«Lo que tienes es un simple virus»

Los médicos de ahora no son como los de antes, o no saben de medicina, saben poco, lo justo, o demasiado porque cuando voy a uno debe creer que estoy que la espicho y no me dice lo que tengo. Será para que no me quede tieso en su consulta. No sé, pero hace unos años, no tantos, ibas a un centro médico y el que te atendía te miraba, te hacía unas simples pruebas y te decía que tenías una gripe, un simple catarro o que había que hacer unos análisis porque podría ser un problema de riñón, de hígado, de pulmón, de corazón, del hueso palomo… pero algo te explicaba de tu dolencia o malestar general y, de alguna manera, de la consulta salías algo más tranquilo.

Ahora no; ahora, y sobre todo en «verano», salvo que vayas con una pierna o las orejas ensangrentadas en las manos y la tapa de los sesos en una bolsa de deportes, lo que tienes es «un simple virus», y los facultativos además suelen añadir esa frasecilla de: «Es que esta temporada hay mucha gente con él», como si más que un virus fuera un tipo que viene a pasar las vacaciones a A Coruña. Y tú, que de lelo tienes lo justo, y de luces también, porque vas a 125, le preguntas: «Sí, virus sí, pero tendrá un nombre y lo que me duele tendrá otro, ¿no?». Pues no, ni nombre del microbio ni de tu dolencia; lo que tienes es «un simple virus» y de ahí no hay quien los apee.

Pero lo que no entiendo, si no te van a decir nada, es por qué ese afán de preguntarte si fumas, si tienes insomnio, si tienes la tensión alta, si tomas algo para dormir, si eres alérgico a… Pero, ¿de verdad les interesa todo eso cuando todo confluye en la condenada máxima de «un simple virus»? Pues para llegar ahí a mí no me importaría que me preguntaran qué coche tienes, cuánto pagas de hipoteca, si tienes o dejas de tener asistenta y que si vives alquilado o en una vivienda propia o de protección oficial, qué más me da, porque el asunto es: ¿Pero usted realmente sabe lo que tengo o está de prácticas porque es verano y el titular está de vacaciones?

Y al final sabes que lo que tienes no es grave; pero no porque te lo haya dicho el médico (bueno, hombre, lo quitas del «simple virus» y a lo mejor tiene que hacer otra vez el MIR), sino por una simple deducción ya que, si por la consulta han ido otros como tú y varias veces, como dice el galeno, entonces es que… si han ido en varias ocasiones (te dices todo contento y con cara de misterio) es que, obviamente, estaban vivos, con lo cual, además de pasar de paciente a detective, piensas que malo será que vayas a ser ahora el único petardo que acabe en el otro mundo por «un simple virus».

Pero cuando se te aclara ya todo de una forma diáfana el entramado sanitario es cuando abres el medicamento que te ha recetado y lees ese prospecto que despliegas y despliegas y despliegas y sigues desplegando hasta el infinito total.

Lo que te ha dado el inquilino de la bata blanca para el «simple virus» (Ibuprofeno, no faltaría más,  que es como un nomemarees) lo mismo vale para las varices que para las narices, para los ojuelos que para los orzuelos, para las tibias que para el dolor de costillas. Y empiezas a sospechar que de «los genéricos» no se trata tanto de una marca de esas ONG que son los laboratorios farmacéuticos, sino de que como no se tiene ni idea, o poca, te dan uno que vale para todo y para todos. Sí, también para el «simple virus» que, como el médico titular, también está de vacaciones. Y es que ya lo dijo el doctor: «esta temporada hay mucha gente que está con él».

PD. ¿Y cuál fue tu aventura médica?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en articulo, General, Gripe, Otras cosas de la vida, Salud y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a «Lo que tienes es un simple virus»

  1. Javi dijo:

    Pa que vas ó médico se tes unha excelente enfermeira na casa? Tu deducción de “…es que obviamente estaban vivos” me recuerda a El Inspector McCannan en la Consulta Hipocrática.
    Una vez, cuando aún vivía en Lacuruña, se me rompió un cristal de las gafas y aproveché para hacerme una revisión oftalmológica (de los ojos, vaya.)Resulta que en el mismo piso, en la misma consulta, atendían un oculista (el marido) y una endocrina (la esposa). Cuando la tía llevaba media hora haciéndome preguntas sobre si fumaba, trastornos alimenticios y demás, le dije:”¿Y eso que tiene que ver con los ojos?”. Se deshizo el entuerto, al cual la señora parecía estar acostumbrada, y me largué porque su marido el oculista no estaba.
    Saludos cordiales.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Javi:
      Sí, como el inspector McCannan, que lo deducía todo desde cama. Pues ya que estabas con la endocrina ¿por qué lno o le piediste un bocadillo?. No sé tú, pero si yo voy a un endocrino y le pregunto que puedo tomar, primero le pido (o un pájaro ornitorrinco), o una tabala de patés y luego… hablamos. ¿Tú cuando vas al oculista no te da una dioptrías, porque ojos no puede, pues que menos la endocrina que tener unos platos combinados?. Que no hay profesionalidad. Viven del virus. Gracias por tu comentario.

  2. Hace unos años (bastantes) pedí lo llamado en la Administración de la Seguridad Social, una cita “urgente” que resultó ser para dos años… El objetivo era ir a un médico especialista que me detectase qué problema(s) tenía en la espalda ya que llevaba (y sigo llevando) varios años con dolor diario. Pasados los dos correspondientes años me presenté en la consulta de la Doctora X (por desgracia no recuerdo su nombre, espero no volver a caer en sus manos…). Le conté lo que me pasaba y me mandó quitarme la camiseta y sentarme en la camilla. Me dijo: “Levanta el brazo derecho. ¿Te duele?”. Mi respuesta fue “No.”. La misma operación para el izquierdo, la misma pregunta y la misma respuesta.

    Hasta el momento me sentía algo ridículo con lo que estaba haciendo pero la guinda fue lo siguiente. Ella empezo a palpar todos los bolsillos de su bata y de sus pantalones en busca de algo. Miró a la mesa y encontró un clip. Lo cogió, lo deshizo hasta convertirlo en un palito metálico, y con él comenzó a pincharme (obviamente si perforar la piel, faltaría más) los brazos y a preguntarme, muy seria y concentrada: “¿Notas algo?”. No pude evitar sonreír y decirle: “Hombre!! Me estas pinchando con un clip!!!”. Su gesto concentrado cambió a molesto y se sentó en su silla, me dijo q me vistiera y me recetó, adivinen qué: IBUPROFENO…

    Creo que a partir de aquí sobran las palabras…

  3. Pelé dijo:

    Una de las tres razones por las que dejé de fumar fue para darle al médico en las narices. No se candaba de prometerme que cuando dejara el tabaco todo iban a ser maravillosos: no me cansaría al subir las escaleras, dormiría mejor, etc. Bueno, pues cuando asistí a su consulta a darle al buena nueva de mi deserción del Ducados, me contratacó con la necesidad de hacer un régimen contra el colesterol, otro contra el ácido úrico (si cruzas los dos sólo puedes comer pollo, algo de pavo y alguna que otra verdura) y beber tres litros de agua al día. Conclusión: mi médico entiende su trabajo como una búsqueda permanente de síntomas para soltar un diagnóstico y hacerte la vida un poco más infeliz. Desde aquel día le he dicho a mi galeno que siempre le voy a decir la verdad, excepto cuando le miento….

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Pelé:
      Yo no sé si los médicos lo hacen por nosotros, que lo dudo porque si lo hicieran no te despacharíanen cinco segundos. Van con un esquema y lo repiten, como los de la telefonía móvil, sueltan un carrete y que entre el siguiente. ¿verdad?. Gracias por tu comentario.

  4. PMM dijo:

    Y yo que tengo hoy cita para una revisión, ya estoy empezando a dudar.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola PMM:
      Yo que tu no dudaría, verás la llegada del hombre a Marte y te explicarás como es que aún te duele el lumbago, si ese es el problema. Gracias por tu comentario

  5. Kiko Novoa dijo:

    -Doctor, qué tengo?
    -Nada, no se preocupe, es un simple virus
    -Y eso qué es?
    -Pues eso es cinco años de universidad y cuatro de especialidad.
    (Pues eso, doctor Guisande, que tampoco podemos ni debemos saber de todo ;DD)

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Kiko Novoa:
      Pues sí, hombre, no te falta razón, que los médicos no pueden saber de todo y, claro, tampoco vas a ir a él y que te diga «no sé»; pero no me negarás que se abusa un poco del pobrecillo virus. Gracias por tu comentario

  6. Anxo dijo:

    Yo creo que el virus reaparece constamente porque se siente despreciado, lo consideramos poca cosa, “pataca minuta”. ¿Qué es eso de “simple” virus? Es un señor virus. ¡Y muy macho!

    He estado intentando buscar una historia clínica con jugo pero no recuerdo, la verdad. Yo es que intento escapar de los médicos todo lo que puedo. Con sólo mirar una jeringuilla casi me desmayo. Por eso sobre virus sólo puedo hablar de los informáticos. Como esa imagen, bastante extendida por internet en la que aparece un paisano con cara de bruto y que dice:

    “Hola. Soy el primer virus gallego. Como los Gallegos no tenemos experiencia en programación, este virus trabaja basado en un sistema de HONOR. Por favor: Borre todos los archivos de su disco duro manualmente y envíe este mensaje a todos los miembros de su lista de correo. Gracias por su cooperación. Manolo.”

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Anxo:
      Entramos en una duda exitencial sobre el virus, si es simple o no. De los informáticos no tengo ni idea porque aquí, en el periódico, cuando ocurre algo tenemos a no sé cuanto tíos dispuesto a degollarlo. Grcias por tu comentario.

  7. Ana dijo:

    soy bastante torpe, y una vez me caí por las escaleras quedándome paralizada en el suelo sin ser capaz de mover ni un solo dedo. Mis compañeros me tuvieron que llevar en brazos al hospital y cuando llegué, la médico me pinchó en el culo y me sentó de maravilla. A partir de ese momento me recetó IBUPROFENO.
    Cuando me saqué varias muelas del juicio el médico para el dolor me recetó IBUPROFENO.
    cuando me duele la cabeza y no puedo dormir mi madre me da IBUPROFENO.
    Cuando tuve un VIRUS de esos “sinnombre” en el estómago el médico me recetó IBUPROFENO.
    Cuando tenía placas en la garganta el médico me recetó IBUPROFENO aunque no fuera capaz de tragar, con lo que me lo recetó líquido.
    Y asi podría seguir durante muchos párrafos más.
    Todas esas cajitas que me voy comprando y que quedan a medias..dónde las puedo guarddar?? y qué componente maravilloso tiene el IBUPROFENO que todo lo cura???

    P.D: me duele la cabeza, alguien tiene algo para el dolor? 😉

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Ana:
      Pues leo en Internet que el Ibuprofeno se patentó en 1961. Mira que no se han tomado pastillas hasta ahora…. Ya sabes, cuando te den Ibuprofeno miras al médico y le dices: «Qué, ¿de practicas no?». Gracias por tu comentario Y como estás justo enfrente de mi ordenador ¿tomámos un cofi?

  8. emma dijo:

    “Ibuprofeno, no faltaría más, que es como un nomemareesmás)”
    :))))))9
    yo no cuento nada, pero ésto lo imprimo y va a estar en exposición.
    Verano. Los virus. Mnos mal que existen los “ángeles de la guardia” ; antes no creía, ahora sí.
    gracias por las risas.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Emma:
      Cuanto tiempo sin tener noticias tuyas, me alegro verte por aquí. ¿Lo vas a poner en tu habitación? Así cuando venga un amiga con rollos le dices, ¿y por qué no te tomas un ibuprofeno?. Un beso y gracias por tu comentario.

  9. Salgarita dijo:

    El problema viene cuando contestas como yo….. “es que soy alérgica al ibuprofeno” je,je,je entonces se les pone una cara de…. “esta tía lo que viene es a jorobar” y tienen que sacar el Vademecum (ese libro rojo gordíiisimo donde vienen los medicamentos que existen) y pensar un poco.

    Aunque en el fondo es una pena no poder tomar ese “genérico” (me encanta la definición esa de genérico “que vale para todo”!) porque debe ser la caña de España!!

    Besiños y algo de paciencia con los médicos, porque, seamos sinceros, la mayor parte de las veces, lo que tenemos es….”un simple virus”. (o un dolor de espalda de estos trabajos sedentarios que hacemos, que no tiene otra cura que …IBUPROFENO!)

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Salgarita:
      Prefiero no decir que soy alérgico al Ibuprofeno, que más vale malo conocido que peor por conocer. Sí Salgarita, a este paso se acabn las listas de espera porque ya te tomas tu en casa el Ibuprofeno y se acabó. Gracias por tu comentario.

  10. Amparo dijo:

    Para que lo sepáis: el “simple virus” es lo que te sucede justo después de que dejes de crecer y el médico de cabecera te diga (para todo: dolor de huesos, náuseas, alergias, etc) que “eso es del crecimiento”. O no?

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Amparo:
      Disiento de tí querida Amparo, el simple viruos no es cuando dejas de crecer, sin cuando el médico deja de actualizarse, me parece amí. Un beso y Gracias por tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s