El apasionante mundo de la patata

Lo de la agricultura tiene su aquel. Cuando me asenté en la aldea (y nunca mejor dicho eso de asentarse porque no pego mucho palo al agua), mis vecinos estaban sembrando todo tipo de hortalizas, así que me dijeron que hiciese lo mismo.

Y, en efecto, me puse manos a la obra. Con su ayuda habilité unos cien metros cuadrados, vamos, un piso verde, y Maruja, Arturo, Virtudes, Dionisio y Rumbo, catedráticos eméritos de Botánica por la Universidad de Así Llevo Toda la Vida, me explicaron qué tenía que hacer para cultivar patatas, cebollas, coles, pimientos y… «no, los tomates; eso ainda non é a época», y en otro momento insinué no sé qué, se rieron y deduje que lo mejor era no preguntar más, que de parvo ya había dado muestras más que suficientes para un solo día.

Y poco a poco fui plantando, pero estaba tan animado que planté, planté y planté tanto hasta que llegó un momento en que lo único que sabía era que todo era verde pero ni idea de lo que tenía. Así que un día llamé a mis tutores, nos acercamos todos a la huerta y, con un folio Din A 4 y a escala 1 = Idiota, conseguí hacer un esquema y averiguar qué productos podría dar mi macroapartamento.

Y no me extrañaría que surgiera alguna planta exótica, mezcla de cebolla, pimiento y calabacín (una Doly de la vida), porque descubrí que hay zonas que están… como todo un poco revuelto, mis vecinos lo llaman desfeita. Pero claro, esto, me prometí, solo me va a ocurrir este año, que voy de aficionado, porque para el próximo me adentro en el profesionalismo y dejo de ser amateur, que aquí en la aldea eso de amateur es a matarte porque ¿tú sabes lo que pesa un sacho, y eso que el mío es como de los juegos Geyper?

Total, que con el tiempo empezaron a crecer los frutos y descubrí el apasionante mundo de la patata o, como dicen los franceses, pomme de terre, la manzana de la tierra, porque cuando se trajo de América era un producto maravilloso para comer, de ahí lo de manzana, que también este blog sirve para aprender algo, aunque no te lo creas.

Pues la pomme de terre o patata es fascinante. Tú vas a coger una lechuga, por ejemplo, y coges eso, la lechuga que ves, ni más, ni menos: una. Vas a por una cebolla, tiras de la planta y allí está la cebolla; pero la patata… la patata es como los Reyes Magos, tiras de la flor (que, por cierto, intenté hacer tabaco con ella y ya os contaré) y lo mismo encuentras tres, cuatro, que siete y te da una alegría buscar entre la tierra (bueno, alegría, y porque ya pasas de los 45 tacos, que con 20 me iban a ver aquí con el sacho…).

Al final, extrapolando, que eso nos encanta a los periodistas cuando no tenemos datos del lugar cuando queremos hacer un reportaje, llegué a la conclusión de que la patata es más que un tubérculo, es… como te diría yo, a lo que en la ciudad la Primitiva o la Bonoloto, pero con una gran, pero gran diferencia: con la flor de la patata, tiras y siempre toca.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en agricultor, articulo, General, Otras cosas de la vida, vecinos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

30 respuestas a El apasionante mundo de la patata

  1. PMM dijo:

    Pues nada, a coger el sacho ese de juguete y a apañar patacas, pero ahora no, que está a terra mollada, como dice mi suegra que es una catedrática de esas de la horticultura.
    Ya te veo presumiendo de los quintales que has recogido, pero no me digas que te lo pase a kilos ¿eh?

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola PMM:
      Tiene razón tu suegra. Ya te contaré la aventura de apañar patatas. Miraré en Google como está el cambio a kilos. Gracias por tu comentario.

  2. pablo dijo:

    Buena comparación la patata y la primitiva, esa lotería que nunca toca a nadie conocido, y yo no voy a ser menos.

    Buena suerte con tu huerto. Cuelquier día te vemos en el mercado con un puesto de verduras, je, je.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Pachón:
      Pues a mi me ocurre lo mismo, no conozco a nadie que le haya tocado la Primitiva, pero la patata….aquí a todos. Gracias por tu comentario.

  3. jose dijo:

    Pues ya contarás las consecuencias de fumar “planta de patata”, porque eso tiene que ser…
    Y siguiendo con las tareas didácticas del blog, puedes trasladarles una duda a “tus maestros del campo”: ¿cual es el mejor remedio para acabar con los topos? Es un tema que apasiona en las aldeas, y hay soluciones como colores, para todos los gustos…

    Un saludo, y a seguir contando historietas 😉

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Jose:
      Estoy en ello de fumar, que como salga bien…. hago aquí una plantación que se va a acordar Sanidad. Preguntaré por lo de los topos y te tendré informado minuto a minuto. Gracias por tu comentario.

  4. Javier dijo:

    Tengo que prevenirte, de que esto será, el comienzo del gran conocimiento personal, humano, social de tus vecinos. No sé si sabes, pero de ahora en adelante todas vuestras conversaciones, arrancaran con un comentario del tiempo acompañado de la interrelacción de este y el crecimiento de los distintos cultivos. En fín, espero que esto te sirva como argumento en alguno de tus proximos escritos.
    Saludiños e boa colleita.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Javier:
      Desde que en vez de un buzón para las cartas puse una nasa, de las de pescar, y los convencí de que aunque se mojaran las cartas no me importa, que lo que me importa es la nasa, que me gusta verla, están mas que curados de espanto. Son ya más de 10 años que los conozco, aunque haya ido a vivir hace algo menos de uno. Seguro que con esto de la nasa escribo algo. Gracias por tu comentario.

  5. Andrés dijo:

    Hola, en mi huerto ponemos unos tubos con una puerta que solo abre en la dirección de entrada, en el otro extremo una pequeña verja. Se limpia bien para no dejar olor de nuestras manos y se coloca con cuidado en una galería del topo y se vuelve a tapar…caen como moscas, uno detrás de otro. Mi padre tiene una habilidad impresionante para saber donde colocarlo.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Andrés:
      Pues gracias por darnos un consejo sobre cómo acabar con los topos, que nunca se sabe lo que un día hay que hacer con ellos si aparecen. Gracias por tu ayuda y tu comentario.

  6. Becaria dijo:

    pues a ver si la sioux te hace una tortilla con esas patatas tuyas y la traes a la redaccion, q nos tienes aki…..secas!!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Becaria:
      Becaria, becaria, que estás muy respondona. ¿Pero tú crees que se puede venir a la Redacción con una torilla de patata? Comprendo que estás empezando y aún estas anquilosada; pero la fluidez te vendrá trabajando y no con la grasa o aceite de la tortilla. Yo te aconsejo, como tu totor que soy (que a este paso no me extrañaría que llegara aser tutor legal porque dudo que en casa te aguanten tanto), que para desengrasarte y desangrarte, que en periodismo es casi lo mismo, que hicieras unos cuantos reportajes. Un beso

  7. aal dijo:

    Pues mira Guisande, una cosa te voy a decir aunque te parezca increíble. Coge un día el sacho y vete a cavar las papas. Aunque no tengas necesidad. Es igual. Tu coge el sacho y bájate a la leira a hacer como que cavas si quieres. Avisa antes al señor Rumbo para que te acompañe. Entonces, cuando empieces a sachar -solo cuando empieces a sachar- pregúntale:

    “Y yo Rumbo ¿soy de derechas o de izquierdas?”. Te quedarás abraiado de lo que saben de ti los paisanos.

  8. Runik dijo:

    Ai Guisande! Parece mentira, lo de derechas o izquierdas me parece que lo comenta aal porque según como cojas el sacho pues se sabe, teóricamente, si eres diestro o zurdo. En mi caso muy teóricamente, ya que para variar, soy la excepción de confirma la regla. Soy diestro para todo menos para sachar (las muy pocas -poquísimas- veces lo hago), eso me lo dijo mi abuela, que yo, ni idea.

    Ah, pobriña becaria, que la tienes esfameada de todo, seguro que con el estómago lleno los reportajes le salen como las buenas tortillas, redondos.

    Saúdos dende Carballo! 😉

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Runik:
      La becaria vive que no veas, pero yo quiero enseñarle todo lo que pueda (lo mejor que yo sé, que eso no significa que sea lo mejor) para que cuando vaya a otro periódico digan esta tía, por lo menos, sabe algo. Lo de derechas e izquierdas y el sacho… me supera, pero lo hablaré ya que si os ponéis así………

  9. aal dijo:

    Perfectamente explicado Runik. Y ahora amigo Guisande, puedes decirle ya a tu fiel afición si eres “das dereitas” ou “das esquerdas?

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Aal:
      No debí entender bien o leí mal. Pues después de haber toreado en tantas plazas, lógicamente, soy diestro. Un abrazo

  10. Anxo dijo:

    Hola, Manuel.

    Desde luego estoy aprendiendo mucho con este post y sus comentarios. Me has abierto los ojos a un mundo inexplorado con posibilidades ilimitadas. Me puedo realmente imaginar que en fechas próximas la Universidad de Lacuruña va a ofrecer un Máster en “Patatología y ciencia del sacho”. Por supuesto, tú serías el profesor más indicado para impartirlo, con clases magistrales en el aula y clases prácticas en tu leira. Así de paso te ahorras el trabajo de doblar el espinazo o utilizar el tractor de tus vecinos.

    Yo propondría las siguientes asignaturas:
    – Tuberculogía aplicada (aquí se incluye el desarrollo del tabaco y sus posibilidades alucinógenas a partir de la planta);
    – Filosofía gallega de la patata: ¿qué fue primero: la patata o el tubérculo?;
    – Sachonomía científica comparada (según como cojas el sacho se pueden averiguar tus preferencias políticas, el signo del zodíaco y el PIN de la tarjeta de crédito);
    – Teología del tractor (ya se sabe: los caminos del tractor son inescrutables)
    – Topología general (sobre los topos, como su nombre indica).

    Un máster como éste tiene que estar muy muy solicitado.

    Un abrazo fuerte

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Anxo:
      Pues si no es en la Universidad de A Coruña bien podría ser en la Menéndez Pelayo, que tienen pasta para todos tipos de cursos, incluido como el que tu muy bien especificas y más. Los seminarios, desde luego, son interesantísimos, ninguno tiene desperdicio y es difícil saber por cual empezaría, quizás con la Teología del Tractor, por eso de que se conozca en profundidad donde se van a hacer las prácticas y por eso de Interrelacionarse con el Medio. Deduzco que cada seminario habría que desarrollarlo en varios desfases pero creo que tu y otros amigos bloglectores podríamos impartirlo en plan video conferencia aplicando electrones a los asistentes, sobre todo en las prácticas, mediante un mando a distancia cuando comentan un error. Ya sabes, esas pequeña e inocentes descargas. Un abrazo

  11. Antón dijo:

    Hola compañero,

    Nos estamos yendo por las ramas, de las patatas no que en esta época ya no tienen, por la otras. Pasamos como quien no quiere la cosa de la “leira” a la universidad y coincidiréis conmigo en que el cambio es mucho, de “poñer” y “cachear” patatas a la Teología del Tractor, y de esto el Sr. Manuel Guisande nos habla de descargas eléctricas, con eso entiendo que ya pasó a la cría intensiva de animales, vacunos, bovinos o de lo que sea, o bien, el tabaco de hoja de patata le está sentando mal.

    Abrazos mil y saludos de mi madre.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Antón:
      ¿Ramas? Tu no sabes muy bien lo que es irse por las ramas y llegar hasta la Luna y tomarte allí un café con astronauta; pero estoy de acuerdo contigo que vamos camino de ello. Sí, hombre, compañero y empiezas con lo señor… Lo de la hoja de la patata está en fase de experimentación pero seguro que hago yo antes tabaco que un vacuna para la gripe A. Que no me conozco yo. ¿Señor?. Recuerdos a tu madre, en el buen sentido, claro. Gracias por tu comentario. Un abrazo

  12. Beatriz dijo:

    Hola Manuel:
    La presente es para decirte a ti y a Anxo que conmigo no conteis para lo del curso ese. Cuando lei lo de Anxo me pareció ……hasta me pareció una “boa idea para os de cidade” (yo lo soy, no tengo aldea).
    Pero lo de las descargas………..no, definitivamente, no conteis conmigo. Ya me buscaré otra forma de ponerme al dia en lo de plantar patatas. Aunque bien pensado no sé dónde, ¡no tengo tierras!, igual en macetones ( ya lo pensaré mejor).
    P.D::Estoy de acuerdo con Runik, la becaria será más eficiente si la tienes bien alimentada. ( Un saludo para la sufrida becaria)

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Beatriz:
      Que también hablas de tierras como si yo tuviera ahí una Hacienda de mil hectáreas. La becaria está muy bien alimentada, pero necesita alimento psíquico, que es muy distinto. ¿Sufrida?, pero si vive que no veas. Las descargas no están mal Bea, que te da una y ahorras en café, quedas despejada para un mes. Tampoco es tan malo. Pues no me etrañarçia que en Google encontraras algo para sembrar en macetas. Un beso

  13. Miguel Buján dijo:

    Ni se te ocurra liarte un cigarro con todo aquello de la patata que no sea su mismísimo tubérculo, Manu, que de fumártelo te me alcachofas. Y es que la planta de la patata además de dar patatas es una cosa tóxica. La flor, que por blanca le gusta al Rivas para sus poemas, y también el tallo verde. Aunque pensándolo bien, entre tú y yo…”Si la raíz no se aprecia/ mucho menos la hoja suelta./Si te cierran una oreja/la que esté abierta aprovecha.” A. M.

    Me voy a por tobaccos, Manu. Buen fin de semana y un saludo a la sioux y a tus patatas.

    Pour manger, seulement la pomme de terre!

  14. Elsa yudit dijo:

    Hola Manuel me pregunto en un cuento es mejor acer puntos y aparte o es mejor q sea todo seguido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s