En la aldea, rozando la integración total

(Cosas que pasan al cambiar de un día para otro de la ciudad al campo sin tener ni idea)
Esto de adoptar las costumbres de vivir en el campo, en una aldea, pero en una aldea auténtica que huele a vaca y no a Lancôme París, va ocurriendo poco a poco y casi no te enteras. ¿Y cómo sucede? Pues empiezas por lo normal, por el campo, por la tierra, por plantar todo tipo de cosas con un esfuerzo titánico; bueno titánico para mí, que no puedo ni con la maquinilla de afeitar, para luego adentrarte en las tradiciones seculares que han mantenido vivos a miles de seres por estas latitudes en épocas duras, muy duras, como esa de haz viento, supongo.

Por ejemplo, en vez de hablar, gritas, que para qué te vas a acercar a alguien si te oye igual y hasta es bueno para las cuerdas vocales y las consonantes, que estaban como anquilosadas; en vez de zapatos llevas botas, que al principio te pesan como raíles, pero luego…. va, como si fueran zapatillas, y lo de la corbata olvídate porque si te ven con ella te dicen si vas o vuelves de un entierro. No cabe otra posibilidad: ¿Una corbata?… un fiambre. ¿Dos corbatas?, una estupidez, nadie las lleva.

Pues con el frío que hace estos días estoy rozando la total integración en el rural, tanto, tanto, que no me extrañaría que un día de estos durmiera con abrigo y bufanda. Sí, como te lo digo, como esto siga así con el viento polar, gélido, siberiano, de los bemoles, o como quieran llamarlo, me veo entrando en cama hasta con botas y dándome latigazos a diestro y siniestro en la chepa que me río yo de esos que medio se inmolan, que si es por calor… vamos, me cambio ya de Guisande a Mohamed Dahalkerguisande que flipa todo el Oriente Medio ese.

Y que no me digan nada del burka, que otro invierno como este y me pongo uno de termolactil y paseo con él de noviembre hasta marzo por la aldea más feliz… y nada de eso de que venga la Guardia Civil a identificarme porque… «pero vamos a ver neniño, quién va a ser sino yo ¿o es que conoces a alguien más que vaya con un burka por la Galicia rural?», mira que estáis verdes, pero verdes, verdes.

Y es que, además, con esto del frío ocurren cosas curiosas que yo nunca me pude imaginar y no porque te afecte al cerebro, que creo que no, aunque ya veremos si a mediados de febrero no nos recogen a todos en parihuelas para hacer un estudio en una universidad californiana tras el anuncio de Herald Beach de «Llegan los Yetis gallegos».

Pues eso, llegas a casa, por ejemplo, y no sabes bien si tu familia entra o sale porque abres la puerta y te encuentras a Noe con un jersey calado hasta las orejas, a Christopher con el chaquetón, a Alejandra con guantes y a Victoria, pues a lo mejor con un pasamontañas, y si preguntas «¿acabáis de llegar?», quizás sea aprensión mía pero como me da que me miran como diciendo: «¿Llegar, imbécil, llegar de dónde, de Manzaneda, de Candanchú, que llevamos aquí todo el día sin movernos?». Y tú, pues miras a la familia y dices: «Na, que ya veréis que papá va a hacer un fuego….», como si fueras un experto en supervivencia en altitud y… joé con el fuego.

Entonces te armas de papeles, de varias cajas de cerillas, de otras tantas de pastillas de parafina, que son blancas y que parecen de coco pero no lo son, y te pones manos a la obra. Y, claro, como tú a lo que más acostumbrado estabas era a darle en la ciudad al interruptor de la caldera del gas, pues…. cerillas y más cerillas, papeles y más papeles, madera y más madera y pastillas y más pastillas que cuando ya has echado dieciséis hasta ya empiezas a pensar ¿por qué no serán de coco y por cada diez que echo me como una?.

Y después de unos veinte minutos preguntándote por qué dicen que pasan tanto frío si todo está encendido, piensas en cómo harán los pirómanos, que para estos casos de temporal, la verdad, también podían darles unos días de permiso en plan acogida familiar y… y en esas estás, cavilando que por qué no presentas la aldea a los próximos campeonatos del mundo de invierno como sede olímpica, cuando como de la nada (bueno de la nada no, de un curre que alucinas), aparece el primer fueguecillo y dices como si fueras un cirujano: «bisturí, fuelle». Y allá vas dale que te dale aire, con ímpetu, con pasión, con tenacidad. Y al final, cuando ves como las llamas crecen, crecen y crecen…. entonces, entonces no lo dices, pero lo piensas: «Dios, con lo que estoy sudando y ahora este calor».

VAMOS A GRABAR UN CORTOMETRAJE

El 6 y 7 de febrero, bajo la dirección de Alfredo Pardo Hermida, y con un guión del irresponsable de este mi-tu-nuestro-blog, vamos a grabar un cortometraje en Chantada, aunque todo dependerá de las condiciones meteorológicas. El corto, ambientado en los años veinte, trata de un pillo que roba de una forma tan peculiar que hasta el propio espectador se asombra (eso creemos) al comprobar como lo hace.

About these ads
Esta entrada fue publicada en articulo, General, Otras cosas de la vida, vecinos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

48 respuestas a En la aldea, rozando la integración total

  1. mary carmen calviño dijo:

    Pero Manuel;Te veo muy complicado con el vivir en la aldea.creo no es tan dificil tienes que ponerle mucha poesía,pensar en los verdes campos,las florecillas silvestres,etc,etc,todo muy bucólico¡vamos poético a más no poder!.de verdad,os admiro,yo escapé de ella hace 50 años y no volví por allí.
    Claro que ya no son como antaño pero…la verdad,esos rincones solo me gustan para pintarlos,¡nada más!.
    Tu no desistas,arnate de paciencia y si insistes ya verás como te gusta,ya sabes el refrán”El que resiste gana”.ya verás como en verano,nos cuentas tus andanzas con mejor humor.¡ánimo,ya verás!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Mary Carmen. Que va, que aquí estoy feliz, quizás exagero un poco, pero estamos supercontentos y dudo que vuelva a la ciudad. Como tu dices, solo son unos meses malos que con estufas y madera todo se soluciona. Nada, feliz. Un beso

  2. Pues en Finlandia no está tan malo. Sólo llevamos desde octubre en negativo y como nieva de a poco pues no se notan tanto los dos metros de nieve que hay en algunos parques. Además como los tractores del Excmo. Ayto. de Helsinki andan danzando todo el día por las calles para quitar la nieve, pues sí te pillan y te rompen dos costillas no te parece tan malo, te integras y punto. Pero, vamos Manuel, que en general, he pillado como te sientes sólo que aquí en vez de a vaca huele a reno que como el Lancôme es muy navideño.

    Mucha suerte con el corto!!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola David: Increíble pensar que lo que escribo en una aldea de 11 habitantes, en la Galicia interior, se lee en Finlandia. A-LU-CI-NAN-TE. Si no hay como integrarse, te rompen las costillas, te sientes uno más y con calor del dolor. Pues desconzo el olor a reno, peo supongo que es tan natural como el de aquí de vaca. Pues David, ya no contarás algo de Filnadia, que seguro que nos agradará mucho. Bienvenido al blog y un fuerte abrazo.

  3. Amigo Manuel, qué fermosa é a aldea. As súas costumes e tradicións. As señoras que saen en batiña florida e pucho de BIONA SAPROGAL. O paisano co paraugas de gardaspaldas colgado na espalda sobre ese abrigo marrón e forrado de pel de oso que lle trouxo o seu tío Vicente cando foi a emigración. O can de palleiro, con certo aire ceibesco, indo cara o camposanto a dar unha volta. A súa arte mortuoria ou necrófila en base ó culto a morte, millóns de esquelas pegadas nas árbores, postes e contenedores de lixo e os seus avances tecnolóxicos ó engadir agora a foto do defunto. Mágoa que aínda sexa en B/N. As bostas de vaca frescas e as fosilizadas nas estradas e camiños. As tendas sobre catro rodas, onde tras parecer que o vendedor ambulante quedou dormido sobre ó claxon, vende dende arroz ata condóns. Os seus motes “o fillo do malasombra”, “o asturiano”, “o cubano”, “o caxín”. As súas TASCAS e/ou TABERNAS situadas estratéxicamente ó estilo talibán, preto dalgún cruce ou paso obrigado para a aldea ou lugar, centro de ocio, tertulia e bebida. As adegas dos aldeáns, cuevas de Alí-Babá onde atesouran a preciada bebida dos deuses -románs e hoxe cristiáns-. A súa arquitectura “para saír do paso” que hoxe chaman “feismo arquitectónico” como ó aproveitamento da caixa dun antigo camión de LARSA, convertido nun hórreo xigante, NANCYS DE FAMOSA incrustadas no cemento para ornamentar un palleiro, URALITAS para faiadaos e PVCs para caixóns de sastre. Sí, hoxe critícanno, pero se o fixera ANDY WARHOL chamaríanno POP RURAL UNDERGROUND. O seu eterno tempo onde dous paisanos poden pasar sentados ó sol ou o frío horas sen mirarse e sen dicir palabra. Os distintos códigos de comunicación das campás: de morte, celebración, perigo. O permanente cheiro OH! DE TOXO, OH! DE BOSTA! ou semplemente OH! DE MERDA! As casas escola, os cine-clubles, os puticlubes, o alcalde, o cura,o enterrador, o sacristán, o frío, a leña e os seus fornos, a lareira, o touciño, a matanza, o viño novo…… como a aldea amigo Manuel, a pesares das inclemencias meteorolóxicas, non hai. Saúdos.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Alfredo: Eso, INCIDENCIAS nada más, que aquí estamos felices, tres meses o cuatro malos y el resto… alegría. Además,ahora los días empiezan a crecer mucho. Aquí en la aldea dicen que por cada día son dos miutos más de luz. Un abrazo.

  4. Hola manuel, tiene que ser durisimo vivir en una aldea asi y encima con tanto frio…Hay que ser muy valiente, otra cosa es que nacieras ahí o que te hayas criado en ella, pero por iniciativa propia cambiar de la ciudad a una aldeita???? No, yo no podria, como mucho iría a un pueblecito. Pero me gusta como describes la dura y cruda realidad que tienes allí,jajaja. Abrigate que no cogas frio…para poder seguir leyendo tus articulos! Un abrazo.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Auroriña: No, hombre, que soy un poco exagerado. Lo duro fue cuando nevó, que no lo recordaban aquí en muchísimo años; pero ahora, comparado aquellos días es verano (qué incocente soy). Pero si yo soy un fideillo… si hiciera mucho mucho frío estaba fiambre. Un beso

  5. Carmen Guisande dijo:

    Jajjaja, lo mejor de lo mejor son estos cuatro renglones…
    Aparece el primer fueguecillo y dices como si fueras un cirujano: «bisturí, fuelle». Y allá vas dale que te dale aire, con ímpetu, con pasión, con tenacidad. Y al final, cuando ves como las llamas crecen, crecen y crecen…. entonces, entonces no lo dices, pero lo piensas: «Dios, con lo que estoy sudando y ahora éste calor». Candil, Manuel!!!!
    Y aún podemos sumar otra comparativa más sobre la corbata. Con esa banda pareces un cencerro. Leches!!!
    Buen domingo Manuel… y no te desanimes hombre. Un abrazo

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Carmen: Ná, que soy u poco exageradillo, nada más. Aquí se está genial, de vez en cuando hace sol; el frío solo es por la noche; pero como duemes… y con un buen fuego. Cuando nevó sí que el asunto fue duro, pero es que ni los más viejos del lugar recordaban ta cosa, hoy, por ejemplo, estuvimos jugando a baloncesto… tirando unas canastas más bien. Dicen los que aben que lo peor ya pasó, pero que como hay tantos cambios en el clima… Un beso.

  6. Por non falar das alaranxasas e solitarias BOMBONAS de butano, pousadas o pé dos camiños, cual nave alieníxena entre bostas de vaca e o fondo verdesco da paisaxe.
    As BOINAS cual platillos votantes sesenteros sobre as testas dos paisanos, que xa non se sabe se forman parte propia da indumentaria ornamental e de abrigo, ou xa nacen con elas do encasquetadas que están.
    Os CONTOS -verídico- : “Antoniño gustaba máis de beber que de comer. En certa ocasión foi a festa de San Pedro. Era noite e chovía, cousas de meigas pero o Antoniño caeu á cuneta. O pasar un veciño que tamén ía ver as xamonas da orquestra oía “Hai carallo, perdín a visión, perdín a visión. O chegar ó veciño díxolle: -”Pero Antoniño, qué che pasou, non ves?? o cal responde o accidentado: -”¡Qué carallo que non vexo, perdín a Visión, a moto cona!!!. Era certo, Antoniño tiña unha HONDA VISIÓN, que así se chamaba.
    Eso non pasa onde viven os urbanitas. Saúdos. Parece imposible mellorar cada blog pero este para mín é o mellor ata a fecha. Parabéns.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Alfredo: Muy bueno lo de perdió la Visión. Ayer nos invitaron a una casa a la que nunca íbamos por eso de que quedas y nunca vas. Pues bien fuimos a tomar un café y nos contaron unas aventuras que las pondré en el blog porque no es que sean subrrealistas e algo más, insuperable, aquí cada paisano es un guionista. Por cierto, nacen con boina fijo. Pues me alegro que te siga gustando el blog. Un día habrá que preguntar cuál es el artículo que más os ha gustado, lo haré dentro de dos, que se cumple el artículo 100, y otra cosa que me tiene sin vivir es cómo la gente se enteró del blog. Un fuerte abrazo

  7. Mónica dijo:

    Yo creo que exageras un poco Guisande.Aquí la menda va a la aldea todos los fines de semana y apenas paso frío que ya se ocupa mi papi de echarle leñita a esa estufa calefactora(tipo chimenea francesa) que se compraron hace dos inviernos.Y te contaré que mis padres vivían en la ciudad hasta hace un par de años y a día de hoy, cuando los demás no salimos de la sala, mi padre(aquel hombre de ciudad), sale en manga corta a por la leña, se va a pasear en sueter con el perro, y dice que tenemos frío por no hacer nada…asique piensa que en un par de años te vemos de manga corta por el pueblo adelante. Y del corto, sólo recomendaros que vengais abrigados, y desearos suerte. Un beso desde Lugo..

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Mónica: Si yo estoy seguro que termino en manga corta también, pero manco. Es cierto, no niego que he exagerado algo, figamos que fuen una licencia literaria; pero lo que es cierto es lo de la parafina, que evho pastillas que no te cuento, pero claro, es que las estufas francesas son flipantes, y la que yo tengo es muy española y no es lo mimso y la lareira… que ni te cuento de la época que es; pero es cierto lo que dice tu padre, vas a por leña con la carretilla (que ya sé como funcina) y te vas a beber agua y estás calentito celentito. Pero algo ocurre raro con el clima, y lo dicen los vecinos de aquí, hay días templados y otros… un pelete… En fin, cuando vaya en mnga corta hablaré con tu padre para que me aconseje, para dentro de cuatro cinco Años Santo, calculo. Un beso

  8. Peric Polo dijo:

    Hola amigo feisbiano:Leyendo tu entrada comprendo lo felices que tienen que ser los urbanitas. Como se puede vivir con olor permanente a vaca y olor a mierda de vaca !Por Dios! que asco, que repugnancia. Los urbanitas toman leche porque se la sirven en carton. Porque en el carton aparece de todo, que si omega 3, que si calcio, que si todas las vitaminas del abecedario. Y la toman, sobre todo, porque saben a ciencia cierta que no es leche. Y, hablando de olores,los de la ciudad si que molan. Doce personas en un ascensor de ocho. Quien se tiro el cuesco? Vete tu a saber, todo callados como putas. Gominas, visones, maletines, joder, !como para preguntar!.Ahi, en el tete a tete es cuando aprecias realmente las fragancias, las Chanel,las Lancome,las Carolina y otras muchas que te encuentras en cualquier mercadillo. Y que me dices del frio, en la ciudad ni de coña, imposible. Cuatro de familia y dos mascotas en 35,73m. Lo que se ahorran en calefaccion lo invierten en ropa para la mascota, que eso si tiene glamour y prestancia. Debes reconocer commigo que lo de hacer ejercicio plantando el huerto y arreglando el cesped es una paletada.En la ciudad haces tropecientos Km, sabes al minuto la cantidad de grasa perdida, controlas las pulsaciones, todo eso y mucho mas, con otros veinte tios a tu lado y un “personal trainer” que de vez en cuando te hecha una bronca del copon. Ah! y todo eso sin moverte del sitio. Riete tu de la calidad de vida. Podria seguir hablandote de lo excitante que es cruzar un paso de cebra, de los metros, de los autobuses, de los atascos, de los semaforos, enfin de todo ese mundo maravilloso que forma parte de la ciudad y que los aldeanos, pobrecillos, se pierden.
    Saludos, muchos y buenos

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Peric: Siempre tus palabras tan apropiadas. Si no hay la menor duda, la ciudad es una auténtica delicia, qué me dices cuando hablas con alguien y no te responde… no porque sea un borde, no, sino porque es un pensador, un filósofo. Y encontrar sitio para aparcar… si cuando se encuentra hasta la gente sonríe, en cambio aquí, ferrados y ferrados para estacionar… no hay como la ciudad y la psiquiatría. Un abrazo

  9. Carmen Guisande dijo:

    Que pechada de reír contigo y los tertulianos que entran a trapo. Mira que le sacáis betún a la aldea…
    aun añoro yo la mía, (aldea gustosa) claro está: donde hay chorizos caseros, chicharrones de manteca y se hacen unas tortas de rechupete…
    Y el pan terciado con maíz y trigo, ¿Quién no lo conoce? rica mezcla de olores y sabores humeantes de horno… y de paso ya, las consabidas sopas de caballo cansado esperándote los días de frío muy cerca del fogón de leña. Porque la tía Justa tuvo a bien hacer unas tacitas para los suyos.
    Y los jolgorios vividos con esos calditos tintos y ásperos, bien calentitos y endulzados con azúcar…
    Las vacas!! Las vacas ya son otra cosa… aparte de ser las dueñas del pastizal. Pero fíjate que en mi aldea las ponían nombre: una se llamaba pinta, otra paloma, etc, etc, etc. Todas ellas renacidas al idioma castellano.
    Los gallos son arena de otro costal, porque esos si que tiene pico… y ya sueltos y bien dispuestos cantan sus quiquiriquís al alba.
    Las gallinas solo cacarean felices dentro del corral ó empolvándose por la era que de todo hay. Y todo eso por no mentar a los verdes campos… votándote los buenos días no más abrir la ventana y con la vista larga… el plano hallas. Todo un salpicar de blancas margaritas, abiertas y proyectadas bajo el sol.
    Ponencias todas…
    El perfume no será (Chanel nº 5) pero será un reverencial mentolado a eucaliptos frescos, pinos perennes, ciruelos estacionales, manzanos sidreros, los picajosos tojos o las siempre mimosas dulces… ¡¡¡ay señor!!! Claro que suena a lamento, queja, a morriña de la tierra, a naturaleza despierta con el contacto real.
    ¡Viva la hierba buena, la menta, el poleo, junto al granjero de turno!
    Un abrazo grande.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Carmen. Que bonito lo que cuentas, pues es así mi aldea y las vacas tienen nombre, pinta, negrita, marela… vamos son unas clásicas de los pastizales, ¿pero porqué las gallinas no tienen nombre? Yo creo que es porque para lo que van a durar…. pues mejor no bautizarlas ¿no crees?. Me encanta los que has escrito porque defines muy bien el ambiente de la aldea y solamente puede hacerlo quien lo ha vivido. Un beso

  10. Javier dijo:

    Debe ser que no has completado el periodo de adaptación reglamentario. ¿No te lo comentaron en la aldea? Consta de varias pruebas que determinarán si eres apto para la vida en el campo.
    Suerte con el corto y el tiempo.

    Un abrazo

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola gran Javier: Pues es verdad, tendría que hacer como los astronautas, haber estado en cuarentena y luego hacer saliditas y poco a poco… una muscultaura y una fortaleza… Pues ya os contaré cómo fue lo del corto, que si no llueve será el 6 y 7 de feberro. Os tendré informados. Un abrazo

  11. titaju dijo:

    Este finde estuve en Pontevedra en casa de mis suegros. Mi suegra le tiene alergia a la calefacción, y mi suegro no se veía entre batas, jerseys, bufandas y calcetines.
    No se me ocurrió lo del burkha, ahora le mando un mail…
    Por cierto, lo que pasa con el café es que no lo soporto. Me da arcadas.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola titaju: Difícil que tu fueras periodistas porque aquí se bebe café a litros y así estamos, de los nervios. ¿tu suegra alérgica a la calefacción y tu al café? No es por faltar pero habéis ido a Lourdes, porque es un médico no lo cura ni de broma. El burkha es la solución. El próximo año me pongo uno color de color verde para hacer juego con el campo y con una pequeña batería incorporada como una manta eléctrica y más feliz que un pepe. Un beso

  12. aal dijo:

    Sugiero que te compres un par de vacas y las pongas debajo de las suites. Ahora venden unas por internet que no dan olor y que no atraen a las moscas porque no les gustan las vacas inodoras. Te las envían contra reembolso con unos gastos de 4 euros. Una cacola.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola aal: Pues nada, habrá que comprar un par de vacas, pero el olor…. no, el olor es una maravilla. Lo de las moscas es un rollo, pero eso es en verano, que están siempre zing zing zing y no te dejan dormir la siesta, a no ser que cierres todas la ventanas y dejes la casa a oscuras, que entonces ellas también se paran. Un fuerte abrazo

  13. Emma Velo dijo:

    Hola Guisande.
    No te quejes tanto de la aldea que también tiene cosas muy buenas. Aunque comprendo que el frío no es plato de buen gusto para nadie. ¡Un saludo! (En modo grito, para que me oigas en la aldea ;)

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Emma: Me alegro de que ya estés trabajando y sé que lo vas a hacer muy bien. Frío frío no es que haga mucho, pero es lo que lo que deseamo es que venga ya el buen tiempo, que cuando es primavera la aldea es una pasada. Lo del frío… depende un poco de los días. Un beso profesional y espero que te sirva de algo lo que pude enseñarte.

  14. Gonzalo dijo:

    jajajaja esto sí que es un manual decómo hacer fuego para que no te calienten a mamporrazos la familia!! No sabes cómo me identifico contigo!!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Gonzalo: Creo que es la primera vez que entras en el blog, si mi memoria no me falla, que siempre me falla… bienvenido y espero verte más por aquí en mi-tu nuestro-blog. Pues sí que puede servir de manual, pero mejor de preparación para el siguiente invierno, que me voy a perfeccionar. Explícame eso de la identificación ¿en en general? o es que a tí también tegustaría que las pastillas de parafina fueran de coco?. Un fuerte abrazo

  15. PMM dijo:

    Ay, Guisande, entre el manual de cómo hacer un “bo lume” y lo del burka me has dejado sin palabras. Tienes que notar en tu agenda esta fecha para el año que viene, comprobar a ver si ya eres de los que dicen “Bah, si no hace tanto frío!” porque eso sí sería integración total.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola PMM: No necesito anotar la fecha, quedará graba en me mente, pero no a sangre y fuego, ya quisiera yo. Y lo de hacer un “bo lume”, más bien lo que estoy haciendo en un “volumen” de cómo sobrevivir en el campo si tner ni repajolera idea, pero el próximo año… ¡¡¡ Ay el próximo año !!!, me voy a pasar las vacaciones preparando la casa para cualquier tempestad y no me extrañaría que vinieran a hacer pruebas de los países nórdicos. Un beso

  16. puri dijo:

    Pero Manuel, en que fregados te metes. Bueno yo como siempre llego tarde pero te voy a dar un par de pequeños consejitos:
    1º Sábanas térmicas para las camas y
    2º Cuando no logres encender la chimenea por métodos naturales (yo tardé el viernes casi 4 horas hasta que se me encendió la luz) garrafita de gasoil, unas gotitas sobre el papel y la madera y desde lejos tiras una cerilla encendida y “eco” calor instantáneo.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Puri: No, si en cama no pasamos frío, que entonces, me voy a Lapona a hacer un curso acelerado. Probar he probado con todo, con alcohol, con gasolina, con aceite… no le echo vinagre no sé bien porqué ya que hago unas ensaladas de materiales en la lareira que ni te cuento. Las pastillitas esas es lo que mejor funciona, no tengo la menos duda, pero las de cadena cien son malísimas. Un beso y gracias por tus consejos

  17. Virtu dijo:

    Pero hombre! tú cuando te fuiste para esa zona polar no te vino con manual de instrucciones??? Vete tú a saber si tienes en el huerto enterrado algún interruptor para cambiar el clima….y tú pasando frío.

    Aunque a ver, que el frío también está bien, que conserva eh!

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Virtu: Estoy llegando a la conclusión que quien necesita un manual de instrucciones soy yo, pero sobre mí mismo, que no sé muy bien cómo funciono. El interuptor ya lo busqué, pero me handicho que no lo hay, que lo pondrá para el 3040. Un beso

  18. leopoldo dijo:

    Como bien sabes amigo Manuel en Castilla combatiamos el frio con “glorias” y “trébedes” que han pasado a la historia cuando llegó el progreso en forma de estufas “catalíticas” y entonces fué cuando mi tia Rufina hizo obra en casa y desmontó la trébede ladrillo a ladrillo…por cierto,estos artefactos ahora se denominarían de arquitectura sostenible y deberían recuperarse ahora que volvemos a ser el pais pobre que siempre fuimos…Pues eso Guisande,¡¡construye una trébede en la aldea!!.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Leopoldo: Pues si contruyo una trébede el problemas es que toda la gente querría saber como funciona, vendrían de otras aldeas, de otros pueblos de otras ciudaddes y la puerta siempre estaría abierta y pasaría frío. Y ya no te cuento si pongo una gloria (tubos por debajo del suelo de casa en las que se echa paga y luego se enciende para dar calor, que ya lo hacían los Romanos, y pongo esto para quien no emntienda, que tu como arquitecto te losabes todo). Pues igual vienen de otros países y entonces… es que muero. Como que volvemos al país pobre que siempre fuimo… pero cuando hemos salido…. Un fuerte abrazo.

  19. alibaba dijo:

    Hola. Sobre aldeas y frio vi un documental sobre como sobrevivieron los primeros desgraciados que se asentaron en Siberia(no se sabe porque se quedaron alli). Sin arboles ni nada se hicieron las casas o chozas con restos de los mamuts que cazaban, la pinta era alucinante, de otro planeta. Esto en plena era glacial y sobrevivieron. Algunos.
    Pero aqui ya no hay mamuts, lo que si hay son politicos rollizos que podrian servir de aislamiento, llegado el caso.

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola alibaba: No te creas mucho los documentales, que hay gente que ya no sabe qué hacer. ¿que por qué se quedaron en Siberia? supongo que paralizados de frío. Que sobrevivieron… vega ya, no me creo nada; bueno alguno sí porque se iría comiendo a los demás hasta que lo rescataron o repuso fuerzas. La verdad es que no sé, es una idea. Un beso

  20. Alberto dijo:

    Hola Guisande: aprovechando la nevada que nos está cayendo en Philadelphia (van 45 cm y se esperan unos 15 más), estoy por fin en casa tranquilo por un día. Así, aprovecho para contarte la historia de cuando Rocío, su hermano y yo fuimos al pueblo del padre de ellos: Seroiro, en el concejo de Ibias en Asturias. Resulta que se nos ocurrió que sería una gran idea hacer una paella en la zona de la piscina de la capital del concejo, San Antolín. Había allí unos círculos de piedra al efecto, así que nos pusimos a recoger ramas secas en los alrededores para encender el fuego. Y por mucho que nos esforzábamos, nada, no había manera: aquéllo no quería encenderse. Las ramas más pequeñas se quemaban muy rápido y no daba tiempo a que se encendiesen las más grandes. Al final conseguimos ramas de tamaño mediano y más o menos teníamos algo que se podía llamar una hoguera. El asunto nos costó más de media hora, total para que el dichoso fuego apenas diera calor suficiente, así que acabamos comiendo arroz medio crudo… Aquélla tarde, al volver al pueblo, nos encontramos a uno de los vecinos, que nos dijo que habían prohibido hacer fuego por la sequía que había en aquéllos momentos. El hombre no comentó nada de nuestras “habilidades”, pero estoy seguro de que fuimos el hazmerreír de la comarca aquéllos días.

    En fin, que tú no te preocupes porque te cueste encender el fuego dentro de las paredes de tu casa, que por lo menos tus vecinos no están desternillados de la risa.

    Un abrazo,
    Alberto

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Alberto: Si, te entiendo, ya de hacer el tonto por lo menos que no te vean; pero claro el problema ya no es que no te vean…. si ya lo saben…. Me imagino que cuando por la chimenea de casa sale humo mis vecinos dirán “Pobrecillo hoy ha tardado 4 horas”. Vamos, que no me extrañaría que estuvieran fuera haciedo apuestas. ¿a a que tarda 3 horas, a que 2, no, a que 6?. Si no hay mal que por bien no venga. Un abarazo

  21. kiko dijo:

    Hola guisande; vivo cerca de ti y la aldea es espectacular. solo el que vive en ella la admira y sabe disfrutarla. en ella tenemos practicamente las mismas comodidades que en la ciudad y el tiempo parece que pasa mucho mas despacio ya que no tenemos ese extres que existe en la ciudad,tenemos mas concepto de convivencia entre nuestros semejantes y si vemos que hace falta hechar una mano estasmos siempre dispuestos. un cordial saludo. PD: soy el de la moto

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Kiko: Qué alegría verte por aquí. De verdad, una gran alegría. Es cierto, aquí todos nos echamos una mano dentro de los que podemos, es otro mundo y maravilloso. Yo soy super feliz, pero como no te lo puedes imaginar. Cuando paso por delante de tu casa veo a tu padre que dice que está en el “paseo marítimo” y me hace mucha gracuas. No descubras donde vivimos. Un fuerte muy fuerte abrazo. ya sabes, los vecinos… para lo que pueda. Un fuerte abrazo

  22. kiko dijo:

    Hola de nuevo guisande:el otro dia estuve hablando con el vecino tuyo, el del tractor y me dijo que estuvo cortandote unos arboles para la lareira, asique no tienes pretesto para pasar frio. Te escribo esta nota desde Zaragoza, es el segundo dia que estoy fuera y ya hecho de menos todo lo que nos rodea en ese mundo tan maravilloso. Un saludo cordial de kiko

    • Manuel Guisande dijo:

      Hola Kiko: Querido vecino una alegrçia saber que estas bien en Zaragoza. Ya sabes que esto es un espacio abierto, el blog, que puede decir lo que quieras y que hay gente muy agradable, pues frçio no paso no, que tengo madera. Tienes razon este siio es maravilloso. Vuelve pronto y nos vemos en el Pedreira. Un fuerte abrazo y un dçia dçejame conducir el camiçon, que es una ilusiçon, llevar tremendo coche. Un fuerte abrazo, cuando legues llama. Pd. No sçe que pasa que no puedo poner acentos, VUELVE PRONTO QUE LA SIGUIENTE LA PAGO YO.

  23. TERE( dijo:

    que simpático,… bueno como te estás integrando es normal que no sepas algunos trucos lugareños para el frío y el bajo ánimo,pero es muy común enfundarse entre pecho y espalda unos “groliños” mañaneros y demás ,de caña de orujo, de hiervas , guinda o anisete, que siempre fueron la gasolina en estos duros lares,si puede ser en ayunas, y ya verás que pronto fojeteas,normalmente de elaboración casera,tienes que hacerte con las recetas,…non hay frío que entre, bicos,

  24. luis dijo:

    Cuando el grajo vuela bajo
    y se posa en los balcones,
    hace un frio del carajo
    que se hielan los cojones

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s