con seguridad en si mismos, a lo ejecutivo). El se ha movido mucho los ultimos años, y por Africa. La conversación dió para mucho, aunque sus anécdotas me hicieron callarme porque eran delirantes o de morirse de miedo.
    hugs!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Emma: Si, ella es activa porque es india y seguro que sus antepasados estaban todo el día escapando de los rostros pálidos. Lo de los aeropuesrtos es un rollo y mucho morro. Porque el asunto en definitivas es: “¿Mire, señor terrorista, la bomba, la que lleva, la estalla fuera ¿vale?; pero a mí mis avioncitos no me los toque”. Un beso simpática.

  2. Virtu dijo:

    O sea que lo que tienes no es una mujer es un Tomtom de esos, capaz de calcularte la ruta más inteligente en décimas de segundo. Con Coruña tiene un pequeño fallo de sistema, haz que te lo revisen. ¿Todavía está en garantía? 😉

    Y en cuanto a lo del aeropuerto, menos mal que era perfume, porque si llega a ser alcohol, ¡fígurate!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Virtu: Sí, como te lo cuento. A veces me da ganas de entregarle un plano, las llaves de coche y decirle: “Hala niña, a dar vueltas y ven mañana. Que yo sigo con París”. Si en vez de ser perfume es alcohol…. peor pero no para ella, porque no da para chupitos para toda la tripulacóon y el pasaje. Un beso

  3. PMM dijo:

    Lo de los aviones y los líquidos es un rollo. Así que yo ahora cuando viajo por trabajo, voy cargada de botecitos pequeñitos para no facturar. Normalmente ni la maleta ni yo somos sospechosas de nada, porque los botes, el portatil sin su funda, el cinturón y algún que otro collar ya van en otra bandejita bien a la vista, pero una vez, al pasar la maleta por el escaner, el Guardia Civil, me mira con muy mala cara, llama al otro y luego a otro, y me piden que les acompañe. Me preguntan qué llevo en la maleta y yo contesto que ropa y alguna cosa sin importancia. “Pues esas cosa sin importancia no están permitidas”, dice el Guardia Civil, “¿Puede abrir la maleta?”. Cualquiera le dice que no, yo al menos que le tengo mucho respeto a la autoridad, ni se me ocurre no obedecer. Efectivamente al abrirla se ve ropa y una cajita rectangular. “¿Qué lleva ahí?” Me dice uno señalándola de lejos y sin tocarla. “Pues una medalla” “¿Una medalla?” “Sí, voy aun acto académico de graduación y llevo una medalla académica porque soy miembro del claustro”, digo yo abriendo la caja. “¡Ah bueno! (casi suspriando de alivio)Si es así, pase.” En un momento creo que pasé de ser terrorista potencial a ciudadana decente.
    Siempre me he preguntado, qué pensaban que llevaba.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola PMM: Yo creo que los de aduanas son los tipos que mejor compran ropa a su mujeres. Han visto tanta ropa, interior y exterior, y a tantas mujeres que cuando van a una tienda dicen, pensando en la útlima que pararon y le abriron la maleta. “Sí esa talla le quedará perfecta”. Así que si un día se van de la Guardia Civil, como dependientes lo bordarían, ¿no crees?. Un beso

  4. Gábier dijo:

    Sr. terrorista-secuestrador no se preocupe, no es necesario que lleve vd. herramienta, viaje en “business” de Iberia, el cuchillo y tenedor de acero inoxidable ya se lo dan con el desayuno. Eso sí, para pasar el arco de seguridad asegúrese de que la fibra de sus calcetines no lleve elementos metálicos en su composición ya que en ese caso le cantarán aquelo de… “no, no, no pasarán”

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Gábier: Sí, es que no hay como un terrorista con clase, con la vida que tienen que llevar, casi en un zulo, van a ir ahora en Turista. Lo dicho, tu en el areropuerto cárgate a quien quieres, pero mis avioncitos… ni tocarlos. Un abrazo

  5. Viajaba yo, por los años sesenta, al AFRICA NEGRA. Había salido de La Coruña en tren para coger el avión en Madrid. Al día siguiente, una vez ya en Barajas, se me informo qué de los cuatro aviones, (SUPER COSTELLACION) ( NON O SEI ESCRIBVIR BEN) ( QUE VEÑA tELLO), que estaban aparcados, el último, éra el de Guinea. Fui a dar una vuelta, por el Aereopuerto, y al regresar, ya quedaba un solo avión. No sé como ni como no, subí al PARATO, y me senté comodamente. Se iniciaron los procesos de despegue, y ví que empezaron a contar los pasajeros, una y otra vez. Cuando por las meagafonía, anuncian que prepararamos los billetes. Al llegar a mi altura y ver mi billete, la pregunta fué instantanea, Vd a donde viaja, yo le dije a la Isla de Fernando Póo, pero mire, me dijeron, éste avión, lleva destino La Habana. El avión,fué frenando, arrimaron una escalera portátil y me hicieron bajar. Que verguenza, además éra la época en la qué los Palestinos, ponian bombas en los aviones ????????????? Yo con 17 años

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Julio: La verdad que me das envidia con la vida tan intensa que has tenido, lo que me extraña de ti es que cuando te dijeron que el avión iba a Cuba no dijeras tú, “pues sí yo también voy a Cuba” y a ver qué pasa. No sé ni como estás vivo porque en los 60 los aviones serían…. ¿Y SOLO TENÏAS 17 AÑO?. Y luego hablan de los héroes de Vietnam. Espero que nos cuentes más cosas tan entretenidas de tu vida por Guinea. Un fuerte abrazo. Por cierto leí el libro de poesías y que publicaste y digamos que hay un 80% que me gustaron mucho, normal.

  6. Alberto dijo:

    ¡Grande Veneatra! A todos nos fastidian esos “controles de seguridad” en los aeropuertos, pero normalmente nos doblegamos a las arbitrarias órdenes del guardia de turno, no sea que perdamos (o, mejor dicho, nos hagan perder) el vuelo. Fantástico el aplomo de tu mujer, Guisande. Felicítala de mi parte.

    Abrazo,
    Alberto

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Alberto: Pues ya te echaba de menos yo por aquí. A ver cuando Rocío comenta algo, que debe ser una buena chica. Sí, Veneatra es mucho, la verdad. Y estoy seguro que le dice que no puede llevar el bote y esa echa la mitad, fijo. La felicitaré de tu parte. Un fuerte abrazo y… a ver Rocío, dinos algo

  7. Coherente dijo:

    Si a la practicidad que tienen las mujeres por regla general, le añadimos el código genético de tu mujer, dan situaciones como la del perfume, que me ha hecho sacar las lágrimas de risa pensando en qué tienes que hacer para ponerte 30 euros de esencia encima del cuerpo y no facturarlo como equipaje de mano.
    Sencillamente genial.

    Yo recuerdo un viaje barato a París, en que me hice un tomate en las medias… no tenía otras, las lavé y las llevé a la vuelta; las botas llevaban una pequeña nota de metal que sonó a la vuelta (uséase la France) y me mandaron quitar el calzado.¡Miña madriña! entendí el significado de mi madre cuando me dice que ponga ropa interior buena al salir de casa que nunca sabes lo que va a pasar (a los 20 pensaba que era para estar preparada por si aparecía un buen maromo).
    Desde aquella, voy a los aeropuerto libre de equipaje mental y con el mejor conjunto de lencería y medias que tengo.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Coherente: Esto termina de dos formas. O cuando vas a comprar lencería al final dices: “¡Ah!, se me olvidada y algo para el de aduanas” o “y con estas dos piezas puede llevarse este juego completo gratis para el de aduanas”. A ver quién se echa medio bote de espuma de afeitar en la cara, que todo llegará. Un beso

  8. Becaria dijo:

    Antes de nada, decir Ole, ole y ole a la sioux, porque me imagino que a estas alturas de la vida ya entenderá lo que quiere decir esto en nuestro idioma. En un mes me voy a londres, asi que, si no quiero deshacerme de mi colonia voy a seguir su consejo, y todos tan tranquilos, pero seguro que aun asi me mandarán quitarme los zapatos, los collares, pulseras, anillos, cinturón, pendientes, el ordenador de la bolsa y así un sin fin de cosas más para que después, al pasar por el detector, pite y me manoseen, pero bueno, ley de aeropuertos.(Quien va a pensar de mi que con esta cara de niña buena puedo poner una bomba!)
    Guisande, espero que estuvieras atento al especial de hoy y que prestaras especial interés a las páginas 4, 5, 6 y 7 porque, siguiendo con el mundo taurino, va por ti.
    un saludo y nos vemos prontito!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Becaria: Pues sí, la sioux es total, siempre tiene solución para todo menos para mí. Normal. Pues no estuve atento porque creo que no me dijiste cuando salía el monográfico, pero me ha llegado al alma que me dediques las páginas que has escrito. Ya sabía que eres muy buena. El día 18, nada, el viernes, ya estoy otra vez con vosotros, así que como siempre, te daré un beso en la frente y te diré, ¿qué un pitillito? ¿Tu a Londres?. Bueno tengo que hablar con tus padres ya; sí sí, ya. Un beso y ya hablaremos de Londres el viernes…..

  9. Hola Guisande:

    Simplemente me limito a reír. La verdad es que un aeropuerto puede ser el lugar preferido para pasar una maravillosa tarde de domingo. Quizás ese sea el momento más emblemático a hacer un viaje. VIVAN LOS AEROPUERTOS!!! xDDD Me alegro de que sólo haya aparecido un perfume y de que tengas una mujer tan ingeniosa 🙂

    Cuídala y cuídate!! Un abrazo! 😉

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Javier: ¿Una tarde de domingo?, y unas vacaciones en plan, “¡¡¡ venga niños, levantaros, vamos a la a duana a ver qué pasa hoy!!!” el Turis,mo de “Todo por la Patria”. Pues curiosamente, hace dos años vinieron a vernos los padres de mi mujer y cuando se fueron, a mi suegro no le dejaron llevar una espuma de afeitar que, curiosamente, había traído de Estados Unidos, (dos tremendos botes) que si serían grande que los acabé hace poco más de un mes. Lo que si te puedo decir es que si te vas a un aeropuerto y lo que no dejan pasar a los pasajeros te dedicas a la reventate, te forras. Por cierto, ¿qué harán con todo eso?. Piensa que solo en el aeropuerto de Barajas entran y salen al día más de 100.000 personas. Sí, la sioux realmente es muy ingeniosa y lo que más le gusta en la vida es cocinar y la flauta travesera, es que doy con cada gente… Un fuerte abrazo gran Javier

  10. Beatriz dijo:

    Mr. G que listiño me eres, lo de tu mujer… un fichaje de primera.
    Oye, cuentanos algo de los niños, habran heredado alguna cualidad de la mamá, digo yo.
    Un bico para Veneatra.

  11. Anxo dijo:

    Hola, Manuel:

    Me sumo a las alabanzas ya dichas de tu mujer. La próxima vez dile que haga una danza de la lluvia, a ver si les llueve dentro del aeropuerto de los piiiiii y se funden los cacharros electrónicos esos de piiiiii que nos hacen la vida imposible de una piiiiii vez. La verdad es que son unos piiiiii y me tienen hasta los piiiiii.

    Caramba, aquí también pita.

    Un abrazo

  12. Anxo dijo:

    Por sugerencias de mi abogado, debo complementar un poco mi anterior comentario para que no haya malas interpretaciones. Tengo muchos amigos en la Guardia Civil. Todos son magníficas personas y de probada honradez. ¡Qué bien les sienta ese tricornio en la cabeza! Yo también lo hago todo por la patria. Muchas gracias 🙂

  13. aal dijo:

    Ahora entiendo porqué mi amiga “Sado-Lux” no viaja en avión. Ella dice que por miedo. Sí sí…..

  14. Beatriz dijo:

    Pues yo, que nunca he viajado en avión, no puedo hablaros de esa experiencia ¿Guisande sigues creyendo que soy un reportaje viviente?
    Pero en una ocasión quise entrar en una oficina bancaria para hacer unas gestiones. En la puerta habia un detector de metales y pitó al pasar yo. Un empleado me indicó que probablemente el problema estaba en mi bolso, asi que se lo deje a una amiga que me acompañaba e intenté pasar de nuevo. Volvio a pitar y me acordé del cinturon, asi que tb me lo quité. Volvio a pitar. Así que le dije al empleado que no pensaba seguir quitandome cosas para pasar, que me iba a la competencia. A todo esto, ante tanto pitído, el director de la oficina bancaria había salido a ver qué pasaba y muy amablemente me dejo pasar pero no veais que bochorno pasé allí. Por cierto, no he vuelto a ese banco.
    Anxo me alegro de volver a saber de ti, se te echaba de menos.
    Un saludo.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Beatriz: La primera vez que viajé en avión fue como si en vez de un viaje hubiera pagado un billete para una atracción. Fui feliz cuando al pasar las nubes vi el sol y parecen pompas de algodón flotando. Fue genial. Después ya no me gustó tanto viajar y menos pasar el “charco” porque son muchas horas y piensas: “¿Y no va a fallar nada durante tanto tiempo?. Es una buena experiencia. Te la aconsejo. Pues si fueron tan pesados, lo mejor es ir a otro banco, será por bancos…. bo. Un beso

  15. Julius dijo:

    Despues de unas semanas de vacaciones, alejado de ordenadores y eso, me reincorporo nuevamente:
    Yo lo de los aeropuertos, hasta casi lo entiendo, hombre. Pero os imaginais, te imaginas por un momento, Guisande, que lo de las Torres Gemelas hubiera sido a bordo de un autobus urbano? Nos harian descalzar y sacar la ropa para ir a de Puerta Real a Los Mallos?

    Saludos
    Julius

  16. Mariaesther dijo:

    Jo, he leido éste y el del abecedario y no me deja ver más, “fatal error” me dice, y tanto que fatal… Qué comunidad más agradable teneis aquí, así da gusto.Felicidades!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Mariaesther: Pues muchas gracias por entrar en el blog y espero que te guste. La verdad que no había caído en eso de una “comunidad”, pero es cierto hay gente que hace comentarios cuando escribo algo y aunque no los conozco personalmente es como si fueran amigos y les tengo cariño. Quizás lo bueno de este blog es que no se habla de política, solamente echarse una risa (si lo consigo, pues mejor porque yo también me río escribiendo). No hay otra pretensión. Pero también te digo otra cosa, que hay comentarios con los que te partes de risa por simpáticos e ingeniesos. Descubrirás muchas cosas, como por ejemplo que con Anxo, que vive en Budapes, estamos todos pendientes de a ver cuándo tiene un hijo/a; que Alberto, que está en Filadelphia, tenemos que traerlo para aquí y asi otros muchos. Pues un beso y bienvenida.

  17. Mariaesther dijo:

    Bueno, al menos puedo ver los de meses anteriores, será un fallo temporal seguro, desde hoy está entre mis webs favoritas!

  18. Anxo dijo:

    Sí, Beatriz, ya estoy otra vez por aquí. Es que yo soy la guerrilla del blog. Aparezco de repente, desaparezco en la niebla y vuelvo a atacar cuando menos se me espera.

    A mí también me pasa como Mariaesther: ya he tenido varios errores fatales al intentar entrar hoy aquí. Deben ser los de la competencia, que tienen envidia a este blog tan molón.

    Oye, Manuel, con respecto a ese/a hijo/a futuro/a mío/a que mencionas ¿a cómo van las apuestas/os? 🙂

    Un saludo a todos.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Anxo: Fíjate que cosa tan curiosa. Escribes, te comentan, comentas y, de repente, Mariaesther descubre que es verdad, somos como una comunidad de vecinos que poco a poco nos vamos conociendo. Es bonito verdad?, que de la nada y por este medio nos vayamos conociendo. Gracias por lo del blog “molón”. Yo sigo pensando que si es niño, Alejandro, y si es niña María. Pero sea lo que sea al rapas tengo que conocerlo y a vostros igual cuando vengáis a Galicia, porque si venís y no nos vemos…. mejor no pensarlo. Pero a ver si os animáis, hombre, que tengo unas ganas de dedicarle un artículo….Siempre es un alegría recibir noticias tuyas. Cuidaros y venir pronto

  19. Mariaesther dijo:

    Suscripción confirmada.¡Espero haberlo hecho bien! Gracias por la bienvenida.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Mariaestherciña del niño Jesús: Ya veo que estás suscrita. La verdad que para los que escribimos en el blog es importante que la gente se suscriba. Bueno para los entendidos en los blogs hay miles de cosas importantes, yo con saber cuántos entran en el blo, suscriptores e hits (páginas leídas) me llega pero hay estadísitcas que alucinas, de cuánto tiempo está cada persona que entra, en qué página, cuáto tiempo con respecto al díaa de ayer, por semanas, por meses. A mí ya todo eso me supera. Un beso y gracias por suscribirte y espero no desfraudarte. Otro beso, que el primero que te dí quedó muy lejos.

  20. FRANCIS dijo:

    la vida es como una ruleta que va girando intrinsecamente hasta que trasversalmente y miticamente se para

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Francis: Bienvenido al blog, ya que creo que es la primera vez que entras. Deduzco que para ti mi blog es como la ruleta, que aquí paraste. Pues nada, párate cuando quieras y si te gusta el blog y lo que dicen los bloglectores…. pues mejor que mejor. Un abrazo, aunque he de decirte que tu comentario es un poco misterioso.

  21. Lynda dijo:

    Hola Senor Google: No entiendo el cuento, pero me gusta el titulo. Porque no escribes algo de con Senor Google? Te traigo “Jimmy Carter Candy” cuando llego a Coruna.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Lynda: Pues ya era hora que escribieras, que esto se lee en Estados Unidos, donde vives y no tienes disculpa. No es el cuento entero, solo son dos dibujos para dar una idea de cómo es el personaje; pero como se va a traducir al inglés, aunque tú sabes bien castellano, ya te avisaré. Espero que Cndy me traiga los “Jimmy Carter”. Voy a explicar esto, los Jimmy Carter son una especie de bombones de cacahuete que los fabrica una multinacional de la que es dueño Jimmy Carter y de ahí que le puse ese nombre. Son riquísimos. Un beso Lynda y a ver si te animás a escribir más veces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s